header image
 

Cuando se crea una barra de luz

MUSEO ABC

ARANGUREN + GALLEGOS

Proyecto: Museo ABC, Madrid
Dirección: Calle Amaniel, 29
Tipología: Museo
Autor: Maria José Aranguren, José González Gallegos
Año del proyecto / Construcción: 2010
Bibliografía:
Coordenadas:  40°25’39.62″N, 3°42’34.89″W
Localización

“La Arquitectura es una mezcla de NOSTALGIA y ANTICIPACIÓN, una coexistencia entre la historia y la vanguardia.” Jean Baudrillard

El Centro ABC de Dibujo e Ilustración, surge con una voluntad de ser un referente artístico a nivel internacional y también un símbolo de la oferta cultural de Madrid.

Su instalación en el edificio de la antigua fábrica de la calle Amaniel, (edificio de 1900 que albergó la primera fábrica de Cerveza Mahou en la capital) ha de responder a una adecuada intervención en un edificio histórico, pero sin renunciar a expresar un carácter de centro contemporáneo con una oferta cultural y artística diversa vinculada con instituciones de gran carácter vanguardista.

Situado en la calle Amaniel 29-31, junto al Convento de las Comendadoras, el Museo ABC está llamado a revitalizar una zona que cuenta con originales espacios de ocio, y con renombrados centros culturales como el Conde Duque.

La fábrica de Cervezas Mahou fue construida en 1894 por Francisco Andrés Octavio, en la calle Amaniel, frente al Convento de las Comendadoras de Santiago, con fachadas a la calle Montserrat y del Limón. Este complejo industrial llegó a ser muy importante, siendo ampliado en numerosas ocasiones. Desde muy pronto, apenas cinco años después de su nacimiento, comenzaron las obras de reforma que a lo largo de más de un siglo han ido transformando la construcción original.

La primera ampliación fue llevada a cabo por José López Salaberry entre 1899 y 1900. El propio Andrés Octavio realizó la segunda, siendo reformado el edificio entre los años 1901-1907. Entre 1916 y 1930 Lorenzo Gallego Llausas se encargó de la tercera rehabilitación.

José López Salaberry fue un arquitecto muy unido a la ciudad, puesto que participó en los planos de la Gran Vía, creó el Casino de Madrid, decidió el lugar que hoy ocupa la Cibeles… Y, casualidades de la vida, fue él quien diseñó la fachada del edificio de ABC y Blanco y Negro en la calle Serrano.

La construcción que se conserva, de ladrillo visto con adornos de inspiración neomudéjar, consta de cuatro plantas más tres sótanos. En la calle Amaniel existía un cuerpo bajo o galería con grandes ventanales y cornisa.

Con el traslado de la fábrica al Paseo Imperial, en el año 1962 llegó una época de abandono, incluso derribos, construyéndose varias viviendas en terrenos de la antigua fábrica.

En la década de los 90, el edificio fue nuevamente reformado por Salvador Pérez Arroyo para alojar el Archivo Regional madrileño, centro creado en 1993. La galería fue utilizada como taller de restauración y los sótanos fueron depósitos de documentos. El resto del edificio se dedicó a oficinas y otros servicios.

En la calle del Limón se construyeron viviendas, conservándose parte de la fachada de ladrillo.

En 2003 el Archivo fue trasladado a la nueva sede en la calle Ramírez de Prado, curiosamente otra antigua fábrica de cerveza, El Aguila. La antigua Fábrica de Cervezas El Aguila es otro ejemplo de arquitectura industrial de comienzos del siglo XX rehabilitada y ampliada, realizada esta vez por los arquitectos Luis Moreno García-Mansilla y Emilio Tuñón Álvarez. En esta fábrica se aloja, además del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, la Biblioteca Regional.

Finalmente, la antigua fábrica de Mahou fue reformada por los arquitectos Mª José Aranguren y José González Gallegos para albergar el Nuevo Museo ABC de Dibujo e Ilustración.

La edificación existente tiene un posible doble acceso desde dos calles que las conectan con un patio interior.

Uno de los accesos a la antigua fábrica, el de la calle Amaniel, se producía bajo un cuerpo edificado longitudinal de una planta de altura que cierra el patio interior hacia la calle. Desde este frente se planteó la puerta principal de acceso al nuevo Centro ABC. Para ello, se reestructuró el mencionado cuerpo longitudinal como una gran “viga” de vidrio traslúcido que opera como dintel de un hueco de paso hacia el patio interior. En su interior se aloja la cafetería, y bajo ella, a través de un suelo de vidrio sobre el que se accede al patio, toma luz la planta sótano del nuevo centro.

 

Para crear un espacio o “atrio” de la nueva institución, que le permita expresar su carácter contemporáneo y moderno, se proyectó el uso del patio interior como ese espacio, antesala de acceso al edificio y que es el vestíbulo previo al ingreso al interior del mismo.

El mecanismo arquitectónico utilizado para obtener este objetivo se basa en la creación de un “vacío tensionado”, un “diedro espacial” formado por el plano horizontal del suelo del patio y el plano vertical de la fachada interior de la antigua fábrica.

 

Los dos planos se construyeron con un mismo material de acero pavonado en tono gris mateado y oradados los dos por similares huecos triangulares, suministradores de luz al interior de los espacios que sirven. Con ello se genera un “espacio ingrávido” a caballo entre lo real, lo imaginario y lo simbólico. Como un “gran imán” atrapa y transporta al visitante, con un determinado poder de seducción hacia el interior de la nueva institución, provocando a la vez curiosidad, ansiedad y placer al visitarla.

La construcción de un espacio con un marcado carácter escenográfico no significa renunciar a saber dosificar qué sensaciones se quieren provocar para marcar la identidad del nuevo centro.

Alcanzar la sencillez y abstracción es un proceso tremendamente complejo. Mies van der Rohe.

Cuanto más sencilla parece una cosa por fuera, más oculta cosas infinitamente complejas en su interior.

Al exterior se ha creado una “barra de luz” sobre la cubierta de la antigua fábrica. Su construcción pretende resolver los espacios de acogida de maquinaria de instalaciones, alojar un espacio de trabajo y lectura luminoso sobre la ciudad, e identificar desde el centro Conde Duque a la Fundación ABC como una “nueva linterna” en la ciudad.

En la planta sótano se aloja la gran sala de exposición, tomando luz natural a través de un sistema de lucernarios oradados en el patio interior. También en esta planta se ubica el archivo y depósito de la colección ABC, así como los almacenes y dependencias auxiliares.

 

En planta baja se crea el área de acceso e información, tienda y espacio polifuncional de salón actos, exposiciones y otros eventos, con posible apertura y ampliación hacia el nuevo patio central a través de un gran frente de puertas acristaladas.

En planta primera se sitúa la cafetería con posible conexión y apertura independiente con la calle, conectada con la tienda que también tiene acceso independiente, además del que la conecta con el área de acceso e información.

En planta segunda se alojan los talleres para jóvenes y artistas de reconocido prestigio, junto con la sala didáctica de talleres.

 

En planta tercera tienen acogida el área de catalogación y tratamiento documental, así como la biblioteca con su área de investigación y documentación con ordenadores, conectadas a través de escalera independiente con la planta superior de administración y dirección.

Por último en planta cuarta se aloja la sala de maquinaria de instalaciones, y a su lado y sobre ella las zonas de administración y dirección, que disfrutan de la envolvente de vidrio que los proyecta sobre la ciudad.

~ by lostonsite on 29 junio, 2011.

Arquitectura, Edificios

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: