header image
 

Cuando el hormigón se transforma en poesía

EXPOSICIÓN NIEMEYER

FUNDACIÓN TELEFÓNICA
Del 17 Septiembre al 22 de noviembre de 2009
(Prorrogada hasta el 10 de Enero 2010)

OSCAR NIEMEYER (1907 – )

VIDA:

Oscar Niemeyer nació en la ciudad de Río de Janeiro en 1907, en el barrio de Laranjeiras, en una calle que después recibiría el nombre de su abuelo, Ribeiro de Almeida. Pasó su juventud como el típico carioca bohemio de la época, sin preocupaciones por su futuro. Concluyó la educación secundaria a los 21 años. Ese mismo año, se casó con Annita Baldo, hija de inmigrantes italianos de Padua. El matrimonio le dio sentido de responsabilidad, decidió trabajar e ingresar a la universidad.

Comenzó a trabajar en el taller de tipografía de su padre y entró en la Escuela de Bellas Artes (Brasil), de donde se graduó como ingeniero arquitecto en 1934. A pesar de las dificultades financieras por las que estaba atravesando, decidió trabajar gratis en el estudio de los arquitectos Lúcio Costa y Carlos Leão. Niemeyer se sentía insatisfecho con la arquitectura existente en la ciudad y decidió que podía encontrar una carrera en ese campo.

En 1945, ya como un arquitecto de cierta reputación, se unió al Partido Comunista de Brasil. Niemeyer era sólo un niño en la época de la Revolución Rusa de 1917, y por motivo de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un joven idealista. Fue un comunista muy entusiasta, actitud que le costaría caro más tarde en su vida. Fidel Castro una vez dijo: «Niemeyer y yo somos los últimos comunistas de este planeta». Niemeyer visitó la URSS, conoció varios líderes socialistas y se convirtió en amigo personal de algunos de ellos.

En 1956 el urbanista Lúcio Costa gana el concurso de proyectos para escoger la nueva ciudad capital en el centro del país, que sería Brasilia, y por iniciativa del presidente Kubitschek, Oscar Niemeyer es convidado a trabajar en el proyecto de la nueva capital. Niemeyer queda a cargo de los proyectos de los edificios y Lúcio Costa del plan de la ciudad y toda la parte urbanística.

En pocos meses, Niemeyer diseña decenas de edificios residenciales, comerciales y administrativos. Entre ellos la residencia del Presidente (Palácio da Alvorada); el Congreso Nacional (la Cámara de los Diputados y el Senado Federal); la Catedral de Brasilia; el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería; la sede del Supremo Tribunal Federal; los edificios de los ministerios, y la sede del gobierno, el Palacio del Planalto. La catedral es considerada especialmente bella, con diversos simbolismos modernos.

En Europa inicia una nueva fase de su vida y obra. Abre una oficina en los Campos Elíseos, y consigue clientes en diversos países. En Argelia diseña la Universidad de Constantina y en 1970, la mezquita de Argel. En Francia crea la sede del Partido Comunista Francés, el Place du Colonel Fabien, y en Italia la sede de la Editora Mondadori. En Portugal realiza una obra en la ciudad de Funchal, el Pestana Casino Park. Otro diseño sobresaliente es la Mezquita Estatal de Penang en George Town, la capital del estado de Penang (Malasia), realizada en los años setenta.

Después del final de la dictadura en los años ochenta, Niemeyer vuelve a Brasil. Él mismo define esta época como el inicio de la última fase de su vida. En este período Niemeyer hizo el Memorial JK, en Brasilia (1980), el edificio-sede de la Red de Televisión Manchete (1983), los CIEPs (centros integrados de educación pública) y los sambódromos de las ciudades de Río de Janeiro (1984) y de São Paulo (1991), el Panteón de la Patria, en Brasília (1985) y el Memorial de América Latina (1987), en São Paulo. Este último tiene una bella escultura representando una mano herida como un Cristo, de cuya llaga sangra América Latina.

En 1989 se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Entre 1991 y 1996 realizó lo que muchos consideran su obra maestra, el Museo de Arte Contemporânea de Niterói (MAC). Es un museo en un lugar improbable, con una forma bella y original, una escultura que se proyecta sobre la piedra, dando una bella visión de la Bahía de Guanabara y de la ciudad de Río de Janeiro.

El 22 de noviembre de 2002 fue inaugurado el complejo que abriga el Museo Oscar Niemeyer, en la ciudad de Curitiba (Paraná), en la región sur de Brasil. Esta obra es un anexo al museo original diseñado por el mismo Niemeyer.

El 15 de diciembre de 2006, con casi 50 años de atraso, fue inaugurado el Museo Nacional Honestino Guimarães y la Biblioteca Nacional Leonel de Moura Brizola, que forman juntos, el mayor centro cultural de Brasil, denominado Complejo Cultural de la República, ubicado en la Explanada de los Ministerios en Brasilia. La inauguración fue programada para coincidir con el aniversario 99 de Oscar Niemeyer.

En el transcurso de ese año planificó un balneario para la ciudad de Potsdam, en Alemania, previsto para 2007, pero las obras fueron canceladas antes de su inicio debido a sus dimensiones faraónicas. Ya fue invitado a diseñar un estadio con motivo de la Copa Mundial de Fútbol de 2014 que será organizado por Brasil.

En abril de 2007 se inaugura el Teatro Popular Oscar Niemeyer de Niterói en Río de Janeiro, obra dedicada a Brasil simbolizado con los colores verde, amarillo, azul y blanco.

Ese mismo año desarrolla en España su más grande proyecto en Europa. Como agradecimiento a su condecoración por la Fundación Príncipe de Asturias, Oscar Niemeyer ha cedido a esta institución un proyecto para el Museo Internacional de los premios Príncipe, que se ubicará en Avilés, en el Principado de Asturias. Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer (o también Centro Niemeyer), complejo de estética provocadora, es un resumen de la mejor aquitectura del brasileño y ha sido descrito por éste como «una gran plaza abierta a todos los hombres y mujeres del mundo, un gran palco de teatro sobre la ría y la ciudad vieja».

En 2008, presentó el proyecto Puerto de la Música, que se realizará en Rosario (Argentina) en el parque Urquiza, cercano al Monumento a la Bandera.

El 10 de enero de 2009 y con 101 años de edad, Oscar Niemeyer, presentó un nuevo proyecto, la Plaza de la Soberanía, que será realizada en la Explanada de los Ministerios, en Brasilia. Dicha plaza se estima será inaugurada en abril de 2010, contará con un Memorial de los Presidentes de Brasil, y un monumento en homenaje al cincuentenario de la capital.

OBRA:

I. OTRA MODERNIDAD. 1936-1955

Los dos ingredientes básicos que formaron el caldo de cultivo de la arquitectura de Oscar Niemeyer y que fueron asimilados cuando todavía era un recién titulado de 29 años tienen vertientes bien definidas: Le Corbusier y Lucio Costa. Por un lado, la influencia de los cinco puntos del maestro franco-suizo; por otro, la adaptación de elementos de la construcción luso-brasileña del maestro carioca. Tal es la definición genérica de las obras de la escuela brasileña y caracteriza la producción de una generación de arquitectos, como Affonso Eduardo Reidy y los hermanos Roberto. El rasgo fundamental del genio de la forma libre es la investigación formal basada en la libertad plástica del hormigón armado que expresa en sus formas la personalidad de Niemeyer: alegre, expansivo y fraternal.

Además del ejercicio formal, en su primera etapa, Niemeyer tuvo la oportunidad de ensayar diversos temas que lo preparan para su madurez: construyó edificios en centros históricos, trabajó en proyectos de gran escala y participó en obras internacionales. Por otro lado, como preámbulo de la tercera etapa de su producción, Niemeyer realizó tres proyectos fuera de su país, en Nueva York y en Berlín.

Finalmente, entre las experiencias de la primera etapa de Niemeyer que lo preparan para su obra madura, cabe destacar los proyectos a gran escala realizados sobre todo en São Paulo, donde también realizó sus mejores residencias unifamiliares.

1. Ministerio de Educación y Salud

Proyecto: Ministerio de Educación y Salud (actual Palacio Gustavo Capanema), Rio de Janeiro (Brasil)
Dirección: rua da Imprensa
Tipología: Centro cultural
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1936/1943
Coordenadas:  22°54’32.43″S,  43°10’25.63″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 34-39
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 96-98
Localización

Considerado un hito de la arquitectura brasileña, el edificio está rodeado de simbolismo y polémica. Simbolismo, porque con él se inauguró el uso de la arquitectura moderna como metáfora de las transformaciones políticas y económicas de Brasil iniciadas con la revolución de 1930 cuando, después de un golpe de Estado, Getúlio Vargas asumió el gobierno proponiéndose modernizar el pais.

Tras la anulación de un concurso, en el que resultó ganador un proyecto de corte académico de Archimedes Memória, el ministro Gustavo Capanema convocó a Lucio Costa para desarrollar otra propuesta. Costa, consciente de que era una misión colectiva y no individual, formó un equipo de profesionales escogidos que ya comenzaban a realizar trabajos más progresistas: Jorge Moreira, Affonso Eduardo Reidy y Ernani Vasconcellos, que también participaron en el primer concurso, presentando propuestas modernas, además de Carlos Leão (socio de Costa) y Oscar Niemeyer, aprendiz en su estudio.

También se invitó a Le Corbusier para dar ciertas directrices del proyecto y la elección del solar del ministerio y el campus de la ciudad universitaria (aunque no fue ejecutado). En 1936, Le Corbusier pasó cuatro semanas en Río de Janeiro y Niemeyer, por dibujar bien, fue nombrado su asistente directo.

   

Le Corbuiser propuso dos proyectos para terrenos diferentes que no fueron escogidos. Con su regreso a Europa, el equipo brasileño creó el plan definitivo, que ocupó una parcela sobre el típico paisaje urbano de manzanas, con edificios alineados, sin espacios laterales y patios en el centro. El edificio utiliza algunos preceptos corbuserianos, tales como la planta baja libre, los brise-soleil, la cubierta ajardinada, los pilotis, etc. Se deben también a Le Corbusier algunos conceptos que después fueron incorporados a la arquitectura brasileña, como el uso de azulejos y de la piedra brasileña.

La planta en T conjuga dos volúmenes de alturas diferentes: en la parte baja, un bloque de una planta sobre columnas, donde están los accesos, el auditorio y el área de exposiciones; el otro ala, la torre administrativa de 14 plantas más ático, con tres líneas de pilares de sección circular, paños de vidrio en la fachada sudeste y lamas horizontales regulables de amianto en la noroeste. Niemeyer fue el responsable de algunas sugerencias decisivas del proyecto, como la altura de los pilares, que pasó de 4 a 10 metros y dio origen al concepto de monumentalidad en la arquitectura brasileña.

2. Pabellón de Brasil

Proyecto: Pabellón de Brasil, Nueva York
Dirección:
Tipología: Arquitectura temporal
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1938/1939
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 40-43
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 208-209

Antes aún de que el Ministerio de Educación y Salud estuviese terminado, la creatividad de Oscar Niemeyer ya era visible en el equipo. Prueba de esto es que Lucio  Costa le diera otra gran oportunidad: después de vencer en el concurso para el Pabellón de Brasil en la Feria de Nueva York de 1939, Costa propuso a los organizadores realizar otro proyecto con la colaboración de Niemeyere, que había recibido el segundo premio en dicho certamen. Según Costa, la propuesta de Niemeyer era superior (actualmente es difícil evaluar tal opinión pues los dibujos originales se perdieron).

La pareja, que trabajó de nuevo en Brasilia veinte años más tarde, se mudó a Nueva York donde convivió cerca de ocho meses proyectando y trabajando en la ejecución de esta obra efímera. La construcción constaba de un volumen en L sobre pilares, que acompañaba la forma de una de las esquinas del plan urbanístico de la feria. Si el lado externo del volumen elevado quedaba cerrado con un muro ciego -correspondiente al área de exposiciones- y elementos variados -oficinas y servicios sanitarios-, el lado interno era abierto, con paños de vidrio hacia el patio interior, ocupado por un lago artificial con irupés, típica planta amazónica.

La idea era que el visitante pasara primero por la planta elevada, donde estaba la gran sala de exposiciones que le reservaba una gran sorpresa: la rampa de acceso, larga y curva, invitaba a los transeúntes a penetrar en tal espacio. En el interior del área de exposiciones de doble altura había una entreplanta de formas sinuosas, y estructura de pilares metálicos, que Niemeyer repitió en hormigón y con más esplendor en el pabellón del parque de Ibirapuera (São Paulo, 1951). En la planta baja, volúmenes aislados y paredes curvas -que albergan las áreas de baile, el restaurante, la cocina y el mostrador de información- daban el tono de libertad estructural, típico de la planta libre corbuseriana.

El pabellón puede ser considerado como pionero de la arquitectura de Niemeyer, puesto que aparecen esbozadas características de su obra madura, como las curvas de acceso y la fachada lateral y el uso expresivo del agua como elemento arquitectónico. Así como Aalto plasmó en el Pabellón de Finlandia el espíritu de su país, Costa y Niemeyer llevaron a la Feria de Nueva York la gracia rítmica de Brasil.

3. Complejo Pampulha en Belo Horizonte

Ideado durante la gestión del entonces alcalde de Belo Horizonte, Juscelino Kubitschek (JK), el conjunto de Pampulha fue terminado tras nueve meses de obras. El político, después de invitar al urbanista francés Alfred Agache y quedar decepcionado con su propuesta, vislumbró la potencialidad de construir un conjunto de formas modernas a la orilla de una laguna artificial, creando una nueva zona de expansión en la capital del estado brasileño de Minas Gerais. Pampulha inaugura una asociación entre JK y Niemeyer, que continúa cuando Kubitschek llega al gobierno del estado y construye otras obras en Belo Horizonte y Diamantina.

Ubicado al norte de la ciudad, el conjunto de Pampulha, creado para ser polo de atracción turístico y rodeado por un barrio de casas unifamiliares, tenía un programa inusitado: casino (diseñado en una noche), club naútico, casa de baile, hotel e Iglesia dedicada a San Francisco de Asís.

Creado cuando Niemeyer tenía tan sólo 33 años, es el proyecto donde se pone en práctica de forma más contundente toda la libertad que el hormigón armado le permitía. Si bien el club y el casino aún poseen evocaciones corbuserianas; es en la iglesia y en la casa de baile -proyectadas con la ayuda del ingeniero Joaquim Cardozo- donde Niemeyer ejercitó su exuberancia formal.

 

3.1. Museo de Arte
Proyecto: Museo de Arte (Antiguo Casino), Minas Gerais (Brasil)
Dirección: Avenida Otacílio Negrao de Lima
Tipología: Museo
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1940/1943
Coordenadas:  19°51’6.70″S,  43°58’25.25″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 44-47
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 38-39
Localización

Fue el primero de los edificios construidos por Niemeyer en Pampulha, en un promontorio que se adentra en el lago. El programa tradicional del casino se resuelve mediante la combinación de un bloque de planta circular con otro rectangular soportado por pilares de diferentes alturas en relación a la topografía del terreno.

Ambos bloques se conectan mediante rampas rectas, lo que se traduce en un recorrido fácil entre las distintas salas -juegos, hall, restaurante…- y una magnífica interrelación con el paisaje. Y, a su vez, la utilización de rampas flotantes como vehículo de conexión entre las plantas del edificio rectangular ofrece, sin barreras visuales, el juego de espacios interiores y exteriores, y los contrastes de alturas de techos.

 

3.2. Casa de Baile
Proyecto: Casa de Baile, Belo Horizonte, Minas Gerais (Brasil)
Dirección: Avenida Otacílio Negrao de Lima
Tipología: Centro cultural
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1940/1943
Coordenadas:  19°51’16.17″S,   43°58’12.02″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 44-47
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 45-47
Localización

 

En esta obra Niemeyer utiliza por primera vez el agua, atribuyéndole un valor arquitectónico. A partir de este momento, la utilizará con frecuencia y llegará a convertirse en una de las características determinantes de su obra. Es una construcción sin edificio, es un círculo al que se le ha añadido un semicírculo de servicios.

 

El plano horizontal de cubierta se prolonga, balanceándose a orillas del agua, por medio de una marquesina de forma libre inspirada en los márgenes de la isla en al que se ubica, para morir en un bar que bordea un escenario circular junto a un estanque de nenúfares.

3.3. Club náutico
Proyecto: Club náutico, Minas Gerais (Brasil)
Dirección: Avenida Otacílio Negrao de Lima
Tipología:
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1940/1943
Coordenadas:  19°51’14.78″S,  43°58’32.51″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 44-47
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 40-43
Localización

 

Edificio con un programa muy definido que se desarrolla en 2 plantas. En la planta baja, una zona de forma rígida alberga la caseta de embarcaciones y los vestuarios; otra zona, desarrollándose con independencia de la estructura general, acoge las dependencias de atención directa al público, y crea un gran espacio cubierto que la conecta con el ámbito exterior. En el piso superior se hallan el restaurante y sus servicios bordeados por una terraza que, en su extremo próximo al agua crea un gran espacio abierto, que actúa como prolongación exterior del restaurante.
El bello ritmo de la fachada es el resultado de la estudiada modulación de los elementos de protección solar. La cubierta en forma de “V” enriquece el espacio interior marcando los diversos sectores interiores.

3.4. Iglesia de San Francisco de Asís
Proyecto: Iglesia de San Francisco de Asís, Pampulha, Belo Horizonte, Minas Gerais (Brasil)
Dirección: Rua Francisco de Assis Lima
Tipología: Centro de culto
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1940 / 1943
Coordenadas:  19°51’30.06″S,  43°58’44.05″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 95 “Recintos Religiosos”, pág: 22-23
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 44-47
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 158-160
Localización

Niemeyer utiliza en esta iglesia un lenguaje arquitectónico diferente al del resto de los edificios de Pampulha. A la transparencia de las otras edificaciones en las que prácticamente se une el exterior con el interior, contrapone una estructura opaca de formas nuevas y crea un ambiente interior propicio para el recogimiento. Dos grandes bóvedas parabólicas autoportantes envuelven la nave y el altar mayor y dominan el conjunto, desarrollado en sucesivas bóvedas, del que sobresalen, como elementos diferentes, la marquesina de la entrada y el campanario.

La nave se va estrechando y perdiendo altura desde la fachada hacia el coro, donde se produce una brusca dilatación del espacio como resultado del efecto de la luz, que proviniendo de la linterna situada en la intersección de las bóvedas incide en la pintura de Portinari e inunda el coro de luz, en contraste con la nave recubierta de madera oscura.

 

4. Conjunto Ibirapuera

Proyecto: Conjunto Ibirapuera, São Paulo (Brasil)
Dirección: Avenida Pedro Alvares Caral, rua do Ibirapuera
Tipología: Urbanismo
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1951
Coordenadas: 23°35’12.75″S, 46°39’26.97″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 48-53
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 108-113
Localización

El Parque de Ibirapuera fue construido para conmemorar los 400 años de la fundación de la ciudad de São Paulo, festejados en 1954. En esa época, la ciudad -gracias al impulso industrial generado por la producción de café- se convirtió en el mayor polo económico de Brasil. Además, por primera vez, superó en número de habitantes a Río de Janeiro, entonces capital de Brasil.

El proyecto estaba compuesto por varios pabellones de exposiciones. Después de la expectativa inicial, principalmente entre los arquitectos de São Paulo, de que se convocara un concurso para la creación de diferentes edificios, Niemeyer -ya el más prominente arquitecto brasileño- fue llamado para crear el plan completo. Para calmar los ánimos, formó un equipo de profesionales locales: Eduardo Kneese de Mello, Helio Uchoa y Zenon Lotufo quienes con la colaboración de Carlos Lemos y Gauss Estelita, desarrollaron los diseños.

El plan original estaba compuesto por tres pabellones de exposicones, un auditorio y un planetario conectados por una sinuosa marquesina de cuatro puntas. El proyecto se caracteriza por su unidad plástica gracias a este elemento coordinador del conjunto, que, a su vez, es pasadizo de múltiples direcciones provisto de bares, restaurantes, áreas de descanso, servicios, etc. En el momento de su realización, el proyecto original sufrió, por razones económicas, muchas alteraciones. Se prescindió del pabellón de entrada, dando acceso al público a través de la explanada, y no se llegaron a construir el Auditorio ni la gran marquesina que lo uniría al Palacio de las Artes, ni los jardines de Burle Marx. El concepto estructural de los tres palacios fue significativamente modificado.

4.1. Palacio de la Industria

El Palacio de la Industria es el mayor de los pabellones (hoy sede de la Bienal de São Paulo). Con una malla de 10 por 10 metros, parte del interior está marcado por un vacío sinuoso junto a la rampa que conecta todos los pisos. En sus tres grandes plantas, que totalizan 40000 m2, se instalaron exposiciones de máquinas y productos manufacturados.

Existe un gran contraste entre la sobriedad de la fachada noroeste, protegida con brise-soleils de aluminio y la riqueza imaginativa y dinámica del interior, manifestada en el corte de forjado de la planta intermedia, en el contorno de las rampas y en la disposición de los pilares cada 10 metros. Desafortunadamente,  el tramo más bajo de la planta baja, ocupado únicamente por pilares, fue cerrado con divisiones de vidrio e incorporado como espacio interior.

  

4.2. Palacio de los Estados y las Naciones

Estos dos pabellones menores son mellizos y están implantados con orientaciones distintas, con una diferencia de 90 grados entre sí. Poseen dos pisos de 150 metros por 42 metros, y una estructura diferenciada, con voladizos laterales sostenidos por ménsulas. Tras la exposición de 1954 tuvieron diversos usos, uno fue la sede del Ayuntamiento (aunque actualmente lo ocupa el Museo Afro-brasileño) y el otro está vacío.

  

4.3. Palacio de las Artes

El Palacio de las Artes tiene una cúpula de 9 cm. de espesor, 18 m. de altura y 76 m. de diámetro que se apoya en un anillo circular soportado por 78 zapatas de hormigón. En la base del edificio 30 aberturas circulares proporcionan iluminación al interior, en el que tres forjados de hormigón armado, de planta diferente y bordes cóncavos, que parecen estar suspendidos en el aire, se conectan mediante una ramapa creadora de la continuidad espacial entre los pisos y que, junto con la bóveda, permite diversas perspectivas. Diseñado para actividades culturales, alberga hoy el Museo de Folklore y el de Aeronáutica.

II. LOS SÍMBOLOS URBANOS. 1956-1964

La obra de Oscar Niemeyer construida durante esta etapa, muy diferente a cualquier otro periodo, abarca un conjunto de edificios realizados en el mismo lugar, la capital de Brasilia, en un intervalo de menos de diez años. En total sintonía con la propuesta urbana de Lucio Costa, el diseño ligero y austero de las obras de Niemeyer en Brasilia materializó, en aquel momento, la posibilidad de un futuro progresista para Brasil. Los edificios de la nueva capital se caracterizan por su monumental escala -potenciada por el urbanismo- e influida por el primer viaje de Niemeyer a Europa, realizado en 1954, cuando se desplazó a Berlín para crear un bloque residencial.

En Brasilia, el arquitecto buscó imprimir el sentido de permanencia y eternidad que descubrió en las obras europeas. Así, abandonando el lirismo, la composición formal y el juego de materiales de la época de Pampulha, en Brasilia creó las construcciones más severas y simétricas de toda su trayectoria profesional.

Con el golpe militar de 1964, Niemeyer fue poco a poco relegado de sus funciones como arquitecto de Brasilia. Su enfrentamiento con los militares llegó a un punto culminante tras el proyecto del aeropuerto de la capital. “El lugar para un arquitecto comunista es Moscú”, declaró un militar a un periódico. A partir de entonces, Niemeyer decidió que era el momento de abrir nuevas fronteras.

5. Palacio de la Alborada y Capilla

Proyecto: Palacio de la Alborada y Capilla, Brasilia (Brasil)
Dirección: Avenida das Naçoes
Tipología: Residencia presidencial
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1956/1957
Coordenadas:  15°47’32.47″S,  47°49’19.61″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 60-65
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 122-126 y pág:162-163
Localización

Después de la construcción del “Catetinho” que servía de alojamiento temporal durante las visitas de Juscelino Kubitschek a la capital, el Palacio de la Alborada fue el primer edificio construido en Brasilia. El proyecto estaba terminado antes del concurso que definió el plan director de la ciudad. Construido para ser la residencia oficial de los presidentes de la República, el Palacio de la Alborada está en un península, próximo al Palacio de Planalto, pero fuera del plan de la capital. Frente a los pabellones de la edificación, una amplia pradera deja entrever su condición monumental. La construcción, marcada por columnatas en las fachadas mayores, cuenta con dos volúmenes anexos: al oeste, semienterrado, el pabellón de servicios y al este, en relación con el edificio, la capilla.

Tal composición formal evoca las haciendas brasileñas, en cuyo cuerpo principal estaba la denominada “casa grande” rodeada de galerías y balcones y al lado, la capilla católica, con la misión de hacer presente la religión. Dada la dimensión continental de Brasil, las estancias rurales quedaban a días o semanas de distancias de los centros urbanos y la religiosidad -única actividad social en las haciendas- tenía un papel primordial. Completando el núcleo central de las haciendas, en un rincón, atrás o al lado, estaba la denominada senzala que era el local donde dormían los esclavos.

El cuerpo principal del palacio posee una modulación en doce columnas con el cerramiento retranqueado. El detalle plástico de la composición es el diseño de la columna, que parece no tocar el suelo. Estructuralmente se trata de un artificio, dado que las piezas sostienen sólo la losa del forjado y la cubierta: la estructura de la parte interna del edificio está escondida junto con la carpintería del cerramiento. Prueba de ello es que en la fachada frontal, la columnata se interrumpe para señalar el acceso principal. En el subsuelo está la entrada privada, los vestuarios de los empleados, el cine, la bodega y los depósitos; en la planta baja, las oficinas, la sala de despachos, la biblioteca, la entrada principal, los comedores, la sala de música, etc. y en el piso superior, las estancias presidenciales.

Durante los gobiernos militares, muchos presidentes optaron por vivir en la segunda residencia oficial, una propiedad rural llamada Granja do Torto, a pocos kilómetros de la capital. El primer presidente que la adoptó como residencia oficial fue Fernando Henrique Cardoso, seguido por Luiz Inácio Lula da Silva, que la remodeló y solicitó a Niemeyer la construcción de una barbacoa.

6. Catedral Metropolitana

Proyecto: Catedral Metropolitana, Brasilia (Brasil)
Dirección: Eje Monumental
Tipología: Centro de culto
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1958/1970
Coordenadas:  15°47’53.81″S,  47°52’31.34″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 66-71
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 164-167
Localización

Rodeada de simbolismo, como todo edificio religioso, la Catedral de Brasilia -cuyo nombre oficial es Catedral Metropolitana Nossa Senhora Aparecida- es una de las obras más expresivas de la capital. Su ubicación dentro del plan director está en un lugar secundario, señal evidente de que, a diferencia del periodo colonial cuando las construcciones religiosas gozaban de posiciones estratégicas en las ciudades brasileñas, la Iglesia Católica ya no representa uno de los poderes centrales en Brasil, país con el mayor número de fieles católicos.

Aunque el arquitecto es ateo declarado, el espacio respira emoción religiosa y es realmente tan espectacular como sencillo, reforzado por un acceso en promenade architecturale: un túnel oscuro conduce al visitante al interior de la nave circular de 70 metros de diámetro, rebajada en relación al nivel externo; ya con la pupila dilatada por la oscuridad, el visitante camina algunos metros en dirección a la luz -como si metafóricamente estuviera penetrando en la búsqueda de la religiosidad- y, cuando finalmente entra en la catedral, que es prácticamente una cúpula de hormigón y vidrio inundada de luz, su retina está ante un espacio mágico. Las dieciséis piezas estructurales de hormigón en la cubierta -que, simbólicamente, pueden remitir a la idea de la corona de espinas de Cristo- tienen una sección parabólica, y se apoyan unas en otras dejando el espacio entre columnas cerrado con vidrio. Debido a la dificultad del sellado de los cristales, la catedral permaneció inacabada durante años.

En 1987, Niemeyer fue llamado para rehacer la catedral. En aquella época, la estructura de hormigón vista fue pintada de blanco y bajo los cristales de la cúpula se instalaron vitrales de fibra de vidrio creados por Marianne Peretti, artista plástica que colaboró en varios proyectos del arquitecto. Además, la entrada de la catedral están esculturas de bronce de los cuatro evangelistas, de cuatro metros de altura, creados por Alfredo Ceschiatti, que recuerdan a los profetas del escultor brasileño Aleijadinho en el municipio de Congonhas, en el estado de Minas Gerais. Junto al edificio principal se levantan dos construcciones laterales: el baptisterio, de forma oval, y el campanario, cuyas cuatro campanas fueron donadas por el gobierno español.

7. Palacio de Planalto

Proyecto: Palacio de Planalto, Brasilia (Brasil)
Dirección: Eje Monumental, via N Um Leste
Tipología: Edificio Público
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1958/1960
Coordenadas:  15°47’56.11″S,  47°51’37.56″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 72-77
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 127-129
Localización

El Palacio de Planalto (sede del poder ejecutivo, donde despacha el Presidente de la República), junto con el Tribunal Supremo Federal (instancia máxima del poder judicial), componen con el Congreso Nacional, la plaza de los Tres Poderes, idea presente en el plan de Lucio Costa.

  

El Palacio de Planalto se convierte en otra modalidad de “casa-grande” con cerramientos de vidrio, como contraposición a los palacios-fortaleza que tradicionalmente abrigan el poder. El diseño sigue la idea aplicada ya en el Palacio de la Alborada con algunas modificaciones. La losa de cubierta sobresale en las cuatro fachadas aportando una mayor protección solar. Los elementos portantes se sitúan perpendicularmente a la fachada de vidrio, creando unos planos transversales que, a la vez que garantizan una cierta intimidad, confieren mayor plasticidad al palacio y, visualmente, dan la sensación de un espacio más abierto, que se adapta mejor al espíritu de edificios públicos muy frecuentados.

8. Tribunal Supremo

Proyecto: Tribunal Supremo, Brasilia (Brasil)
Dirección: Eje Monumental, via N Um Leste
Tipología: Edificio Público
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1958/1960
Coordenadas:  15°48’7.78″S,  47°51’42.33″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 72-77
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 130-131
Localización

Con el mismo lenguaje del Palacio de la Alborada y sobre una plataforma que parece no tocar el suelo, el edificio transmite la sensación de una fusión natural de la arquitectura con el espacio, fruto del estudio detallado de las perspectivas de la explanada creada por Lucio Costa. Un espacio que, al dominar el paisaje en tres de sus lados, excluye los obstáculos visuales que puedan confundir la línea del horizonte.

La fachada principal, de acceso al edificio y abierta a la plaza, se sitúa en uno de los lados menores del rectángulo de base, lo que constituye una vuelta al principio original del templo griego. Los pilares, gracias a un cálculo muy completo de perspectiva, no se esconden unos detrás de otros, cualquiera que se la posición desde la que se observa el edificio.

9. Congreso Nacional

Proyecto: Congreso Nacional, Brasilia (Brasil)
Dirección: via N Um Leste, Via S Um Leste
Tipología: Edificio Público
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1958
Coordenadas:  15°47’56.95″S,  47°51’50.24″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 78-85
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 132-137
Localización

El Congreso Nacional, que integra las cámaras de diputados y senadores, está ubicado en una posición estratégica en Brasilia. Por un lado, define la perspectiva de la explanada donde están los Ministerios, en el extremo del Eje Fundamental. Por otro lado, es el edificio más imponente de la plaza de los Tres Poderes, donde se encuentran el Palacio de Planalto (sede de la Presidencia de la República) y el edificio del Tribunal Supremo Federal, además de otras obras de Niemeyer, como el Museo de la Fundación de Brasilia (1958), la Torre Palomar (1961) y el Panteón de la Libertad (1985).

  

El edificio está compuesto por distintos volúmenes: una base horizontal -cuya losa de cubierta está en una cota similar a la explanada de los Ministerios-, por encima de la cual se elevan los volúmenes del Senado y la Cámara de los Diputados y dos bloques de 27 plantas donde están los gabinetes de los políticos, uno para los senadores y otro para los diputados. La construcción se asemeja al edificio que Niemeyer había diseñado junto con el equipo que creó la sede de las Naciones Unidas en Nueva York (1947). La torre ubicada al este está aislada de la base y separada de la plaza de los Tres Poderes por un gran espejo de agua.

La base horizontal, en los extremos norte y sur, toca graciosamente en las cuatro puntas el perímetro de las avenidas laterales, dándole sutileza al volumen. En el extremo este, la base se apoya en pilares de sección circular y una rampa doble define el acceso principal. El Senado, una cúpula sin aberturas, está ubicado al norte. Al sur está la Cámara de los Diputados, con forma de cúpula invertida. La relación entre ambos convierte el edificio del Congreso en una de las imágenes más originales de Brasilia y de la arquitectura de Niemeyer.

Desde el punto de vista estructural, la mayor dificultad fue la construcción de la cúpula invertida. Internamente, la mayor virtud del proyecto -que cubre más de 300.000 metros cuadrados -es la sectorización de la circulación, que separa el acceso de los políticos, los empleados públicos, la prensa y los visitantes en general. Con el paso del tiempo, tal sectorización se fue perdiendo pues, así como los demás edificios gubernamentales, el Congreso tiene anexos (localizados al norte y al sur, fuera del eje de la explanada de los Ministerios) diseñados por Niemeyer. Y también, como el resto de edificios gubernamentales de Brasilia, en el edificio se albergan varias obras de arte, como los paneles cerámicos de Athos Bulcão, creando una intensa relación entre las artes visuales y arquitectura.

III. UNA OBRA UNIVERSAL. 1965-1979

La Repercusión internacional de Brasilia supuso para Oscar Niemeyer la posibilidad de trabajar en el extranjero. Si bien fueron sus primeros trabajos, desarrollados en Estados Unidos, los que le proporcionaron su precoz reconocimiento -con exposiciones, encargos y publicaciones-, el tercer periodo de su trayectoria está marcado por su buena acogida en el mundo mediterráneo.

En marzo de 1964, cuando ocurrió el golpe militar de Brasil, Niemeyer estaba trabajando en Europa. Por entonces, su opción política era bastante conocida y tanto su estudio en Rio de Janeiro como la redacción de “Módulo” (revista que dirigía) fueron invadidos por los militares. Temiendo regresar, pasó siete meses en Tel Aviv, creando varios proyectos para Israel -que nunca se construyeron-, como el plan urbanístico para el desierto de Néguev (1964). Niemeyer volvió a Brasil a finales de ese mismo año y, al día siguiente fue interrogado por las fuerzas de represión. Sin éxito, intentó mantener la rutina durante casi un año, pero la presión del nuevo gobierno dificultó su trabajo.

Su autoexilio fue consolidad en septiembre de 1965, cuando se instaló en Paris. El urbanismo que desarrolló durante la etapa mediterránea nunca se llevó a cabo. Ni los proyectos para Israel, ni los de Argelia, ni los de Francia. Por ello, Niemeyer se dedicó a la creación de bellos y aislados edificios, la mayoría de los cuales no salieron del papel. Sin embargo, los que llegaron a construirse caracterizan la tercera etapa de su trayectoria. Además de la forma libre, sus obras en el Mediterráneo demuestran un gran cuidado técnico. En general, gracias a la calidad de los equipos que redactaron los proyectos de ejecución, los edificios franceses e italianos manifiestan tanto cuidado en la definición de los detalles como los edificios de Brasilia.

10. Sede del Partido Comunista Francés

Proyecto: Sede del Partido Comunista Francés, Paris
Dirección: Place Colonel Fabien 2, Boulevard de la Villette, Avenue Mathurin Moreau
Tipología: Edificio de Oficinas
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1967/1981
Coordenadas: 48°52’39.71″N,   2°22’18.05″E
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 92-95
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 68-70
Localización

Ubicada en la región nordeste de París, la sede del Partido Comunista Francés fue uno de los primeros encargos que Niemeyer recibió en Europa. El proyecto está dividido en tres partes y contrasta con el barrio de típicas manzanas de urbanización haussmaniana tardía. La primera parte es la base, que ocupa la totalidad del terreno de forma irregular, con dos pisos bajo el nivel del suelo (para garages y otros servicios), además de la planta baja del conjunto -“el gran salón de la clase obrera”- con espacios de exposición, libería, auditorio para reuniones del partido, etc. El conjunto está rebajado metro y medio respecto a las vías públicas. La planta de estos espacios es de composición libre y sólo es posible percibirlos mediante la vivencia del espacio interior. Su cubierta levemente inclinada ayuda a introducir, mediante el talud que la rodea una nueva topografía para la plaza.

La segunda parte de la composición es la cúpula del auditiorio para las reuniones del Comité Central, situada sobre la plaza interna y cuya forma fácilmente identificable recuerda la sección de la Cámara de los Diputados de Brasilia. Finalmente, la torre de seis pisos, que parece un espejo de curvas sinuosas, da continuidad al tejido urbano vecino, creando un escenario para la cúpula blanca al mismo tiempo que establece los límites del gran vacío urbano que el conjunto señala. Con sólo cinco apoyos, la torre sinuosa posee circulaciones verticales en volúmenes anexos, situados en la cara posterior. En el último piso está el restaurante.

 

Un artificio en el proyecto, que aproxima el suelo como si fuera el fondo infinito de un estudio fotográfico, brinda ligereza a la torre que parece flotar sobre la topografía artificial creada por Niemeyer. El edificio fue inaugurado en dos etapas: primero la torre de oficinas (1971), después el resto (abierto en 1981). Tras el proyecto, Niemeyer hizo también por encargo de los comunistas franceses el edificio para la Oficina de Empleo en Bobigny y la Casa de la Cultura de Le Havre.

11. Sede de la Editorial Mondadori

Proyecto: Sede de la Editorial Mondadori, Milán (Italia)
Dirección: via Rivoltana, via Mondadori
Tipología: Edificio de Oficinas
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1968/1975
Coordenadas: 45°28’28.48″N,   9°17’55.42″E
Bibliografía:
–  AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 96-99
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 72-75
Localización

Ubicado en los alrededores de Milán, en dirección a Verona y próximo al aeropuerto de Linate, el barrio de Segrate fue el lugar elegido por Giorgio Mondadori para construir la sede de su empresa, dedicada a la producción editorial y gráfica. Contrastando con la imagen corporativa de este tipo de edificios, asociada al concepto estadounidense de empresa, Niemeyer recibió el encargo después de que Mondadori visitara el Palacio Itamaraty en Brasilia. Niemeyer ideó dos proyectos, siendo el segundo el que se construyó finalmente.

El edificio principal posee la misma génesis de los palacios de Brasilia: un volumen de vidrio contenido en una estructura mayor, en columnata. Pero a pesar de la semejanza de la sección de la columna de hormigón visto, del uso del agua como elemento arquitectónico y del hecho de que ambos edificios se distribuyen en dos volúmenes, Itamaraty y Mondadori son muy diferentes. En lugar de la planta cuadrada y las cuatro fachadas iguales del edificio brasileño, en Milán, Niemeyer creó un pabellón orientado en el sentido norte-sur con dimensiones de 200 por 30 metros que hace las veces de edificio administrativo. El volumen acristalado protegido por la carcasa de hormigón también es diferente: si en Brasil es independiente, aislado de la arquería, en la capital de Lombardía, la caja de vidrio está colgada con tirantes al pórtico, formado por las dos líneas estructurales de las fachadas mayores, que poseen un sugerente ritmo irregular, variando los vanos de luz entre tres y quince metros.

Internamente, dos núcleos de circulación vertical conectan las cuatro plantas (más los pilotes y la cubierta) de planta libre. En las oficinas, el uso de colores otorga identidad a cada área. El segundo volumen de la Editorial Mondadori, a diferencia de Brasilia, es bajo y tiene una forma sinuosa que atraviesa transversalmente el edificio. Al frente, con una forma más circular, el volumen está envuelto por el espejo de agua y parece flotar “como una hoja de sauce ondulada”. Allí está el comedor y en el lado opuesto, con forma más libre, está la redacción, dividida en dos plantas.

 

El cálculo estructural fue realizado por Luciano Pozz y Antonio Nicola, y los detalles de la arquitectura, en vez de encargarse a Milton Ramos, que cuidó de Itamaraty, fueron responsabilidad del brasileño Glauco Campello. En el espejo de agua, a la derecha del puente que da acceso al conjunto, hay una escultura de Arnaldo Pomodoro.

12. Universidad de Constantine

Proyecto: Universidad Mentouri de Constantine, Constantine (Argelia)
Dirección:
Tipología: Centro educativo
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1969/1972
Coordenadas:  36°20’24.38″N, 6°37’18.06″E
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 100-103
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 183-185
Localización

Enconmendad por el presidente Houari Boumedienne, que permaneción en el poder de 1965 a 1978, y coordinada por el ministro de educación Ahmed Taleb, la Universidad de Constantine, hoy denominada Universidad Mentouri Constantine es un complejo educativo, así como la obra significativa de Niemeyer en Argelia. Constantine es la tercera ciudad de Argelia y dista de la capital cerca de 400 kilómetros en sentido este.

 

El terreno donde se sitúa la universidad era “una meseta bellísima que presentaba una hermosa vista de la ciudad”, recuerda el arquitecto. En este proyecto, de forma más evidente que en otros de la fase europea, Niemeyer demuestra las posibilidades técnicas del hormigón a través de la creación de grandes luces estructurales.

De los más de cuarenta edificios que formaban inicialmente el proyecto, el programa didáctico fue resumido en dos bloques. El primero, destinado a las aulas, es el volumen más destacado y está proyectado sobre pilares, con una estructura de grandes espacios libres, luces de cincuenta metros y voladizos de veinticinco metros. El otro, para laboratorios, compone un pabellón de forma curva. Así el proyecto, al igual que el de la Universidad de Brasilia, reúne en un único volumen todas las facultades.

 

Tal propuesta pretendía dar flexibilidad y centralización a la estructura universitaria. Además de éstos, hay otros edificios que componen el complejo: uno para el aula magna -un magnífico auditorio con una luz de ochenta metros, sostenido por una viga situada sobre la bóveda de hormigón, la biblioteca, el edificio administrativo, el gimnasio y los alojamientos  (no construidos). En el proyecto estaban previstas conexiones subterráneas (no realizadas) entre los edificios. Por razones económicas y de seguridad antisísmica,los edificios fueron construidos empleando piezas estructurales prefabricadas y premoldeadas.

13. Casa de la Cultura

Proyecto: Casa de la Cultura (Espacio Oscar Niemeyer), Le Havre (Francia)
Dirección: Place du Général de Gaulle, rue de Paris
Tipología: Centro cultural
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1972/1983
Coordenadas:  49°29’25.52″N, 0° 6’25.06″E
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 104-107
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 150-152
Localización

Bautizado oficialmente como Espace Oscar Niemeyer, este centro cultural en Le Havre, ciudad francesa de Normandía, fue construido por el ayuntamiento. El edificio ocupa una manzana cuadrada, de unos 120 metros de lado, dentro del plan concebido por Auguste Perret durante la posguerra, pues la ciudad fue parcialmente destruida en el conflicto. La parcela en la que se ubica el centro cultural es privilegiada, pues tiene una des sus caras frente al canal de la ciudad.

 

En el programa inicial había un teatro con una concepción innovadora, porpuesto por el entonces ministro de cultura de la época, Jack Lang. La solución del arquitecto fue dividir los espacios en dos volúmenes principales. En el menor, con forma de cono cortado, de base simétrica y pequeñas aberturas, hay una sala polivalente que tiene de trescientas a seiscientas plazas. En este volumen, que ocupa el cuadrante noroeste, están las áreas destinadas a las compañías teatrales, los talleres, las salas de grabación, el auditorio y la sala de reuniones. El otro volumen, más alto, sin ninguna abertura visible y de composición asimétrica, está dedicado al teatro propiamente dicho, con una platea de 1150 asientos. Este volumen está al sudeste de la manzana. El proyecto preveía la construcción de un escenario móvil, que no fue realizado. En este volumen hau un cine y un gran foyer. Tales formas le rindieron al conjunto el apodo, dado por los habitantes de la ciudad, de “volcán”. Los volúmenes blancos de la obra contrastan con la sobriedad de las manzanas de Perret.

 

Los dos volúmenes principales están conectados por una explanada semienterrada tres metros respecto a las vías públicas. Con esto Niemeyer creó otra plaza bajo el nivel de la calle. La plaza está circundada por una marquesina con restaurantes, cafeterías y tiendas, y en el subsuelo hay un pequeño aparcamiento. Las dos cotas están interconectadas por dos rampas: la primera, generosa y ancha, ocupa una de los extremos de la manzana y la otra, escultórica, realza el otro extremo.

 

IV. REITERACIÓN CREADORA. 1980-2007

En la década de 1980, el régimen democrático se recuperó en Brasil. Después de casi veinte años de mandatarios no electos por la mayoría, en 1982 tuvieron lugar las primeras elecciones libres para nombrar a los gobernadores de los estados brasileños. En esta ocasión, los ciudadanos del Estado de Río de Janeiro eligieron a Leonel Brizola, heredero político de Getúlio Vargas, pero posicionado algo más a la izquierda. Por entonces, Niemeyer fue convocado por el antropólogo Darcy Ribeiro, asesor de Brizola y uno de los mentores intelectuales del arquitecto, para diseñar el Sambódromo -lugar donde se presenta el carnaval de las escuelas de samba cariocas-. La estructura premoldeada otorgó un carácter permanente a las antiguas e improvisadas gradas metálicas. La experiencia dio origen a los CIEP -escuelas públicas construidas en serie- que de forma simbólica, inician esta cuarta y última etapa.

Aunque las quinientas escuelas construidas no llevaron a cabo la revolución educativa que anhelaban sus creadores, mostraron a Niemeyer los problemas de un Brasil diferente al de Pampulha y Brasilia, que se diseminaba en la periferia de las ciudades. Sin embargo, ni siquiera una de sus constantes -el lirismo que transforma el hormigón armado en poesía-, ha servido como respuesta a los inmensos problemas brasileños. su poesía, por sí sola, tampoco tiene el mismo encanto que tenía en el pasado. Aun así, en las últimas obras, Niemeyer continúa trabajando con tipologías ya exploradas: losas sinuosas, cúpulas, bóvedas y plataformas: en definitiva, el vocabulario de su universo curvo.

En los últimos años, Niemeyer continúa trabajando con más encargos que los estudios de arquitectura brasileños en activo. Nuevos proyectos y rehabilitaciones inundan su oficina en la avenida Atlántica, frente a la playa de Copacabana, en Río de Janeiro. No es poco para un arquitecto centenario, que aun viendo y oyendo con dificultad -junto a otras debilidades de la edad- continúa trabajando diariamente.

14. Memorial de América Latina

Proyecto: Memorial América Latina, São Paulo (Brasil)
Dirección: Rua Fuad Naufel, Rua Tagipuru
Tipología: Urbanismo
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1986-1988
Coordenadas: 23°31’38.13″S, 46°39’51.33″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 118-123
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 218-219
Localización

De proporciones monumentales, el Memorial de América Latina fue construido por el gobernador Orestes Quércia quien, en aquel entonces, tenía ambiciones políticas de ser elegido Presidente de la República. Si bien su proyecto político fracasó, dejó como testimonio este conjunto que, como los CIEP, contó con un programa de necesidades establecido por el antropólogo Darcy Ribeiro.

  

El Memorial está dividido en dos partes interconectadas por un puente peatonal que pasa sobre una gran avenida. Los siete edificios se dispusieron de forma libre, por pura intuición del arquitecto, sin tener en cuenta el entorno, ocupado por una antigua área fabril junto al ferrocarril. Los terrenos están delimitados por una verja, y el acceso se efectúa por un túnel, con un mural de Sérgio Ferro que prepara al visitante para sorprenderle. Pero tal solución, que funcionó bien en la Catedral de Brasilia, no tiene sentido en el Memorial, ya que hasta el visitante más distraído percibe la grandeza de los volúmenes antes de entrar en el túnel.

   

En la primera sección del terreno se sitúan el centro de información, el restaurante, la biblioteca y el salón de actos, además de la escultura de Franz Weissermann y la mano de Niemeyer. Apoyado en un pilar central, el restaurante (nunca construido) mostraba un tour de force estructural que se perdía con el empleo de un cerramiento de vidrio oscuro. La biblioteca y el salón de actos pertenecen a la misma familia, marcada por grandes alardes estructurales y luces de hasta sesenta y noventa metros.

 

Después de atravesar la pasarela peatonal se llega al otro lado, donde está la administración, el pabellón de la creatividad y el teatro. La administración hace referencia al MASP (creado por Lina Bo Bardi en la década de los sesenta), pero con pilares interiores que ocultan un gran vano. El pabellón de la creatividad dispone de una secuencia de pórticos, derivados del proyecto de la Universidad de Brasilia. Con obras de Carlos Scliar, Alfredo Ceschiattie y Tomie Ohtake, el auditorio es la más interesante de las construcciones, semejante a la tipología del salón de actos y biblioteca. El espacio tiene un escenario central y doble platea, que remite al SESC Pompeia (también de Lina Bo Bardi, década de los ochenta), que demostró ser poco adecuado. Una vez construido el conjunto, en 1991 fue ampliado con el Parlamento Latinoamericano, también diseñado por Niemeyer. Como respuesta a las críticas sobre la aridez del espacio libre, el arquitecto ideó una retícula con palmeras.

15. Museo Arte Contemporáneo

Proyecto: Museo Arte Contemporáneo, Niterói, Rio de Janeiro (Brasil)
Dirección: Avenida Almirante Benjamin Sodré
Tipología: Museo
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 1991
Coordenadas: 22°54’28.60″S, 43° 7’32.85″W
Bibliografía:
– AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 124-129
– Libro: “Oscar Niemeyer: Obras y Proyectos”, pág: 195
Localización

La capacidad de Oscar Niemeyer de crear iconos es incontestable: el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói es tal vez la mayor prueba reciente del “efecto Niemeyer”. Ciudad separada de Río de Janeiro por la bahía de Guanabara, Niterói era un lugar sombrío, empañado por la fama y belleza de la exuberante urbe vecina. Pero después de que Niemeyer diseñara este museo se convirtió en visita casi obligada, y como en Bilbao, lo que atrae a los visitantes no es únicamente la colección, sino el edificio, cuyo croquis fue adoptado como logotipo oficial de la ciudad. Tal efecto proporcionó a Niemeyer decenas de encargos locales, entre ellos, el conjunto de edificios culturales y religiosos, denominado Camino Niemeyer.

 

El museo fue concebido para albergar una colección de más de mil obras, donadas al ayuntamiento por un gran coleccionista de arte moderno brasileño, João Sattamini. Como contrapartida, el Ayuntamiento de Niterói se comprometió a construir un espacio para exponerla. El ayuntamiento escogió al arquitecto, que eligió un solar privilegiado situado sobre un promontorio en la playa de Boa Viagem, frente a la bahía.

Según su creador, el MAC surge como una flor en la roca que lo sostiene. El programa se dividió en dos partes: primero, bajo la explanada de acceso está la base con un espejo de agua de mil metros cuadrados donde se sitúan las instalaciones, el auditorio y el restaurante; a continuación, sobre la explanada, se levanta un volumen de tres plantas, parte de las cuales están ocupadas por la colección.

El pilar hueco que sostiene el museo posee ocho metros de diámetro y el volumen en sí, cincuenta metros de diámetro con voladizos de veintitrés metros. Los espacios interiores, abiertos a un bellísimo paisaje, fueron muy criticados por dejar la técnica muesológica en segund plano, principalmente debido al exceso de luz natural. Conectando la explanada y las áreas de exposición, una rampa serpenteante aparentemente inofensiva para el visitante supone un obstáculo para los minusvalidos. En el museo existe un claro contraste entre la pureza del volumen y la complejidad del acceso.

 

16. Museo Oscar Niemeyer

Proyecto: Museo Oscar Niemeyer, Curitiba, Paraná (Brasil)
Dirección: Rua Marechal Hermes 999
Tipología: Museo
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 2002
Coordenadas: 25°24’35.09″S, 49°16’0.13″W
Bibliografía: AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 130-133
Localización

La idea de construir este museo, inaugurado con el nombre de Novo Museu, y después rebautizado como Museo Oscar Niemeyer, nació en 2001, cuando la Fundación Guggenheim pensó en construir en Brasil una filial. La capital del estado brasileño de Paraná se presentó como candidata, llegando a ofrecer como posible lugar para la intervención el solar del edificio Castello Branco, creado por Niemeyer entre 1967 y 1971 para albergar el Instituto de Educación de Paraná. Aunque la elegida fue Río de Janeiro (con un proyecto de Jean Nouvel), la idea de crear una gran institución cultural en Curitiba fue adoptada por el entonces gobernador y arquitecto Jaime Lerner, uno de los responsables de la planificación de la ciudad y ex presidente de la Unión Internacional de Arqutiectos.

El complejo está formado por dos construcciones independientes: el antiguo edificio Castello Branco y un volumen nuevo con forma de ojo, conectados por rampas sinuosas sobre un gran espejo de agua y por un túnel bajo el nivel del terreno. La construcción existente es un paralelepípedo de 200 por 45 metros de hormigón pretensado y formaso por una sola planta de pilares, además de la planta del sótano. Su estructura está formada por cuatro vigas longitudinales de hormigón de 5,5 metros de altura, que dividen la planta superior en cuatro espacios. Cada viga se apoya en seis pilares, con luces de hasta 65 metros y voladizos de 20 metros. Poco antes de cambiar de uso (con ayuda del estudio Brasil Arquitectura), el edificio Castello Branco estaba ocupado por las Secretarías del Gobierno Regional. En realidad, la dinámica programación cultural del museo se desarrolla en la construcción existente, que parece haber sido creada para ello.

El nuevo edificio, de unos 3.000 metros cuadrados, paraece un gigantesco ojo apoyado en una estructura central con enormes voladizos, y alberga una gran sala de exposiciones con cerramiento de vidrio a ambos lados (en muchas exposiciones, los vidrios se cubren con cortinas “blackout”). Con formas opuestas -en uno predomina el ángulo recto y en el otro destaca la sinuosidad- se crea un contraste siempre presente en la obra de Niemeyer. Mientras el ojo tiene casi el carácter de una escultura, en el rectángulo, la forma se pone al servicio de la función, aunque ambos presentan un carácter monumental. Como un objeto escultórico que parece levitar sobre un espejo de agua, el gran ojo se dispuso evitando ocultar el antiguo edificio. Delante, el ojo, extrovertido, observa la ciudad; detrás, la antigua escuela-museo, introspectiva, se ilumina a través de patios de luz angostos y largos.

17. Auditorio Ibirapuera

Proyecto: Auditorio Ibirapuera, Sao Paulo (Brasil)
Dirección: rua do Ibirapuera, Avenida Pedro Álvares Cabral
Tipología: Auditorio
Autor: Oscar Niemeyer
Año del proyecto / Construcción: 2002
Coordenadas:  23°35’7.60″S, 46°39’23.79″W
Bibliografía: AV Monografías, 125 “Oscar Niemeyer”, pág: 134-137
Localización

La construcción del auditorio del parque de Ibirapuera tiene una larga historia: fue el único edificio no realizado entre los principales del proyecto original, concluido en 1954, para la conmemoración del cuarto centenario de la ciudad de São Paulo. Después de varias tentativas frustradas y más de once proyectos, entre estudios y proyectos de ejecución, finalmente fue realizado. Para ello, Niemeyer, autor de los otros edificios, rediseñó el auditorio teniendo en cuenta la realidad actual. Es verdad que entre el diseño ejecutado y la propuesta original hay muchas diferencias. Desde el punto de vista técnico y formal, el antiguo diseño era más interesante, dada la ligereza y la proeza constructiva que implicaba. Era el volumen más destacado del conjunto del parque y tan potente que inspiró otro famoso teatro, el Castro Alves en Salvador de Bahía, creado por Bina Fonyat. La propuesta incluía también obras de Le Corbusier y Henry Moore.

El auditorio, financiado por una empresa de telefonía móvil, se asemeja a una cuña. La sección longitudinal y las dos fachadas laterales son triangulares, mientras que la posterior es rectangular y la planta tiene forma de trapecio. El volumen de hormigón pintado de blanco no tiene pilares interiores: en las dos fachadas laterales triangulares hay un doble muro estructural, cuyo interior aloja algunas instalaciones, como las del aire acondicionado.

El acceso del público está señalado por una marquesina metálica roja de escala monumental. La construcción tiene una simplicidad desconcertante, lo que únicamente tiene sentido dentro de un parque y como complemento al resto de las edificaciones. En la parte del volumen donde la cubierta toca el suelo está ubicado el vestíbulo, dominado por una gran rampa sinuosa obra de Tomie Ohtake. En la parte opuesta se encuentra el auditorio propiamente dicho, destinado a conciertos, que la empresa propietaria utilizará para ofrecer sus premios de música. El escenario puede abrirse hacia el parque cuando el público se sitúe sobre las áreas verdes.

La ejecución, aunque rápida, fue motivo de polémica, principalmente en lo que se refiere a la aprobación del proyecto por su situación junto a los demás edificios del conjunto, declarados patrimonio histórico -el parque está protegido por una legislación especial-. Después de aprobado, el arquitecto presentó ante el ayuntamiento una nueva propuesta, no aprobada, que cortaba parte de la famosa marquesina del parque para construir una plaza que conectaba el antiguo planetario con el auditorio y señalaba, finalmente, el acceso principal al conjunto nunca realizado.

~ by lostonsite on 12 noviembre, 2009.

Arte, Exposiciones

10 Responses to “Cuando el hormigón se transforma en poesía”

  1. muy interesante.

  2. muy buen la exposición

    posdata: iciar fea

  3. Esta muy completa la informacion, gracias por su aportacion.

  4. WAAAAAAAOOOOOOOO ES EL MEJOR ARQUITECTO… MI IDOLO OSCAR NIEMEYER!! THE BEST!!

  5. expectacular este gran maestro del arte!…grande niemeyer!

  6. me parece muy completa la pag. la voy a estudiar justo staba buscando a niemeyer .es un creador de espacios dinamico y bellos.es un capo y eso que es brasilero

  7. […] http://lostonsite.wordpress.com/2009/11/12/niemeyer/ […]

  8. Felicitaciones…Perfecto ! Trabajamos con turismo educativo, nuestra oficina esta ubicada en Brasilia. Usted conoce muy bien Oscar Niemeyer…Tenemos también un proyecto En Los Caminos de Niemeyer…dónde llevamos varios viajeros(estudiantes) por las ciudades, que este maravilloso arquitecto dejó sus señales inscriptos en estes sitios. Felicitaciones por las informaciones…están todas correctas.

    Estoy a su disposición para alguna duda y para conocer nuestro proyecto…

  9. muy muy bueno, felicitaciones!!!!!!!!!

  10. Thanks so much for giving everyone an exceptionally marvellous opportunity to read critical reviews from this website.
    It’s usually so fantastic plus stuffed with amusement for me personally and my office peers to search your site minimum 3 times every week to read through the fresh items you will have. Not to mention, we’re certainly amazed concerning the outstanding creative ideas served by you.
    Selected two ideas in this post are indeed
    the most impressive I’ve ever had.

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: