header image
 

Cuando se crean paisajes mínimos

JORGE YEREGUI. PAISAJES MÍNIMOS

GALERÍA MAGDA BELLOTTI
Del 1 de junio al 23 de julio 2011

PHOTOESPAÑA 2011

Jorge Yeregui (Santander, 1975) estudió arquitectura, y aunque nunca la ha ejercido, está vinculado a ese mundo de manera tangencial. A Jorge Yeregui siempre le ha interesado más el paisaje, en todas sus acepciones posibles. Su aproximación a la ciudad se basa en la consideración de ésta como un espacio de reflexión y no como un lugar de producción. Su trabajo como fotógrafo busca los reflejos de la sociedad en cada momento en la ciudad, a través del diseño, condicionantes económicos, culturales, estéticos, sociales, medioambientales…

 

En este conjunto, la intuición que siempre precede a sus trabajos se basa en considerar cómo la Naturaleza, en la sociedad contemporánea, tiene un valor simbólico que no tenía antes. La preocupación por el cambio climático, por la sostenibilidad, se extiende a todos los ámbitos de la vida diaria. Y muchos de los ejercicios de la arquitectura vanguardista han incorporando este plus. En un momento se podía pensar que era una cuestión funcional, pero si se analizan los casos, se comprueba que estas iniciativas ecológicas no aportan nada al conjunto, que son cuestiones estéticas.

 

Esos jardines insertos en edificios no solo no suponen un beneficio al inmueble en cuestión, sino que se convierten en una carga. Forman parte de un tramposo juego en el que no basta con ser sostenible: además hay que parecerlo. Muchos de estos proyectos, por tanto, basculan entre la conciencia medioambiental sincera y el green washing. En ese abanico, hay situaciones que Jorgue Yeregui documenta sin posicionarse.

La propuesta Paisajes mínimos conforma una exploración conceptual sobre el valor simbólico que adquiere la naturaleza en la ciudad contemporánea.

Los avances científicos en biotecnología y genética aplicados en los diversos campos de la Ciencia de la Vida han permitido comprender, controlar e incluso recrear el funcionamiento de la naturaleza. Tanto la Biología como la Agricultura han centrado parte de sus esfuerzos en desarrollar entornos controlados que generen las condiciones climáticas óptimas para el desarrollo de cada especie, elaborando una tecnología altamente sofisticada que posibilita la construcción de complejos ecosistemas artificiales, mantenidos y controlados por ordenadores.

La progresiva concienciación medioambiental y la atracción que despierta “lo exótico” en el habitante urbano han potenciado la construcción integrada de estos pequeños ecosistemas estancos (paisajes mínimos) en la ciudad del siglo XXI. Operaciones muy elaboradas que se integran en la cotidianeidad de sus habitantes.

Nuevos espacios naturales cuya presencia urbana admite múltiples y contradictorias interpretaciones que oscilan entre el compromiso medioambiental y el “greenwashing”.

 

~ by lostonsite on 14 julio, 2011.

Arte, Exposiciones

One Response to “Cuando se crean paisajes mínimos”

  1. Mi felicitacioón un buen post. Hasta luego.

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: