header image
 

Cuando se entrecruza arte y moda

JUERGEN TELLER: CALVES & THIGHS

SALA ALCALÁ 31
Del 10 de junio al 22 de agosto (prorrogada hasta 19 septiembre)

Juergen Teller (1964 Erlangen, Alemania), conocido como fotógrafo de moda de marcas como Marc Jacobs o Yves Saint Laurent, ha conseguido sobresalir por sus imágenes cotidianas alejadas del glamour. Juergen, que se considera “un narrador de historias, de cuentos de hadas”, ha conseguido retratar a Victoria Beckham, Kate Moss, Yves Saint Laurent, Björk, Lily Cole, David Hockney, Vivienne Westwood, su esposa e hijo, entre otros, en poses sensuales, eróticas o a menudo irreverentes.

Para el artista, su meta es “resultar creíble” con imágenes anodinas y de corte casero que parecen “informales” o que han sido tomadas por accidente aunque “todo está muy escenificado”. Teller trata de captar con naturalidad las escenas y las personas que posan para él -casi todas modelos de élite- porque su deseo es “estar cerca de la vida y no sacar fotografías muertas, sino contar historias”.

Algunas de sus series más conocidas son “Louis XV”, “Paradis”, “Go-Sees” y “Ed in Japan”, habiéndose publicado en numerosos libros y revistas, entre los que destaca la portada que le dedicó la influyente revista británica de arte contemporáneo “ArtReview”.

. Go sees (1999): La serie “Go sees” consta de 426 fotografías en total, publicadas en un libro. Teller trabajó durante más de un año en su estudio de Londres fotografiando a modelos, tal y como se presentaban cuando llamaban a la puerta. Las modelos eran llamadas al estudio de Teller para un encuentro informal con el fin de conseguir un contrato como modelo que le llevase a la fama, fortuna y a una vida de “glamour”. Lo que emerge de estas imágenes (las chicas aparecen retratadas llamando al timbre del estudio), es una serie que dirige el tema retratado lejos de los aspectos formales. Los retratos constituye un criticismo subestimado de las amaneramientos del mundo de la moda y sus ideales de belleza. La serie “Go sees” además ofrece un compendio de aspirantes a modelos, ligeramente desaliñadas y todas mostrando las mismas ganas por alcanzar la fama. Al final, las imágenes más interesantes son las de aquellas chicas que no tienen las cualidades necesarias para convertirse en modelos pero que, a pesar de todo, ponen todas sus ganas y sus energías para conseguirlo.

 

. Louis XV (2004): Contiene una serie de fotografías que retratan un cuento íntimo de lujuria y excesos con la actriz Charlotte Rampling. Ambientado en una habitación de hotel, Teller combina autorretratos desnudos en los que destila fanfarronería con retratos junto con la mujer en una narrativa cinematográfica. El trabajo de Teller es esencialmente autobiográfico, su arte siempre ha explorado su círculo de amigos y familia y su posición en la intersección entre la moda y el arte. Durante algunos años utilizó sus autorretratos como un medio para la expresión personal, en un papel tetral que explora su relación con su propia historia. Al mismo tiempo, Teller hace su aparición  en sus propias fotografías como si se tropezase con un invitado inesperado e inoportuno. Existe algo de grotesco o jactancioso, o quizás ambos. Hay algo obsceno en ello, también, en la manera que inunda algunas de sus imágenes trastocándolas, acaparando las lentes, llenando cada fotograma.

 

. Ed in Japan (2006): La serie de fotografías “Ed in Japan” retratan su estancia en Japón, centrando la mirada del artista en su propio contexto, investigando fotográficamente su propia familia, amigos, etc. Con “Ed in Japan”, Juergen desarrolló un retrato sensible sobre su jóven familia en Japón, en el que destacan las fotografías a su hijo Ed.

. Paradis (2009): Realizado en una sola tarde en el museo del Louvre de Paris, esta serie de fotografías de gran formato retrata a dos mujeres desnudas frente obras maestras del museo. Esta serie consigue captar la intimidad entre el fotógrafo y el sujeto retratado. La falta de vanidad de las mujeres se revela en las imágenes, realizadas desde una incómoda proximidad, doblando sus cuerpos ante estatuas clásicas o posando de pie ante el cuadro más famoso del Louvre, la Mona Lisa de Leonardo. Teller elimina el artificio entre fotógrafo y sujeto, dejando sólamente la pureza de cada imagen, que a diferencia de las esculturas de la colección del museo, sus fotografías no presentan un estándar de belleza, pero se asemejan más a un tributo a las mujeres y la forma humana.

 

 

~ by lostonsite on 15 septiembre, 2010.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: