header image
 

Cuando las cigüeñas regresaron al no-lugar

GLEN RUBSAMEN.
WITH THE SIMPLICITY AND BRUTALITY CHARACTERISTIC OF REAL LIFE

GALERIA BENVENISTE
Del 2 de junio al 31 de julio 2011

PHOTOESPAÑA 2011

Glen Rubsamen (Los Angeles, 1957) es un artista americano que estudió en la UCLA, donde recibió su MFA. Vive y trabaja en Düsseldorf, Alemania. En los últimos años su obra ha sido expuesta en el Kunstverein de Munich, el Musee d’Art Moderne et Contemporain, Estrasburgo, y en la Bienal de Taipei.

Geln Rubsamen crea grandes dípticos que describen momentos cambiantes del paisaje; el principio del día o el final. Las pinturas muestran una batalla entre elementos orgánicos y elementos construidos por el hombre, pero el conflicto parece ser que está contextualizado por fuerzas artificiales.

El pintor realiza un pulquérrimo tratamiento de la representación, reduciendo los elementos expresivos a simples siluetas recortadas en horizontes de absoluta limpieza colorista y dejando abiertas las compuertas de la emoción, la duda y la realidad mediática. El paisaje de Rubsamen es escueto, mínimo, fragmentario, ilocalizable, pero poseído por una inquietante perspectiva donde tienen cabida los más insospechados asuntos. Sus palmeras silueteadas en negro sobre un espléndido campo de color no son sino metáforas de una realidad que permite todos sus infinitos encuadres.

Su apariencia más exterior es de fotografías, grandes postales de paisajes a contraluz con un punto casi kitsch que pronto se revelan como pinturas. Superado el primer engaño, se percibe una serie con leves variaciones: elementos naturales tales como grandes plantas (palmeras, coníferas, enormes arbustos y cactus) propias del paisaje costero de California se reúnen con elementos no naturales que se cruzan en el camino vertical; apéndices de la tele-sociedad de consumo tales como antenas, farolas, semáforos o cámaras de vigilancia. Mirando más de cerca se ve la simplicidad de una pintura basada en el color que, con la excusa del contraluz, rellena unas figuras recortadas, siempre ensombrecidas y planas, sobre atardeceres que son una sencilla gradación cromática. El efecto verista funciona pero, tras desprenderse de él, las tan figurativas estampas se tornan abstractas. Sobre todo al caer en la cuenta de que tales vistas son imposibles, de que estamos ante paisajes mentales en los que, como si se tratara de una edición construida por ordenador, elementos que nunca estuvieron juntos se presentan unidos por la coartada del ocaso y sus penumbras. Cuando uno vuelve a mirar, la obra ha vuelto a cambiar y aparece la idea. Todas estas representaciones, sólo posibles en una pintura que emplea el carril de la abstracción, expresan una posibilidad de representación del concepto de no-lugar como paisaje. Un trampantojo en espiral que va despertando la mirada desde el cliché a la reflexión sobre las nuevas mutaciones de lo idílico, sobre ese paraíso violado cuya comprensión y representación permite entender al hombre que lo ha creado y lo habita.

La obra de Glen Rubsamen está presente en numerosas instituciones y colecciones públicas tales como, FRAC – Champagne-Ardenne, Reims; British Airways Collection; Colección Stuveysant, Netherlands; National Museum of Taiwan; RAC Champagne Reims, France; General Mills Collection; Equitable Corp. Collection

La exposición With the simplicity and brutality characteristic of real life consta de una instalación que se compone de una serie de fotograbados de gran formato acompañados de un vídeo y de una pintura.

El eje de la exposición gira en torno al photo gravure. Esta técnica constituyó, originariamente, una de las bases principales de la fotografía.

La producción tanto pictórica como gráfica de este artista representa un nuevo paisaje en el que más allá de la imagen aparente existe un interés por recolectar situaciones de la Naturaleza, cotidianas o no, cargadas de gran dramatismo. Es un paisaje escueto en el que lo orgánico aparece a través de imágenes artificiales y donde la belleza no está perdida, sino que se ha convertido en un algo ambivalente. La ausencia de la figura humana, la tendencia monócroma de las obras y la falta de referencias espaciotemporales crean una atmósfera cargada que el artista denomina post- naturaleza, entendida como un lugar donde los elementos no tienen memoria, solo aguantan como testigos de un día.

 

Las photo gravures, vídeos y pinturas que conforman esta exposición representan un pequeño campo de girasoles próximo a la carretera que une Sevilla y Córdoba, cerca de la ciudad de Carmona. En medio de este campo, desde hace medio siglo, un alto pino albergaba varios nidos de cigüeñas hasta que, en el invierno de 2007, un rayo partió el árbol en dos. Al agricultor del campo de girasoles se le partió el corazón ya que las cigüeñas se habían convertido para él en un símbolo físico de buena suerte y prosperidad. El agricultor, con la ayuda de Sevillana (la compañía eléctrica andaluza) construyó unas torres artificiales con nidos, científicamente diseñadas y situadas a los lados del pino destruido, con la esperanza de que las cigüeñas regresasen. Por su parte, Sevillana tenía miedo de que a su regreso anidaran en los postes de comunicación cercanos, causando apagones. Finalmente, una familia de cigüeñas regresó al año siguiente pero ignoró los nidos construidos por el hombre y construyó uno nuevo en el muñón del viejo pino. Un acto de terquedad y desdeño supremos.

Este campo de girasoles es un no-lugar. Es un espacio formado en relación a  varios extremos como la agricultura, la migración, el transporte y las telecomunicaciones. Es uno de esos lugares que parece que sólo exista en las palabras que lo evocan. Una utopía banal. Es un lugar que habitamos cuando conducimos a su través, el paisaje mantiene su distancia, y las torres de las cigüeñas parecen evitar todas las referencias funcionales. Es un lugar que revela de manera cristalina la diferencia entre Naturaleza y Post-Naturaleza. Es uno de esos lugares que proporciona el punto de vista ideal para que las obras de arte representen la supermodernidad porque combina los efectos del movimiento y la distancia (la migración de los pájaros y el pasar del tráfico de la autopista) con el del heterocosmos; la substitución de hecho con sueños irrealizados.

~ by lostonsite on 12 julio, 2011.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: