header image
 

Cuando la plaza fue el centro de los motines

BRISTOL – QUEEN’S SQUARE

La plaza Queen’s Square de Bristol fue construida para los ricos mercaderes, pero las personas corrientes la utilizaron  para uso recreativo y también para protestar. La plaza ocupa 2,4 hectáreas en el centro de Bristol, siendo planeada en 1699 y finalizada su construcción en 1727. Se nombró en honor a la Reina Ana de Gran Bretaña.

Desde la Edad Media hasta finales del siglo XVII, la tierra donde se levanta actualmente Queen Square era un pantano llamado Marsh Wall. Éste marcaba el límite sur de la ciudad de Bristol, existiendo una puerta, el Marsh Gate, que permitía el acceso a la zona.

En 1622 se creó una pista para jugar a los bolos en la esquina suroeste del pantano, con una pequeña edificación en un lado para el uso de los jugadores.

Hacia 1670, James Millerd dibujó el primer plano de la ciudad de Bristol. Este plano sería revisado y publicado en cuatro ocasiones más por Millerd, en 1684, 1696, 1710 y 1729. A través de los distintos mapas se puede observar la evolución que tuvo la plaza Queen’s Square.

En el mapa de 1670, el primero en publicarse, Millerd ilustra el pantano de la ciudad, nombrado en el mapa como The Marsh, en el que se incluye la pista para jugar a los bolos (el cuadrado dentro de la zona pantanosa), y la puerta Marsh Gate que permitía el acceso a la zona.

Durante esa época, el Marsh Gate empezó a ser modificado. La muralla que separaba la ciudad del pantano, el Marsh Wall, fue demolido y nuevas casas empezaron a construirse a lo largo de la calle King Street. Los muelles que se situaban a lo largo de Narrow Quay fueron colonizados por nuevas casas, creando nuevas calles.

En 1699, el Ayuntamiento de Bristol decidió crear una nueva plaza en el pantano. Desperdicios domésticos e industriales de la ciudad fueron acumulados para elevar el suelo dos metros sobre el terreno pantanoso. Parcelas de tierra fueron arrendados a ricos mercaderes de Bristol, muchos de los cuales estaban involucrados en el comercio de esclavos. Cada uno se construyó su propia casa, muchas de las cuales estaban conectadas a  almacenes que se disponían en el muelle. El Ayuntamiento especificó que las casas tenían que ser de ladrillo y piedra, con patios y muros de ladrillos en la parte frontal, y que no estaba permitido el alquiler a comercio.

En el plano de 1710 de Millerd, todos estos cambios ya aparecen. En él, están dibujadas la disposición de las casas a lo largo de los caminos de árboles que rodeaban el pantano. Un poste de madera y un valla, junto con una doble fila de árboles encerraba la plaza.

La primera casa se comenzó a construir en febrero de 1700 a cargo de Dr. Reade, terminándose completamente en 1732, cuando una red de caminos de grava se trazaron en el verde espacio central. En el centro se situó la estatua ecuestre de Guillermo III del escultor belga John Michael Rysbrack (1694-1770), realizada en 1733 y erigida en 1736 para expresar la lealtad civil.

A mediados del siglo XVIII, el cartógrafo John Rocque realizó planos de la ciudad de Bristol en los que aparece el diseño de la plaza con los caminos de grava en forma de cruz rodeados por árboles. En el cruce de los dos caminos fue donde se dispuso la escultura ecuestre del rey.

 

En el lado noroeste de la plaza se construyó la Mansion House, que se convirtió en la casa del alcalde de Bristol. El único edificio comercial, el llamado Custome House, se construyó en 1709 en el lado norte de la Plaza. Hacia principios del siglo XIX, la mayoría de los árboles fueron eliminados debido a la excesiva sombra que proyectaban, y el diseño de caminos fue modificado con la introducción de caminos diagonales que atravesaban la plaza. En el mapa de 1817 de J. Plumley quedan reflejados todos estos cambios, junto con el dibujo de la Mansion House, y la Custom House, que aparecen señalados en el lado norte (parte derecha del mapa) de un color más oscuro.

En 1831, la plaza  fue el centro de los Motines de Bristol. Los Motines de Bristol tuvieron lugar tras la derrota de la segunda Reform Act, en la que se eliminaron los llamados rotten boroughs («burgos podridos»), es decir, ciudades despobladas que continuaban teniendo su representación de origen medieval. Con ello se pretendía una distribución geográfica más racional de los escaños de la Cámara de los Comunes.

Los burgos eran poblaciones a las que se habían otorgado un Decreto Real por el cual obtenía derecho a elegir dos miembros de la Cámara de los Comunes. Las circunscripciones y sus fronteras no solían cambiar, ni siquiera cuando las poblaciones crecían o desaparecían. Así pues, burgos que con el tiempo habían sido abandonados conservaban su poder de elegir dos miembros. Muchos burgos podridos estaban controlados por nobles que utilizaban la posibilidad de mandar al Parlamento a quien desearan para beneficiar a sus familiares o amigos y con ellos complementar la influencia que ya tenían por el puesto al que tenían derecho por nacimiento en la Cámara de los Lores. La Reform Act proponía la eliminación de estos burgos podridos a favor de ciudades que habían crecido en las últimas décadas, como Bristol. Bristol había estado representado en la Casa de los Comunes desde 1295, sin embargo, hacia 1830 sólo 6000 personas de las 104000 que la habitaban tenían derecho a voto.

El magistrado local Sir Charles Wetherell, un fuerte oponente a la Reform Act, visitó Bristol para abrir las nuevas Cortes de Justicia el 29 de Octubre de 1831. Amenazó encarcelar a aquellos que creasen disturbios, lo que provocó que una turba enfurecida le sitiaran en la Mansion House de la Queen Square. El magistrado pudo escapar disfrazado pero el alcalde y los oficiales permanecieron asediados en la Mansion House.

Los alborotadores ascendían a 500 ó 600 personas que continuaron durante tres días manteniendo las revueltas, durante las cuales, el palacio de Robert Gray, Obispo de Bristol, la Mansion House y algunas casas privadas, fueron saqueadas y destrozadas, junto con la demolición de la Prisión Old City Gaol. Las obras en el Puente Colgado de Clifton fueron detenidas. El ingeniero Isambard Kingdom Brunel que había diseñado el proyecto y acababa de llegar a Bristol, tuvo que ser investido por un civil habilitado como como policía de emergenica debido a la situación.

 

El Coronel Thomas Brereton guió un ejército para detener la turba en Queen Square, que posteriormente fue expedientado con un consejo de guerra por lenidad, puesto que se negó a abrir fuego abierto contra la muchedumbre. Sin embargo, antes de que el juicio finalizase, Thomas Brereton se suicidó. Unas 100 personas fueron juzgadas en enero de 1832, siendo cuatro hombres ahorcados pese a la petición de indulgencia por parte de 10.000 ciudadanos de Bristol, que fue llevada ante el rey Guillermo IV.

Finalmente en 1832 se aprobó la Reform Act que desposeyó de su condición parlamentaria un total de 57 burgos podridos, redistribuyendo su representación en los nuevos centros de población que se habían convertido en importantes ciudades en la Revolución Industrial, como Bristol, Manchester, Birminghan o Leeds.

Fueron necesarios varios años para reconstruir la Plaza. En 1833 Henry Rumley comenzó la reconstrucción del lado norte y el lado oeste, y en 1836 Sidney Smirke diseñó la nueva Custom House. A pesar de la reconstrucción, tras los motines la plaza entró en decadencia. Los caminos y el vallado se mantuvieron en mal estado, siendo remplazados por raíles de hierro a mediados del siglo XIX. Las casas se convirtieron en oficinas o fueron subdivididas en casas para alquilar, y a finales del siglo XIX, el carácter de la plaza había cambiado totalmente.

En 1937 se aprobó la construcción de una calle, Redcliffe Way, que cruzaba la plaza diagonalmente, de noroeste a sureste, con lo que se llevaron a cabo algunas demoliciones en ambas partes de la plaza.

Durante la Segunda Guerra Mundial, algunos edificios de la plaza fueron dañados o destrozados debido a los bombardeos sobre los muelles de Bristol. En la década de 1950, se creó una glorieta en Prince Street para mejorar la circulación de coches en la zona. En 1966, sin embargo, se buscaba la reducción del tráfico en la plaza, por lo que en años posteriores se consideró la posibilidad de eliminar la calle Redcliffe Way. En 1993, la calle se cerró permanentemente al tráfico y en 1999 el Ayuntamiento de Bristol comenzó la restauración de la plaza Queen’s Square para devolverla su antigua gloria.

~ by lostonsite on 21 diciembre, 2010.

Gran Bretaña, Viajes

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: