header image
 

Cuando la tierra tiembla

HAITÍ. 34 SEGUNDOS DESPUÉS.

CAIXA FORUM
Del 13 de julio al 2 de octubre 2011

PHOTOESPAÑA 2011

El 12 de enero de 2010, la tierra tembló violentamente durante 34 segundos en Haití, uno de los países más pobres del mundo. El terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter, que puso fin a la vida de 220.000 personas y dejó a 2.500.000 haitianos sin hogar, dio paso a una de las emergencias humanitarias más complejas de los últimos años. El colapso de las instituciones locales y la devastación provocada por el seísmo movilizaron rápidamente la ayuda internacional y la solidaridad de la ciudadanía, que se volcó en un país que todavía hoy continúa en estado de emergencia humanitaria.

La situación de Haití queda reflejada a través de las fotografías de Emilio Morenatti y Marta Ramoneda, dando a conocer el esfuerzo, la solidaridad y el espíritu de superación de la población haitiana. Además, se muestra el papel de los diferentes actores implicados en la emergencia humanitaria y la reconstrucción, y propone una reflexión sobre la importancia de la solidaridad internacional.

Dos jóvenes se lavan con jabón y agua de una alcantarilla en el centro de Port-au-Prince, fuertemente afectado por el terremoto. 22 de septiembre de 2010.

La isla La Española,que comparten Haití y la República Dominicana, es sismológicamente activa y ha experimentado terremotos significativos y devastadores en el pasado.

Un sismo la estremeció en 1751 cuando estaba bajo control francés y otro sismo en 1770 de 7,5 grados en la escala de Richter devastó Puerto Príncipe por completo. De acuerdo con el historiador francés Moreau de Saint-Méry (1750-1819), “mientras que ningún edificio sufrió daños en Puerto Príncipe durante el terremoto del 18 de octubre de 1751, la ciudad entera colapsó durante el terremoto del 3 de junio de 1770”.

Un grupo de jóvenes con amputaciones de extremidades inferiores –algunos de ellos a causa del terremoto del 12 de enero de 2010- juegan a futbol durante una sesión de entrenamiento en un club de Port-au-Prince. 22 de septiembre de 2010.

La ciudad de Cabo Haitiano, así como otras del norte de Haití y la República Dominicana, fueron destruidas por el terremoto del 7 de mayo de 1842. En 1946, un terremoto de magnitud 8.0 se registró en la República Dominicana, afectando también a Haití. Este sismo produjo un tsunami que mató a 1.790 personas.

Un estudio de prevención de terremotos realizado en 1992 por C. DeMets y M. Wiggins-Grandison estableció como conclusión la posibilidad que la falla de Enriquillo pudiera estar al final de su ciclo sísmico y pronosticó un escenario, en el peor de los casos, de un terremoto de magnitud 7,2, similar en magnitud al terremoto de Jamaica de 1692. Un artículo publicado en el diario Le Matin de Puerto Príncipe en septiembre de 2008 mostraba los comentarios citados por el geólogo Charles Patrick de que había un alto riesgo de mayor actividad sísmica en Puerto Príncipe.

Una niña escribe en la pizarra de una escuela improvisada por un habitante local en medio de un campo de refugiado de Port-au-Prince. 23 de septiembre de 2010.

El terremoto del 12 de enero de 2010, tuvo como epicentro a 15 km al sudoeste de Puerto Príncipe y a una profundidad de 10 km, a las 16: 53 UTC-5.19 Tuvo una magnitud de 7,3 en la escala de Richter y se sintió con una intensidad de grado IX en la escala sismológica de Mercalli en Puerto Príncipe. También se registró en Cuba, Jamaica, y en el país limítrofe República Dominicana. Se registraron diversas réplicas en las horas posteriores, de diversa magnitud.

El terremoto se produjo en las cercanías del límite norte de la placa tectónica del Caribe, que se desplaza continua y lentamente hacia el este 20 mm por año en relación a la placa norteamericana y atraviesa justamente por el medio de la isla La Española. El sistema de falla de desgarre o transversal formada en la región parecido a la falla de San Andrés en California, Estados Unidos, tiene dos ramas en Haití, la falla septentrional, en el norte, y la falla de Enriquillo en el sur. Los datos sísmicos sugieren que el terremoto fue sobre la falla de Enriquillo, que estuvo bajo presión durante 240 años, acumulando mucha energía potencial, la cual desató finalmente un gran terremoto liberando una energía equivalente a la explosión de 200.000 kilos de trinitrotolueno (dinamita). Sin embargo, estudios científicos de la Universidad de Purdue recientemente publicados sugieren que ésta falla no fue la que lo provocó, si no una nueva falla sísmica aún no identificada y de la que se desconoce su peligrosidad ante su descubrimiento.

Vista general de un campo de refugiados de Port-au-Prince, Haití, donde viven personas afectadas por el terremoto del 12 de enero de 2010. 28 de septiembre de 2010.

De acuerdo con un miembro del servicio geológico de Estados Unidos, en base a la magnitud y ubicación del terremoto, alrededor de tres millones de personas se han visto afectadas, aunque datos exactos tardarán en llegar debido al alcance de los daños.

El Centro de Prevención de Tsunamis del Pacífico lanzó una alarma de tsunami después de ocurrido el terremoto para Haití, Cuba y República Dominicana, que fue cancelada poco después. No obstante, el gobierno de Cuba dio la orden de evacuar a todas las poblaciones costeras, especialmente del municipio oriental de Baracoa.

Hombres haitianos descargan un pequeño barco que ha llegado al puerto de Port-au-Prince procedente de zonas rurales de Haití, mientras otras descargan mientras otros descargan mercancías. 28 de septiembre de 2010.

El terremoto ha sido calificado como el mayor sismo registrado en Haití en doscientos años. Una de las consecuencias del terremoto fue el colapso de todas las líneas telefónicas, siendo fundamental el uso de Internet, mediante redes sociales como Twitter y Facebook, portales de vídeo como YouTube, e-mails y transmisiones vía web de radios y televisión. Las redes sociales en especial han sido ampliamente usadas para la obtención y difusión de información e imágenes del suceso.

Un niño mira hacia el campo de refugiados donde vive conjuntamente con otras personas afectadas por el terremoto del 12 de enero de 2010 en Port-au-Prince, Haití. 29 de septiembre de 2010.

Haití es el país más pobre de América, caracterizado por tener cerca del 80% de su población por debajo de la línea de pobreza (el 54% viven en la pobreza extrema), una economía de subsistencia, es decir, viven prácticamente para alimentarse; las remesas recibidas de migrantes representan el 40% de su PIB beneficiando a poco más de 900 mil familias. Este país ocupa el puesto 149 de 182 países según el Índice de Desarrollo Humano, lo que genera preocupación sobre todo en la capacidad de hospitales y servicios básicos de salud y primeros auxilios para poder afrontar una catástrofe sísmica de esta envergadura.

Dos niños juegan con burbujas de jabón en el campo de refugiados donde viven conjuntamente con otras personas afectadas por el terremoto del 12 de enero de 2010 en Port-au-Prince, Haití. 29 de septiembre de 2010.

Debido al gran número de heridos por el terremoto, muchas personas tuvieron que ser trasladadas a la República Dominicana, donde decenas de personas gravemente heridas llegaban en caravanas al hospital de Jimaní, en el oeste de República Dominicana, una pequeña ciudad fronteriza con Haití. Mientras que autobuses desde Puerto Príncipe, llegaban al Hospital General Melenciano, con niños mutilados y decenas de hombres, mujeres y ancianos con extremidades o cráneos fracturados, ubicado a 280 km al occidente de Santo Domingo.

Varios hombres intentan extraer trozos de hierro de los cimientos de un edificio derruido de Port-au-Prince, con el objetivo de venderlo posteriormente. 1 de octubre de 2010. 

Emilio Morenatti es un fotógrafo nacido en Zaragoza y criado en Jerez de la Frontera (España). Siempre ha mantenido un decidido compromiso con la información sobre desastres, guerras y situaciones de conflicto. Esto le llevó a ser secuestrado en 2006 en la ciudad de Gaza. El 12 de agosto de 2009 sufrió un atentado mientras viajaba con fuerzas militares estadounidenses por Kandahar (Afganistán). A consecuencia de la explosión se le amputó un pie.

En mayo de 2009 recibió el premio FotoPres 2009 otorgado por la por La Obra Social La Caixa.4 Su trabajo muestra 15 mujeres con el rostro desfigurado por ataques con ácido en Pakistán. Además de una mención de honor en los World Press Photo de 2007.  Ha sido seleccionado como el fotoperiodista del año de 2010 por la Asociación Nacional de Fotógrafos de Prensa.

Marta Ramoneda nació en 1977 en Sabadell. Se licenció en derecho y antropología social y cultural, si bien ha acabado especializándose en el mundo de la fotografía. De carácter humanitario, ha llevado a cabo labores de sensibilización mediante proyectos fotográficos en diversas ONG en Nigeria y Oriente Medio. Actuamente Marta Ramoneda está representada por la agencia neoyorkina Polaris Images. Entre las publicaciones en las que ha colaborado podemos destacar Newsweek, Stern, Paris Match y View Magazine.

Marta Ramoneda está casada desde 2008 con el fotógrafo Emilio Morenatti.

~ by lostonsite on 14 julio, 2011.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: