header image
 

Cuando el deseo nace del derrumbe

ROBERTO JACOBY

EL DESEO NACE DEL DERRUMBE

MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA
Del 25 de febrero al 26 de junio 2011

La obra de Roberto Jacoby (Buenos Aires, 1944) se caracteriza por un constante tránsito por las áreas limítrofes de la producción artística. Desde sus primeros años como artista, Jacoby estuvo vinculado al famoso Instituto Di Tella, donde estudió. En el año 1966, junto a Eduardo Costa y Raúl Escari, formó el grupo Arte de los Medios. El colectivo experimentó y estudió la materialidad social de los medios de comunicación masiva, especialmente su capacidad para construir el acontecimiento. El denominado Anti-happening, obra fundacional del grupo, ponía en circulación en los medios gráficos el relato de un happening que no se realizó nunca. El Happening para un jabalí difunto (1966), uno de las primeras obras del grupo, consistió en el anuncio en la prensa local sobre un ‘happening’ que en verdad nunca se había realizado. Los artistas presentaron la existencia de la obra en términos de información,  y por tanto revelando los distintas formas en la que los medios de comunicación lo hicieron realidad.

 

Como miembro fundamental de la vanguardia argentina, en 1968 propició, junto con otros artistas, que el arte se trasladara hacia territorios aún más inciertos del conflicto social y político de su Argentina natal con obras como Tucumán Arde, en la que se propuso generar contrainformación y evidenciar la falsedad de la propaganda dictatorial.

Poco más tarde Jacoby abandonaba el arte en pos de la acción política directa, participando en la anti-revista Sobre e investigando la insurrección popular urbana, en 1969, conocida como el Cordobazo. En ese clima convulso realizó su emblemático antiafiche, que apelando a la hoy clásica imagen del Che Guevara fotografiado por Korda, criticó por anticipado la banalización mediática del luchador revolucionario.

Entre otros desempeños, ha sido letrista del conocido grupo rock/glam Virus, uno de los más importantes de los últimos años de la dictadura militar y los primeros de la democracia en Argentina, e impulsó numerosas fiestas y reuniones en espacios underground. Jacoby, ha estado vinculado a la sociología y a la teoría política y ha ejercido la crítica teatral y el periodismo para la prensa clandestina. Tal versatilidad ha complicado la exhibición sistemática de su obra.

Como figura artística de referencia, Roberto Jacoby fue uno de los protagonistas del inicio del conceptualismo en Latinoamérica y uno de los artistas más prolíficos, versátiles e inquietos de su generación. Entre sus múltiples facetas como artista y agitador destacan su postura de iniciador del arte de los medios como integrante de la vanguardia argentina de los sesenta; la investigación in situ de revueltas sociales en la Argentina de los setenta; la crítica teatral; el periodismo en publicaciones clandestinas; ensayos y observaciones culturales o los nuevos comportamientos sociales; la teoría política sobre la violencia, el miedo o la estrategia; el impulso a la construcción de redes de artistas y microsociedades experimentales, o los ensayos sobre arte contemporáneo.

La múltiple y esquiva producción de Jacoby desborda los más diversos territorios, tanto en su faceta de artista como en sus investigaciones y trabajos como sociólogo, ensayista, periodista, escritor o agitador social y cultural. La experimentación con medios de comunicación, los ensayos con nuevas tecnologías, las comunidades experimentales y las redes sociales, ubican su acción en los bordes institucionales. El carácter inmaterial, discontinuo, efímero y fuertemente contextual pone en cuestión su misma cualidad de “obra”. La casi totalidad de sus proyectos se sostiene en autorías colaborativas donde también el lugar del autor se ve desestabilizado.

. Vivir aquí (1965)

Durante la Semana del Happening de 1965, Roberto Jacoby junto con otros tres artistas (Marina Caro, Mariela Scafati y Daniel Joglar) realizaron una acción que consistía en el traslado a una galería de Buenos Aires de los elementos de su vivienda-taller. Objetos cotidianos como la cama, el televisor, esculturas en proceso o el mate fueron trasladados a la galería para desarrollar sus actividades cotidianas dentro de la institución artística, exponiendo públicamente el momento privado de creación de obra. De este modo, lo privado y lo público, el proceso de producción y el producto resultante no pueden diferenciarse entre sí.

Esta acción se podría definir como su “primer experimento relacional”. En el Museo Reina Sofía el montaje consistió en el traslado de varios de los elementos de su actual vivienda en Buenos Aires (mobiliario, obras de amigos), pero sobre todo la dinámica de trabajo y la relación desde la que él produce con otros. El concepto de este espacio es “tecnologías de la amistad”, ya que surge de la colaboración entre artistas, que ha sido clave en todos los proyectos de Jacoby. Para producir el espacio en el Reina Sofía, varios artistas y amigos de Jacoby colaboraron como Marina de Caro, Mariela Scafati, Daniel Joglar, Kiwi Sanz, Syd Krochmalny, Nacho Marciano, entre otros.

. 1968 el culo te abrocho (2008)

Esta obra consiste en 28 impresiones digitales de documentos que testimonian la radicalización política y artística de la vanguardia argentina en ese año. Sobre estos registros de este momento clave se inscriben -como capas geológicas- distintos modos de politicidad.

 

Los coloridos textos serigrafiados que flotan sobre los materiales de archivo convocan temporalidades azarosas en la vida del artista: desde sus canciones y poemas hasta citas de Karl Marx o los Evangelios Apócrifos. Sobre un año mitificado y banalizado, Jacoby aplica una estrategia irreverente y escenográfica para introducir nuevos estratos de sentido y experiencia. Se demuestran diversos modelos de politización que van de la interpretación a la insubordinación corporal.

 

. Darkroom (2005)

Serie de registros de vídeo de la performance homónima desarrollada para un solo espectador en completa oscuridad, únicamente visible gracias a una cámara de visión nocturna. Esta obra, que el artista definió como un “ejercicio de alienación”, explora una improbable y fantasmal forma de vida en el límite de la invisibilidad.

. La castidad (2006-2007)

Se trata de un documental de ficción que ofrece una visión sobre el pacto platónico de convivencia que mantuvo Jacoby durante un año con el joven sociólogo y artista Syd Krochmalny.

. Gabinete de curiosidades

A través de una vastísima documentación se expone la ineficacia e insuficiencia de exhibir las pocas ruinas que se conservan del arte de acción que el artista ha realizado desde hace casi cincuenta años. Gabinete de curiosidades lleva a un límite extremo la actual tendencia institucional y mercantil de fetichizar como obra los restos documentales del conceptualismo.

. Archivo en uso

Este proyecto ha sido configurado como espacio de trabajo donde a través de ordenadores se puede acceder a gran cantidad de material documental sobre Jacoby como escritos, fotos, vídeos, canciones, etcétera.

La obra de Jacoby, en conjunto, plantea un entorno complejo en el que las normas aceptadas se disuelven generando espacios en los que el vínculo con lo social es inevitable. Esa constante fluctuación entre lo propio y lo colectivo ha desembocado en la generación de redes tanto dentro como fuera del sistema del arte. Evidencia de ello son los diferentes proyectos que ha realizado desde los ’90 hasta hoy, en los que la colaboración y producción de red es fundamental, como Chacra (1999), Proyecto Venus (2000-2006) o la fundamental revista argentina de arte contemporáneo ramona (2000-2010). La polémica en torno a su participación en la Bienal de Sao Paulo de 2010, una oficina de propaganda electoral no oficial organizada por varios artistas argentinos que apoyaba a uno de los candidatos en la elecciones brasileñas, atestigua la vitalidad y actualidad de su trabajo.

 

~ by lostonsite on 16 junio, 2011.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: