header image
 

Cuando navegas por el Spree

BERLÍN Y EL SPREE.

El río Spree, a su paso por Berlín se ensancha formando un puerto fluvial. Serpentea por buena parte de la ciudad y sirve de marco a varios de los edificios más emblemáticos. Es un afluente del río Havel, afluente a su vez del río Elba. El Spree tiene una longitud aproximada de 400 kilómetros, de los cuales, 182 son navegables.

El curso del río fue escenario de combates durante la conquista de Berlín en la Segunda Guerra Mundial. En las décadas siguientes y tras la construcción del Muro de Berlín, muchos habitantes de Berlín Este intentaron escapar cruzando el río.

1. PISCINAS BADESCHIFF

Proyecto: Piscinas, Berlín
Dirección: Eichenstrasse, Fanny-Zobel-Strasse
Tipología: Piscinas aire libre
Autor: AMP Arquitectos
Año del proyecto / Construcción:
Bibliografía: Pasajes nº 60, pág: 10-11
Localización

La sociedad estatal StadtKunstProjekte e.v., en colaboración con el Ayuntamiento inició en el año 2003 un ambicioso proyecto en Berlín cuyo objetivo principal consitía en realizar diversas actuaciones en los puentes del río Spree. Un comité de consejeros seleccionó a los participantes por sus trabajos realizados en colaboración con otras áreas del conocimiento, puesto que las propuestas de diseño deberían reflejar un proyecto conjunto de los distintos profesionales. Se alentaba así una amalgama de ideas entre la mente del ingeniero, del artista y del arquitecto para cambiar la perspectiva del planeamiento urbano actual. En demasiadas ocasiones el “arte” es añadido a posteriori.

  

El proceso de organizar los grupos consistió en invitar a todos los participantes a participar durante dos días en un coloquio en el Ayuntamiento de Berlín. En ese tiempo todos ellos presentaron sus trabajos. Se organizaron también viajes en barco a lo largo del Spree para familiarizarse con el lugar y, finalmente, se les solicitó que formasen equipos y seleccionasen un lugar para ubicar su actuación que debía estar comprendido entre el Este del centro de la ciudad y el Sureste, conteniendo los distritos Mitte, Friedrichshain-Kreuzberg y Treptow-Koepenick. La asociación Proyecto Artístico en la Ciudad seleccionó este tramo del río para mostrar la importancia del Spree como conexión entre el centro de la ciudad y las afueras.

El proyecto «Spreebrücke» (puente del río Spree), realizado por AMP Arquitectos en colaboración con la artista berlinesa Suzanne Lorenz, contempla la reutilización de una antigua gabarra hundida, llena de agua depurada, como piscina pública que flota en el río Spree. El proyecto interpreta el tema del puente como una reanimación de la conexión entre la ciudad y el río y propone un nuevo lugar de ocio junto al antiguo muro de Berlín.

En el siglo XIX, los ciudadanos nadaban en el río, en zonas separadas de baño o en piscinas privadas llenas con agua fresca, que eran conocidas como Badeschiff o “barcos de baño”. Aunque en 1906 habían llegado a existir once áreas de baño para hombres y siete para mujeres, poco antes de la Primera Guerra Mundial, la contaminación convirtió el Spree en no apto para el baño; se cerraron sus Badeschiff y los berlineses tuvieron que desplazarse a los lagos de la región o a las piscinas municipales.

Hoy, a raíz de un ambicioso proyecto de limpiar el río, toneladas de arena limpia han sido transportadas a sus riberas desde la costa del Mar Báltico para crear playas artificiales. Estas orillas del río se han hecho inmediatamente populares y en ellas se han abierto concurridos locales de ocio.

Está compuesto por cuatro componentes: una embarcación del tipo gabarra para bañarse, fijada al muelle por dos marcos metálicos flexibles, una playa, un puente como elemento conector y su container. Todos son transportables dentro de la embarcación. Juntos crean un Baño-Spree móvil, el cual no está fijado a ningún emplazamiento específico pero puede ser establecido en diferentes sitios.

La forma de la playa se mimetiza con la forma de la embarcación y consiste en elementos horizontales de madera conectados entre sí por anillos metálicos. El puente es una simple construcción metálica con plataformas de madera para caminar. Está amarrado a la pared del muelle y descansa sobre el lecho del río.

Con la propuesta de un “barco de baño” contemporáneo, el equipo ganador quiso recuperar la práctica de los baños e incorporar esta actividad a los bares de las playas. El nuevo “puente Spree” sería, en realidad, un lugar que conecta con el pasado, con su tradición perdida, y con el presente, como lugar de comunicación. La idea fascinó al jurado del concurso y convenció a la compañía ARENA, que lo ha construido y lo mantendrá anclado frente a sus instalaciones durante los próximos cinco años. Durante ese tiempo esta zona de Berlín se concebirá como un lugar de bares donde también se podrá ir a nadar, una cualidad que servirá para cubrir gran parte del coste de la construcción.

Al aproximarnos al río, entre la arena se abre un camino hacia dos grandes plataformas de madera. Éstas conectan con la vieja barcaza de cargo convertida en “barco de baño”. La gabarra, cuyo tamaño es óptimo para natación por medir 32’5 metros de longitud por 8’2 de ancho, y poco más de dos metros de profundidad, se llenó con 400.000 litros de agua ligeramente clorada que se mantiene a 24°C. El ingeniero del grupo, Juan José Gallardo, calculó la carga liquida y el peso propio de la gabarra para que, totalmente llena, quedase elevada 70 centímetros sobre la superficie del río. La idea era hacer coincidir el nivel del agua con el del borde de la piscina de tal forma que los bañistas se sintiesen completamente inmersos en el cauce del río. Para ello, y por medio de la curvas de calados, se añadió a la cámara de aire contenida en la doble carcasa de estas embarcaciones de carga, una base de poliestireno expandido que decreciese el peso de la carga y consiguiese el desplazamiento deseado.

La colaboración de los distintos profesionales ha transformado una tradición perdida en una experiencia poética. Con el baño móvil en una barcaza que puede ser transportada fácilmente y anclada en otra localización, los bañistas han ganado una perspectiva completamente nueva de su ciudad.

Los límites entre el Berlín Este y el Oeste no fueron dibujados únicamente por el muro que ahora pertenece a la historia. El río Spree acentuaba esa separación ya que todos sus puentes en la ciudad – con la excepción del Schilling y del Weidendammerbruecke – fueron dinamitados al final de la Segunda Guerra Mundial. Es más, la presencia del Spree llegó a ser casi imperceptible en la parte Este de la ciudad.

Desde la unificación alemana, el gobierno ha realizado formidables inversiones en la restauración y en la construcción de nuevos puentes. Sin embargo, y a pesar de que el río Spree recorra el centro histórico de la ciudad o a los numerosos puentes ahora existentes, Berlín no ha concedido nunca la importancia que ciudades como París o Londres han atribuido a sus puentes.

Con el objetivo de establecer, literalmente, puentes con sus viejas fronteras, el proyecto “Conexiones Construidas 2002” entendió la edificación de nuevos puentes como un problema interdisciplinar. El título «Con-Con” relata las interacciones comunicativas que derivan de la unión de dos polos. Se propuso como una plataforma de discusión sobre la significancia y función de los puentes, tanto en su sentido estructural como sociológico, con el objetivo principal de realizar diversas actuaciones en los puentes y el río Spree que fomentarán y potenciarán las relaciones sociales y culturales río-ciudad.

Para mantener el uso del «barco de baño» durante la temporada de invierno, se ha creado una cubierta temporal, que fue montada por primera vez en el otoño de 2005. Esta segunda parte del proyecto pertenece al estudio de arquitectura berlinés Wilk-Salinas. Conformado por Gilbert Wilk y Ana Salinas, esta joven pareja trabajó con AMP en el proyecto de piscina y, desde entonces, ha estado ligada a la ejecución de las obras, encargada de la intensa negociación con las normativas municipales, así como del proyecto y la construcción – literalmente hablando – del cerramiento de la piscina en los meses de invierno.

La cubierta consiste en tres cuerpos ligeros en forma de tubo, orientados longitudinalmente a la piscina y a las plataformas de madera. El interior de cada tubo esta determinado por sus funciones: un Lounge, en la primera plataforma, un paisaje de Sauna, en la segunda, y la piscina.

La construcción consiste en arcos de madera con forma de elipse cubiertos por dos familias de telas. El espacio entre la doble capa de tela se infla con aire a baja presión. De esta forma se consigue un buen aislamiento y un peso propio mínimo. Al utilizar tela translúcida, y en ciertos puntos transparente, se mantiene una relación intensa con el entorno, se eliminan los cerramientos. Se consigue una construcción etérea y abierta.

Para la construcción se han utilizado materiales estándar. Los detalles de las conexiones entre los elementos son muy sencillos, para conseguir un montaje rápido y manual, sin necesidad de grúas. Durante la temporada de verano esta cubierta se desmonta hasta su uso en el próximo invierno, o se reutiliza como un pabellón de exposiciones en el área de la Arena.

 

2. ANTIGUO EDIFICIO INDUSTRIAL

Proyecto: Antiguo edificio industrial, Berlín
Dirección: Schlesische strasse nº28, Cuvrystrasse
Tipología: Rehabilitación
Autor: Georg Augustin, Ute Frank
Año del proyecto / Construcción:
Bibliografía: 2005 Detail nº3 «Rehabilitación», pág: 324-329
Localización 

Una mezcla variopinta de pequeños negocios rodea el antiguo almacén de una cervecería en el corazón del barrio berlinés de Kreuzberg. La situación en un patio abierto directamente al río Spree también hacía atractivo este edificio histórico para uso de oficinas. Eso llevó al cliente a la rehabilitación y ampliación de la planta alta. En el curso de los últimos años, se han tomado numerosas medidas para su remodelación, convirtiendo el antiguo tejado a dos aguas en uno de una sola vertiente, con una cámara de refrigeración sobre dos filas de pilares adicionales.

Partiendo de un concepto sencillo, los arquitectos despejaron la estructura para crear un espacio único. Una galería nueva amplía la superficie útil y una serie de buhardillas laterales permiten una iluminación desde ambos lados, noreste y este.

 

El resultado espacial es complejo y muy plástico. Para el nivel adicional se emplearon dos filas de pilares ya existentes, sobre los que reposa la planta adicional retranqueada a lo largo de la medianera del edificio. Unas buhardillas se apoyan en la parte frontal de la cubierta y en el antepecho de hormigón macizo de las galerías.

Su sorprendente forma hueca permite que la luz llegue a través de un vacío a la antigua construcción, duplicando la altura de la planta inferior, destinada a uso de oficinas. El revestimiento, que a simple vista parece un entablado de madera, consta de tubos de aluminio.

   

Con cuatro colores distintos, que se reparten de manera irregular por toda la superficie, el revestimiento se integra perfectamente en la imagen del patio, dominado por el color beige del ladrillo. La capa de drenaje se encuentra oculta bajo los tubos; así se obtienen superficies homogéneas limpias, sin canalones ni bajantes.  Las personas que trabajan en alguno de los edificios aledaños de cinco plantas, ya existentes, disfrutan de un atractivo paisaje con cubiertas de forma cúbica, a modo de «quinta fachada», mientras que los nuevos vecinos pueden ver la orilla del río Spree desde la terraza del ático.

3. OBERBAUMBRÜCKE

El puente ‘Oberbaumbrücke’, uno de los hitos monumentales de la ciudad, enlaza el barrio de Friedrichschain con el de Kreuzberg.

El puente se construyó en  los antiguos límites del área municipal en 1732. Un puente de madera se construyó entonces como una entrada a la ciudad. El nombre ‘Oberbaumbrücke’ procede del pesado tronco de árbol cubierto con pinchos metálicos que fue utilizado como grúa para bloquear el río durante la noche y prevenir el contrabando. (‘Baum’ significa árbol o viga de madera, siendo la traducción literal ‘ Sobre el puente del árbol’).

En 1879 el puente de amdera se modificó considerablemente. Con 154 metros, era el puente más largo de Berlín, pero no estaba adecuado al enorme tráfico que necesitaba cruzarlo cada día. Se realizaron nuevos proyectos para la construcción de un nuevo puente en piedra, mientras que la compañía Siemens & Halske, encargada de la construcción del metro de Berlín, insistió en que el puente permitiese el paso a vehículos, peatos y una nueva línea de ferrocarril.

El nuevo puente se inauguró en 1896 tras dos años de construcción. El arquitecto encargado fue Otto Stahn (1859-1930), que proyectó un puente de estilo neogótico alemán, con muchos elementos decorativos, como arcos apuntados, bóvedas de crucería y escudos de armas. Las dos torres fueron inspiradas por la Torre de la Puerta Central (Middeltorturm) de la ciudad norteña de Prenzlau en Brandenburgo. De cáracter puramente estético, sirvieron como un recordatorio de la antigua entrada a Berlín.

En 1902 el primer tramo del metro fue abierto al público. Cuando el crecimiento de Berlín en 1920 absorbió otros municipios, el puente ‘Oberbaumbrücke’ se convirtió en el enlace de los barrios Friedrichschain y Kreuzberg.  En Abril de 1945, el Ejército alemán voló la parte central del puente con la intención de parar el avance del Ejército Rojo. Tras la guerra, cuando Berlín fue dividido en cuatro sectores, el Oberbaumbrücke comunicaba el sector Americano con el sector Soviético.

En 1961, cuando se construyó el Muro de Berlín, el puente se convirtió en parte de la frontera entre Berlín Este y Berlín Oeste. A partir de 1963, el puente se utilizó como un paso fronterizo que podía ser cruzado sólamente por los residentes del Berlín Oeste.

Con la reunificación alemana, el puente fue restaurado con su antigua apariencia, añadiéndose una sección central de acero construida por el arquitecto Santiago Calatrava.

4. EMBAJADA DE LOS PAISES BAJOS

Proyecto: Embajada de los Paises Bajos, Berlín
Dirección: Rolandufer, Klosterstrasse
Tipología: Embajada Autor: OMA – Rem Koolhaas
Año del proyecto / Construcción: /2003
Bibliografía: – Pasajes nº 59, pág: 50-63 – «Edificios Espectaculares», pág: 134-143
Localización

Tras la reunificación, los Países Bajos eran libres para escoger un nuevo solar para su embajada, ya que habían vendido la antigua después de la Segunda Guerra Mundial. Para ello, prefirieron el emplazamiento en al Roladu Ufer en el barrio «Mitte», el asentamiento más antiguo de Berlín. El cliente pidió un proyecto que se basara en un edificio exento que integrara los requerimientos de seguridad típicos de las embajadas, con la expresión de la mentalidad abierta holandesa.

Las ordenanzas tradicionalistas del antiguo Berlín Oeste exigían que el nuevo edificio completase la manzana de acuerdo con el estilo del siglo XIX, mientras que los funcionarios de urbanismo del antiguo Berlín Este mostraron una actitud abierta hacia la propuesta de OMA: un cubo levitando sobre un podio que completara la manzana.

   

Finalmente se encargó a OMA el diseño de todo el solar, por lo que pudieron explorar y aplicar en el proyecto una combinación de obediencia (consolidando el perimetro de la manzana) y desobediencia (construyendo un cubo exento).

 

Un recorrido continuo a través de las ocho plantas de la embajada define la comunicación interna del edificio. Las zonas de trabajo se sitúan a lo largo de la fachada en los espacios sobrantes tras haber excavado el recorrido en el interior del cubo.

Dentro del cubo se activan los espacios de recepción. Otros espacios semipúblicos quedan situados más cerca de la fachada y en cierto punto sobresalen sobre la zona de descarga. Desde la entrada, el recorrido conduce a través de la biblioteca, la sala de reuniones, el gimnasio y el restaurante hacia la terraza de la cubierta.

El recorrido descompone la relación con el contexto, el río Spree, la Torre de Televisión (‘Fernesehturm’), el parque y la pared de las residencias de la embajada, siendo parte de ella «un vacío diagonal» a través del edificio que permite divisar la Torre de Televisión desde el parque.

 

El recorrido (con una ligera sobrepresión) funciona como un conducto principal de aire desde el que el aire fresco se filtra hacia las oficinas para después ser arrastrado a través de la doble fachada. Este concepto de ventilación es parte de una estrategia para integrar más funciones en un mismo elemento.

Esta estrategia se utiliza también en el concepto estructural. Las paredes interiores adyacentes a la trayectoria son vigas que se cruzan lo suficiente como para transmitir las cargas. De esta manera se crean grandes espacios abiertos en las plantas inferiores del edificio. Una serie de montantes de cristal, que pueden derrumbarse en caso de incendio mientras dejan la superestructura intacta, sostienen las losas de forjados donde el recorrido se encuentra con la fachada.

La calle de acceso entre el ‘cubo’ y el ‘muro residencial’ actúa como un patio abierto por un lado para permitir una vista panorámica del Spree y del parque. Para resaltar la diferencia con los edificios vecinos revestidos de piedra, el basamento y el muro que contiene las residencias se recubren de aluminio.

 

Koolhaas utiliza la lectura urbanística del solar transformándola en un recurso arquitectónico. La materialización final es efectista al igual que notable y transgresora y, aparece como resultado de la descomposición de la masa construida en una pieza en L que libera el espacio y genera un telón de fondo para una pieza en forma de cubo agujereado.

A diferencia de la Galería Am Kupfergraben de David Chipperfield, también en Berlín, que asume su papel en un entorno que es patrimonio histórico y arquitectónico haciendo referencia a los edificios adyacentes y que busca relacionarse con ellos a través de grandes huecos en las fachadas; en la Embajada de los Países Bajos de OMA, el edificio surge como una reinterpretación de los edificios del entorno.

5. NIKOLAIVIERTEL

Fundado alrededor de 1200, el Barrio de Nikolás (Nikolaiviertel del Altberlin), junto con su asentamiento vecino de Cölln, es el corazón histórico de Berlín. Situado en el distrito ‘Mitte’, a cinco minutos de la Alexanderplatz y a orillas del Spree, en el centro destaca la construcción de la iglesia Nikolaikirche, la más antigua de Berlín.

Los dos asentamientos de Altberlin y Cölln a la otra orilla del Spree originó la antigua ruta comercial denominada Mühlendamm, lugar donde el río se podía cruzar fácilmente. La Iglesia Nikolai, originalmente fue erigida en 1230 como una basílica románica y destinada al culto católico. Tras la Reforma protestante de 1539, la iglesia se destinó al culto luterano.

En la festividad del Día de la Reforma (31 de Octubre) de 1938, el edificio fue utilizado por última vez por su congregación. A partir de este día, el edificio, siendo una de las estructuras más antiguas de Berlín, fue utilizado como museo (como parte del Museo Märkisches). Esto se debió a la disminución de feligreses como consecuencia de la intensa comercialización del centro de la ciudad, reemplazándose las residencias por oficinas y tiendas. La comundidad religiosa se congregaba por tanto en la cercana Iglesia de Santa María.

La Iglesia de Nikolai, tal y como se presenta en nuestros días se debe a una profunda reconstrucción, puesto que la iglesia original fue reducida a un esqueleto quemado por los bombardeos Aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la guerra, las ruinas permanecieron en Berlín Este, y hasta 1981 la RDA no autorizó la reconstrucción de la Iglesia según los antiguos diseños y planos. Actualmente, el edificio es usado como un museo y ocasionalmente como una sala de conciertos, debido a su famosa acústica.

 

La zona entorno a la iglesia con sus calles medievales se conservó durante siglos, hasta que fue destrozada por los ataques áreos que se sucedieron en los bombardeos a Berlín durante la Segunda Guerra Mundial.

En el 750º aniversario de Berlín, en 1987, los edificios fueron restaurados en una particular mezcla de reconstrucción de casas históricas y bloques de losas de hormigón prefabricados denominados ‘Plattenbau’. Esto confiere a la zona una apariencia inconfundible.

6. ALEXANDERPLATZ

Originalmente se denominó ‘Ochsenmarkt’ (mercado del buey), puesto que albergaba un mercado de venta de ganado. Su nombre actual fue dado en honor a la visita a Berlín realizada por el zar Alejandro I de Rusia el 25 de octubre de 1805.

A fines del siglo XIX la plaza cobró importancia como centro comercial con la construcción de una estación de metro del mismo nombre y un mercado. Tuvo su auge en los años 1920, cuando junto con Potsdamer Platz era considerada el corazón de la noche berlinesa, llegando a inspirar la novela de Alfred Döblin, Berlin Alexanderplatz, publicada en 1929.

Durante la Batalla de Berlín, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, la plaza fue fuertemente dañada por los bombardeos y los combates. Alexanderplatz fue rediseñada varias veces en su historia, siendo las reformas de los años 1960 las últimas de gran magnitud, en que la plaza fue ampliada como parte del plan de rediseño del centro de Berlín encarado por la República Democrática Alemana. Se convirtió a partir de entonces en uno de los espacios públicos más importantes de Berlín Oriental. Tras la reunificación alemana Alexanderplatz de nuevo fue sometida a varios cambios y reformas, al igual que los edificios que la rodean y buena parte de la ciudad.

A pesar de la construcción de una línea de tranvía y el agregado de algunos espacios verdes, la plaza ha conservado su marcado carácter socialista. Se conserva, por ejemplo, la Fuente de la Amistad de los Pueblos, blanco frecuente de graffitis y pintadas. En 1993 se publicaron planes que hablaban de la construcción de varios rascacielos, pero la falta de demanda e interés hizo decaer la iniciativa y es improbable que se lleve a cabo. Sin embargo, a partir de 2004 se han rediseñado algunos edificios y está planeada la construcción de algunas estructuras nuevas en el sector sudeste de la plaza.

En mayo de 2007 los obreros que realizan obras de alcantarillado en la plaza descubrieron en su subsuelo el que se considera como el mayor búnker de la Alemania nazi construido en la capital alemana. La construcción de la que se había olvidado su existencia, fue construido entre 1941 y 1943 como refugio de la compañía alemana de ferrocarriles.

. Iglesia de Santa María ( St. Marienkirche):  La fecha exacta de su construcción se desconoce, aunque aparece por primera vez nombrada en unas crónicas alemanas de 1292. Se supone que data de principios del siglo XIII, construida originalmente como una Iglesia Católica, pero que tras la Reforma Protestante se destinó al culto luterano. Junto con la Nikolaikirche, Marienkirche es la iglesia más antigua de Berlín. Está construida de ladrillo, aunque se conservan partes de granito más antiguas.

Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió numerosos daños por los bombardeos aliados, siendo reconstruida en la década de 1950 por las autoridades de Berlín Este. Antes de la Segunda Guerra Mundial, la Iglesia se encontraba en mitad de una parte densamente poblada, usándose de forma regular como iglesia para los feligreses. Sin embargo, tras la guerra, todos los edificios quedaron en ruinas, por lo que se decidió despejar la zona. Actualmente la Iglesia se erige en un espacio abierto, eclipsada por la Fernsehturm.

. Ayuntamiento Rojo (Rotes Rathaus): El ayuntamiento fue construido entre 1861 y 1869 al estilo del Renacimiento del norte de Italia por el arquitecto Hermann Friedrich Waesemann. La arquitectura de la torre se inspiró en el modelo de las torres de la Catedral de Laon en Francia. Este edificio sustituyó a varias edificaciones procedentes de la Edad Media, por lo cual ocupa una manzana entera.

Fue dañado durante el bombardeo aliado en la Segunda Guerra Mundial. Al localizarse en el sector de Berlín, ocupado por los soviéticos, cumplió las funciones de ayuntamiento de Berlín Este después de su reconstrucción durante la década de 1950 de acuerdo a los planos originales, mientras que el Rathaus Schöneberg, sirvió como sede del senado de Berlín Oeste. Después de la reunificación alemana, la administración de Berlín se trasladó a este edificio en 1991. El nombre de este edificio histórico data de su fachada hecha con ladrillos rojos.

. Fuente de Neptuno (Neptunbrunnen): La creación de la fuente se debió a la recomendación de Friedrich Schinkel de que en la «Plaza del Palacio», frente al Palacio Real de Berlín, se hiciese una fuente monumental. El joven Reinhold Begas tomó esta idea y creó varias versiones para una fuente, la última de la cuales fue adoptada en 1888.

La fuente fue un regalo del magistrado de la ciudad para Guillermo II de Alemania, que era un gran admirador de Begas. Fue inaugurada el 1 de noviembre de 1891. A principios del siglo XX la fuente era conocida también como Schlossbrunnen (Fuente del palacio) y Begasbrunnen, por su creador Reinhold Begas.

En su punto más ancho, la alberca de la fuente mide 18 metros. La alberca esta hecha de granito rojo de Suecia y se encuentra sobre un pedestal de tres escalones. La altura de la sección central hasta la cabeza de Neptuno es de 8,50 metros y la altura hasta la punta del tridente es de 10 metros.

En el centro de la alberca se alza una poderosa escultura del Dios romano de los oceanos, Neptuno. Sobre su hombro, sostenido con el brazo izquierdo, descansa el símbolo de su poder, el tridente. La mano derecha descanza sobre su muslo. Neptuno es llevado por cuatro tritones sobre una concha, rodeado de niños rebozantes que juegan en el agua. En la alberca hay varias figuras de animales acuáticos, como tortugas, un cocodrilo, una langosta, focas y serpientes. En el borde de la alberca están sentadas cuatro figuras femeninas que representan los ríos Rin, Vístula, Óder y Elba.

Las figuras sufrieron graves daños durante la batalla de Berlín, al final de la Segunda Guerra Mundial. Tras la polémica demolición del Palacio Real por el régimen de la RDA en 1951, la fuente fue desmontada y almacenada. En 1969, tras la restauración de las figuras, la fuente fue instalada en su lugar actual. Hoy en día, los trabajos de reconstrucción del Palacio Real de Berlín ya están en proceso, pero no se ha determinado si la fuente será recolocada en su antiguo lugar frente al palacio.

. Fernsehturm: El Fernsehturm (en alemán, Torre de televisión) es un punto de referencia muy conocido. La torre fue construida en 1969 por la extinta República Democrática Alemana (RDA) y su imagen fue usada desde entonces por el gobierno de la RDA como un símbolo de Berlín Oriental. Desde ella se pueden ver fácilmente todos los distritos del centro de Berlín y continúa siendo un símbolo de la ciudad.

En 1964, Walter Ulbricht, dirigente del Partido Socialista Unificado que gobernaba la República Democrática Alemana, decidió impulsar la construcción de una torre de televisión en la Alexanderplatz, tomando como modelo al Fernsehturm de Stuttgart. La estructura fue ideada por Hermann Henselmann y Jörg Streitparth; luego se sumaron al equipo de arquitectos Walter Herzong y Herbert Aust. La construcción comenzó el 4 de agosto de 1965 y el edificio fue inaugurado poco más de 4 años después, el 3 de octubre de 1969.  Si bien había comenzado la construcción de una torre de televisión en Müggelberg, al sudeste de Berlín, el proyecto fue cancelado porque una torre en ese lugar sería peligrosa para los aviones que aterrizaran y despegaran del cercano Aeropuerto Internacional Schönefeld de Berlín.

Cada vez que el sol se refleja en la cúpula de acero inoxidable del Fernsehturm, se forma el dibujo de una cruz. Este efecto no fue buscado ni previsto por nadie. Bromeando con el ateísmo del Estado socialista, los berlineses empezaron a llamar al fenómeno de la cruz luminosa como Rache des Papstes, o la revancha del Papa. Por la misma razón la torre también fue denominada San Walter, en referencia a Walter Ulbricht.

 

La altura original del Fernsehturm era de 365 metros, pero pasó a ser de 368 tras la instalación de una nueva antena en los años 1990. Es actualmente el cuarto edificio más alto de Europa, sólo superado por la Torre Ostankino de Moscú, y la decimoséptima torre más alta del mundo. En la cúspide de la torre hay una gran esfera en la que se ubican un mirador y un restaurante; el mirador está a una altura aproximada de 204 metros sobre el suelo. El restaurante, que gira 360 grados cada media hora, se ubica unos metros por encima del mirador. Dentro del cuerpo principal de la torre hay dos ascensores que llevan a los visitantes a la esfera en 40 segundos.

7. PALACIO REAL DE BERLÍN (HUMBOLDT FORUM)

Fue el edificio más importante de la administración en Prusia. Berliner Stadtschloss fue la residencia principal de los Hohenzollern desde el siglo XVIII hasta la caída del Imperio alemán, al final de la Primera Guerra Mundial.

La primera piedra del Palacio se colocó en 1443. Con esta construcción la monarquía buscaba unir la doble ciudad Berlín/Cölln. El edificio rompió la independencia de las dos ciudades y terminó convirtiéndose en el corazón de la nueva urbe. A partir de 1538 se inició la demolición del castillo que fue reemplazado por un Palacio, obra del arquitecto Andreas Schlüter, quien le dio su aspecto general. A partir de 1701, con la coronación del Federico I de Prusia, el edificio se convierte en residencia real.

En 1845 el Palacio adquirió su forma final con la cúpula encima del portal. El complejo arquitectónico acogía además los principales despachos de la administración prusiana. Fue en uno de sus balcones donde Karl Liebknecht proclamó la república el 9 de noviembre de 1918. Gravemente dañado en la Segunda Guerra Mundial, solo sobrevivieron las ruinas del edificio hasta que Walter Ulbricht, principal dirigente de la República Democrática Alemana (RDA) decidió destruirlo completamente en 1950, argumentado que el edificio simbolizaba la Prusia que debía ser extirpada para siempre.

  

En 1976, Erich Honecker inaugura el Palacio de la República, un edificio moderno en la parcela que antes ocupaba el Palacio Real. Este edificio con ventanas espejadas en bronce, pasó a ser sede de la Cámara del Pueblo, el parlamento de la RDA. No sólo se lo usaba para asuntos administrativos; también alojaba restaurantes, galerías de arte y un teatro.

Algunos alemanes orientales llamaban al Palacio de la República, en forma humorística, Ballast der Republik («Balasto de la República»), Erichs Lampenladen («La tienda de lámparas de Erich»), en referencia al líder de la RDA Erich Honecker y las 1.001 lámparas del techo, o Palazzo Prozzo. La demolición del Palacio de la República se inició en 2006 y se espera que para el año 2015 este terminada la reconstrucción del Palacio Real.

  

Este proyecto contempla la creación del «Humboldt Forum», en homenaje a Alexander von Humboldt, que albergaría un hotel de lujo, salas para exposiciones temporales de los museos de Berlín y una estación de metro en el interior de nuevo edificio, cuyas fachadas serán una copia exacta de las originales. La canciller Angela Merkel, así como su antecesor Gerhard Schröder, son partidarios del proyecto.

El costo total de la obra se calcula entre 500 y 800 millones de euros. De esta cifra 80 millones corresponden al costo de la fachada que será financiada a través de donativos de particulares. Cada donante adquirirá el derecho a que una piedra de la construcción lleve inscrito su nombre. Esta parte de la obra será realizada utilizando las mismas técnicas que se emplearon en la construcción original. La construcción original contaba con 85.000 m², el Humboldt Forum dispondrá de 150.000 m². Berlín podrá contar así con un nuevo icono que represente el resurgimiento de la ciudad y de Alemania.

8. CATEDRAL DE BERLÍN (BERLINER DOM)

El edificio fue construido entre 1895 y 1905. El lugar donde se encuentra este edificio lo ocupaba anteriormente una catedral barroca construida por Johann Boumann culminada en 1747 y posteriormente remodelada en 1822 por el arquitecto berlinés Karl Friedrich Schinkel en estilo neoclásico. Esta catedral fue demolida en 1894 por orden del emperador Guillermo II y fue reemplazada por la actual, diseñada por Julius Raschdorff.

Su portada se encara al jardín Lustgarten y al Palacio Real berlinés (Berliner Stadtschloss).[3] Mide 114 m de largo, 73 de ancho y 116 de alto, siendo mucho más grande que las construcciones que previamente habían existido en ese lugar. Se pensó como un gran templo protestante que contrarrestara la influencia de la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el templo fue seriamente dañado por los bombardeos. Hasta 1975, fecha en la que comenzaron los trabajos de reconstrucción, se colocó un techo provisional para proteger el interior. Estos trabajos concluyeron en 1993, con un nuevo diseño de la parte superior más simple y de menor altura que el original.

En el interior de la Catedral de Berlín se alberga la Cripta de los Hohenzolllern. En esta cripta conocida en alemán como la Hohenzollerngruft se hallan los sarcófagos de diversos miembros de la familia Hohenzollern

En realidad la catedral de Berlin nunca ha sido una catedral en el sentido estricto de este término, dado que esta Catedral no ha alojado nunca a un obispo católico. Cuando en 1930 la Santa Sede estableció por primera vez una diócesis católica en Berlín, la catedral de Berlin había sido ya un templo protestante por mucho tiempo.

9. BAHNHOF BERLÍN FRIEDRICHSTRASSE

La Estación de tren de Friedrichstrasse se sitúa en la confluencia del río Spree con la calle de Friedrichstrasse, el principal eje norte-sur del centro de Berlín.

La primera estación se construyó en 1878 según los planos de Johannes Vollmer, arquitecto que también trabajó en la construcción de la cercana  estación de Hackescher Markt. La estación tenía dos andenes, con la puerta principal situada hacia el norte mientras que al sur se disponían los carruajes de caballos. Se inauguró el 7 de Febrero de 1882, siendo el 15 de Mayo la fecha en la que se iniciaron los trenes de larga distancia.

Debido a la enorme cantidad de tráfico que asumió la estación antes de la Primera Guerra Mundial, en 1914 se proyectó una ampliación. Se construyó un nuevo andén junto con dos nuevos vestíbulos diseñados en estilo expresionista. En 1923 se incluyó una estación de metro que se disponía bajo la estación de ferrocarril.

Tras el 1 de Diciembre de 1938, la Noche de los cristales rotos, miles de niños judíos pasaron por la estación Friedrichstrasse para abandonar Alemania como parte del Movimiento de Niños Refugiados (Kindertransport), misión de rescate que tuvo lugar nueve meses antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. A través de este movimiento, casi 10.000 niños judíos procedentes de la Alemania Nazi llegaron al Reino Unido donde fueron acogidos en hogares, albergues y granjas. En el 2008, Frank Meisler, que se salvó en uno de esos trenes que se dirigieron hacia Liverpool y Londres, construyó un monumento conmemorativo de este hecho.

Durante los bombardeos de Berlín en la Segunda Guerra Mundial, la estación consiguió escapar a grandes daños. Sin embargo, el 2 de Mayo de 1945, una explosión creó un gran agujero en el túnel Norte-Sur del tren, lo que provocó que el río Spree inundase parte de la estación. Hasta el día de hoy no está claro que provocó la explosión; por un lado se cree que pudo ser realizado por la SS Alemana, mientras que otra teoría sostiene que fue provocada por el ejército Soviético. El túnel de la estación de Friedrichstrasse fue utilizada hasta los últimos días de la guerra como un hospital militar de emergencias, siendo los trenes utilizados como habitaciones de hospital. La reconstrucción de la estación comenzó en 1945, reinaugurándose el túnel subterráneo en Noviembre de 1946.

Con la aparición de la Guerra Fría, la estación Friedrichstrasse tuvo un papel muy importante para los ciudadanos de Berlín que querían ponerse en contacto con amigos o parientes de otros sectores de Berlín. A través de esta estación, muchas personas abandonaron Berlín Este llegando a alcanzar el 20% de la población total. Este agujero dentro del telón de acero provocó que las autoridades de Berlin Este decidieran erigir el Muro de Berlín en 1961, cerrando la comunicación entre Berlín Este y Oeste. Las líneas de tren, que parte de su trayecto discurría en suelo del Berlín Oeste y otra parte en Berlín Este, sólo podían ser usadas por los ciudadanos de Berlín Oeste. Los trenes no hacían parada en las estaciones pertenecientes a Berlín Este, convirtiéndose en estaciones fantasmas.

En la estación Friedrichstrasse, los andenes A y B eran final de trayecto de trenes de larga distancia que comunicaban Berlín Oeste con Copenhage, Estocolmo, Paris. El andén C estaba destinado para la comunicación entre Berlín Este y Alemania del Este. Entre los andenes B y C se levantó una barrera de metal para separar completamente las dos áreas de los dos sistemas de la Guerra Fría. La estación Friedrichstrasse se equipó con un laberinto de pasillos, barreras, cámaras de seguridad, guardias armados y oficiales de la Stasi para evitar intentos de huida. En el nivel del suelo se desarrollaron controles de pasaportes, de aduanas, salas de espera, salas de interrogatorios, celdas de arresto, etc.

Debido a su localización en el centro de Berlín, la estación de Friedrichstrasse tuvo un enorme tráfico como frontera, por lo que se construyó un nuevo edificio con distintos controles de pasajeros para ciudadanos de Berlín Oeste, extranjeros, diplomados y viajeros en tránsito. Este edificio se convirtió en escenario de las despedidas entre las personas que podían cruzar la frontera y los que no tenían derecho a ello, por lo que recibió el nombre de «Tränenpalast» (Palacio de las Lágrimas).

Tras la caída del Muro de Berlín, todas las barreras que se construyeron para separar la estación fueron quitadas. Las líneas volvieron a conectarse y se realizó una gran restauración y reestructuración de las comunicaciones y de la estación Friedrichstrasse.

10. PAUL-LÖBE HAUS

La casa «Paul Löbe» es un edificio legislativo que facilita el funcionamiento del parlamento en el vecino Reichstag con sus cerca de mil oficinas y espacios para los diputados, las aulas de sesiones y restaurantes en la rotonda este situada en la plaza Spreeplatz.

Este edificio debe su nombre al presidente Paul Löbe, que gobernó Alemania entre los años 1924 y 1932, y representa una de las construcciones más impresionantes de Berlín.

El complejo cuenta con cerca de 32000 m2 de superficie útil, distribuidos en 8 plantas. En total hay 550 despachos para 275 diputados, 21 salas de reuniones, 400 oficinas, 8 salas de conferencias, dos restaurantes y la sede de la Comisión Europea.

La estructura en forma de peine del edificio diseñado por Stephan Braunfels demuestra con sus patios ajardinados abiertos al norte y sur el principio básico de los «caminos cortos».

A pesar de las dimensiones del edificio, el arquitecto Stephan Braunfels ha conseguido que este edificio tenga un aspecto ligero. El arquitecto de Munich consiguió convencer al jurado y adjudicarse el proyecto gracias a su apuesta por el cristal como material constructivo. Los ocho pisos de altura del edificio se encuentran en un hall totalmente acristalado.También las salas anexas se benefician de la vista y transparencia que ofrece la superficie acristalada.

Otro elemento que marca un estilo son las enormes marquesinas que se encuentran a 23 metros de altura, y que están soportadas por delgados pilares. Acentúan la orientación este – oeste del edificio, a la vez que se corresponden con la estructura constructiva de la casa Marie-Elisabeth-Lüders, que se encuentra en la otra orilla del río. Con este arte arquitectónico se ha concebido todo un complejo unido mediante un puente.

Para no desvirtuar el aspecto interior del edificio, las instalaciones eléctricas se tuvieron que integrar perfectamente en forma y color.

11. ESTACIÓN CENTRAL (HAUPTBAHNHOF)

La Estación Central de Berlín (Berlin Hauptbahnhof) es la mayor estación ferroviaria de paso de la Unión Europea. Se encuentra ubicada en el centro de Berlín, cerca de la Cancillería, del Reichstag (edificio del Parlamento de Alemania) y de la Puerta de Brandeburgo.

El complejo es un diseño del arquitecto alemán Meinhard von Gerkan. Con un coste inicial estimado de 700 millones de euros (el coste final fue de 900 millones de euros).

La estación fue ideada a partir de 1992 y empezó a ser construida en 1995, siendo inaugurada el 26 de mayo de 2006, justo a tiempo para la celebración de la Copa Mundial de Fútbol de 2006.

La estación sustituye los ocho estaciones terminales que existían a Berlin al fin del siglo 19 con una sola estación de pase en dos niveles en forma de cruce. Las antiguas estaciones terminales fueron severamente dañadas en la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente se cerraron debido a la división de Alemania en dos estados y Berlín en sectores. La caída del Muro de Berlín en 1989 y la unificación estatal, junto con la decisión de instalar la capital en Berlin, crearon una situación nueva que precisaba de grandes cambios.

La solución realizada en el marco de la Remodelación de Berlín es una concepción fungiforme trazada por la Stadtbahn. La estación de cruce fue construida sobre el antiguo Lehrter Bahnhof (Estación de Lehrte) donde terminaban los trenes procedentes de Hannover y Colonia. La antigua estación fue demolida a principios de la década de los 2000, cuando ya estaba construida la infraestructura de la actual Estación Central para evitar cortar el importante tráfico ferroviario que soporta el Stadtbahn.

La superficie total es de 70.000 m² distribuidos en cinco plantas, con un total de 15.000 m², para restaurantes y comercios situados en las tres plantas centrales, mientras que la superior e inferior albergan los andenes ferroviarios. A ambos lados de la estación se alzan dos bloques de oficinas.

Esta estación central está equidistante de las dos estaciones que oficiaban de estaciones centrales de las partes en que estaba dividida la ciudad antes de la caída del muro de Berlín: Alexanderplatz (en el Berlín Este), y Zoologischer Garten (en el Berlín Occidental). Al otro lado del río Spree se encuentra el complejo Parlamentario y la cancillería.

La parte central es una bóveda curva de 20.000 m², compuesta por 8.500 vidrios de diferentes tamaños unidos por más de 80.000 m de tirantes. La estación cumple con los más altos estándares que la arquitectura ecológica puede implementar en esta clase de construcciones. El hábil manejo de la luz natural y especialmente la instalación de paneles fotovoltaicos en el tejado, que suministran cerca de 50% del consumo energético de la estación, colocan a esta obra como un referente en la materia.

La cuarta parte del presupuesto fue destinada a los cimientos, ya que la central está ubicada en el margen del río Spree, sobre un territorio que tiene como base cerca de 100 m de arena. Se utilizó una técnica que consiste en construir estanques de hormigón de 25 m de profundidad, que se llenaron de agua freática que fue bombeada.

12. CASA DE LAS CULTURAS DEL MUNDO

La Casa de las Culturas del Mundo (Haus der Kulturen der Welt) es el centro nacional de Alemania para el arte contemporáneo no Europeo. En él se presentan exhibiciones de arte, obras de teatro y danza, conciertos, películas y conferencias académicas de la cultura y arte no Europeo. Es una de las pocas instituciones que, debido a su posición nacional e internacional y a la calidad de su trabajo, recibe fondos del gobierno.

El edificio está situado en el jardín Tiergarten, cerca de la Cancillería Alemana. Anteriormente era conocido como Sala de Congresos (Kongresshalle), un regalo de los Estados Unidos. Diseñado por el arquitecto americano Hugh Stubbins Jr, formó parte de la Exposición Internacional de Berlín de 1957  (Interbau). John F. Kennedy habló aquí durante su visita a Berlín Oeste en 1963.

El 21 de Mayo de 1980, el techo se derrumbó ocasionando la muerte de una persona y numerosos heridos. El edificio se reconstruyó siguiendo el estilo original, reabriéndose al público en 1987. Los berlineses han dado varios apodos a este edificio como «Schwangere Auster» (Ostra preñada), o «Lachen von Jimmy Carter» (La sonrisa de Jimmy Carter).

13. TIERGARTEN – COLUMNA DE LA VICTORIA

El Tiergarten es un jardín público urbano situado en el centro de Berlín. Cuenta con unas 210 hectáreas, siendo uno de los jardines urbanos más grandes de Alemania.

En sus orígenes, el Tiergarten era un coto de caza reservado a los Príncipes electores. En 1830, Peter Joseph Lenné lo transformó en un moderno parque urbano. Al norte, el parque está limitado por el río Spree, al noroeste por el barrio Hansaviertel, y al suroeste por el Zoológico. Durante la Guerra Fría, el Tiergarten limitaba al este con el Muro de Berlín.

La principal vía que atraviesa el parque es «Strasse des 17. Juni» que finaliza al este con la Puerta de Brandenburgo. En el centro del parque se encuentra la plaza «Grosser Stern» (Gran Estrella), con la Siegessäule (la Columna de la Victoria). La construcción de la columna se inició para conmemorar la victoria de Prusia en alianza con el Imperio austríaco contra Dinamarca en la Guerra de los Ducados de 1864. Cuando la obra fue terminada e inaugurada en 1874 Prusia había obtenido nuevas victorias en la Guerra de las Siete Semanas contra el Imperio Austriaco en 1866 y la Guerra Franco-prusiana contra el Imperio de Napoleón III. De esta forma la columna pasó a conmemorar también estas otras dos victorias.

   

Inicialmente erigida frente al edificio del Reichstag, en medio de la Königsplatz (ahora Platz der Republik), la columna fue trasladada a su ubicación actual (junto con las estatuas de Moltke y Roon, que se encontraban en la misma plaza) durante la Alemania Nazi siguiendo con los trabajos preliminares para la remodelación de Berlín, conservándose en pie tras el final de la Batalla de Berlín en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Al terminar dicho conflicto, Francia quiso dinamitar el monumento, pero no pudo por el veto anglonorteamericano, aunque los franceses se llevaron los relieves que aludían a su derrota.

~ by lostonsite on 9 octubre, 2009.

Alemania, Berlín, Viajes

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: