header image
 

Cuando el vestíbulo es auditorio

CONCIERTO FILARMÓNICA BERLÍN

LUNCHKONZERT. PHILARMONIE. FOYER

Cornelia Gartemann ………………. violín
Julia Gartemann ……………………. viola
Nikolaus Römisch ………………….. violoncello
Kyoko Hosono ………………………. piano

JOHANNES BRAHMS (1833-1897)

Cuarteto para piano nº 1 en Sol menor, op. 25 (1861)
1. Allegro
2. Intermezzo. Allegro, ma non troppo – Trio. Animato
3. Andante con moto
4. Rondo alla Zingarese. Presto

Johannes Brahms escribió la primera de sus tres obras para piano,violín, viola y violoncello en 1861 cuando tenía 28 años de edad. Su Op.25 tiene cuatro movimientos, el último está inspirado en ritmos y armonías gitanas. La obra fue estrenada en Viena el 16 de Noviembre de 1862, con el propio Brahms al piano y el cuarteto Hellmesberger.

Setenta y seis años después, el compositor Arnold Schoenberg, uno de los pioneros del dodecafonismo, orquestró la obra de Brahms. En 1966 George Balanchine coreografó la versión orquestrada para su bailarina favorita Suzanne Farrell.

Los tres cuartetos para piano fueron concevidos a la vez, (aunque el tercer cuarteto, en Do menor, fue publicado con ciertas alteraciones mucho más tarde), durante un periodo  de tiempo muy tumultuoso para Brahms. Había regresado a su ciudad natal de Hamburgo tras la muerte de su gran amigo y mentor Robert Schumann. Dirigió un coro femenino con mucho éxito, pero un romance infructuoso con Agathe von Siebold y su compleja relación con Clara Wieck (la viuda de Schumann) seguramente le produjo angustia emocional.

También fue un perido de intenso estudio para el joven compositor. Cuando muchos de sus contemporáneos estaban explorando las posibilidades de la música programática: nociones románticas, mitos y temas patrióticos, Brahms dedicó mucho tiempo al estudio de música de sus antepasados, y al desarrollo de la idea de música absoluta (es decir, música que no contiene relación con ningún texto).

En su música vemos un amplio rango de influencias, Bach, Beethonven, el barroco francés… Fue el estudio cuidadoso de sus formas musicales, lo que le condujo a componer piezas de similar instrumentación en parejas, quizás en un esfuerzo de expresar una gama mayor a las posibilidades que él veía para cada conjunto. Sus sextetos de cuerda, las serenatas, la Obertura Trágica y del Festival Académico, al igual que las dos primeras Sinfonías, fueron escritas en parejas. Pese a su sensibilidad entusiasta hacia las ideas del pasado, su armonía, su ingeniosa incorporación del piano a la textura musical y su uso del ritmo sincopado fueron muy originales, convirtiéndole en uno de los compositores más importantes de su época.

El cuarteto en Sol menor abre con el planteamiento de una idea melódica sencilla ejecutada por las tres cuerdas y el piano al unísono, contestada por algunos acordes. Este tema, junto con el segundo, más lírico y sensible, se desarrolla y expande en mil formas. En esto, Brahms le debe mucho a la música de Beethoven. Ambos tenían la habilidad de manipular brillantemente una idea sencilla para crear melodías memorables, sin mencionar las contramelodías y la armonía que conllevan.

El segundo movimiento fue originalmente titulado como «scherzo», pero posteriormente fue definido como «intermezzo», un título que Brahms reservaba a algunas de su músicas más mágicas. Apagadas cuerdas, una ondulante parte de piano y el uso de dosillos y tresillos, tan característicos del compositor, crean un gran efecto en este movimiento. Un trio más animado le sigue. El tercer movimiento comienza con una gran melodía, que eventualmente se desarrolla en una marcial sección central, de nuevo reminiscencia de Beethoven (la marcha turca de la Novena Sinfonía es evocada).

El cuarto movimiento, el Rondó Zingarese con ritmo ternario, partes virtuosísticas y un final más orquestral, hacen que el cuarteto se concluya de una manera muy animada. Rasgos de música húngara forma parte integral del estilo de música de Brahms.

. Cornelia Gartemann. 2º Violín.
Nacida en 1977 en Herford. Miembro de la Berliner Philarmoniker desde 01.01.2004.

Cornelia Gartemann recibió su primer violín a la edad de seis años. Con tan sólo 15 años entró en Detmold Musikhochscule y tras su graduación continuó sus estudios con Thomas Christian. También participó en clases magistrales impartidas por, entre otros, Saschko Gawriloff, Rainer Kussmaul, Herman Krebbers and Yfrah Neaman. Cornelia Gartemann  ha ganado diversos premios en concursos nacionales e internacionales, y ha conseguido becas para la Fundación Jürgen Ponto y la Fundación de Música Alemana (Deutsche Stiftung Musikleben). En conciertos y festivales en Alemania y otros paises europeos y Asia, ha aparecido tanto como solista como en música de cámara. En el año 2000, junto con su hermana Julia Gartemann, fundó «Duo Vialto». 

. Julia Gartemann. Viola.
Nacida en 1975, Münster. Miembro de la Berliner Philarmoniker desde el 01.11.2000

«Lo que más me gusta de tocar en una orquesta es la enorme variedad: interpretamos música de los más diversos periodos y géneros, a eces incluso ópera, trabajando con distintos directores y realizamos música de cámara junto a colegas».

Procedente de una familia dedicada a la música, la viola era en realidad el instrumento de su madre. Julia Gartemann y su hermana Cornelia tocaban el violín y su padre el cello. Sin embargo, en un cierto momento Julia Gartemann comenzó a tocar la viola y supo entonces que ése era su instrumento. Desde entonces no ha vuelto a tocar el violín. En 1990 comenzó a estudiar viola con Nobuko Imai en Detmold Hochschule für Musik. Tras graduarse, en 1998 se dirigió al renombrado Curtis Institute en Filadelfia, finalizando su aprendizaje con Wilfried Strehle en la academia de la Filarmónica de Berlín, junto con clases magistrales con Thomas Riebl, Kim Kashkashian, Wolfram Christ y los Cuartetos de Tokyo y Vermeer.

Julia Gartemann, ha participado exitósamente en varios concursos desde 1986, apareciendo como solista y como música de cámara en Alemania y el extranjero. En los últimos años, se ha dedicado a la enseñanza, incluyendo la academia de verano en Pommersfelden Castle.
Julia Gartemann toca con una viola de 1767 creada por C. F. Landolfi.

 . Nikolaus Römisch. Violonchelo.
Nacido en 1972 en Berlín.
Miembro desde 01.01.2000

«Para mí, como berlinés, poder tocar en la Filarmónica de Berlín fue siempre mi sueño -durante mis días como estudiante tuve la oportunidad de escuchar la orquesta en directo bajo los más grandes directores del momento. Sin embargo, fue necesario cuatro intentos hasta que finalmente fui aceptado

Cuando Nikolaus Römisch tenía cinco años, conoció a una mujer diez años mayor que él durante unas vacaciones familiares. Ella tocaba el cello y Nikolaus quedó impresionado y quiso aprender a tocar el instrumento. Durante sus estudios fue alumno de Reinhild Oelmüller, Dietmar Schwalke, Wolfgang Boettcher e Ivan Monighetti. Desde 1986 hasta 1990 tocó en la Bundesjugendorchester, en la Orquesta de la Comunidad europea desde 1990 hasta 1996, año en el que se involucró en la Orquesta de Berlín de la Deutsche Oper. Tres años más tarde entró en la Filarmónica de Berlín y además se convirtió en miembro de «12 Cellists». En su tiempo libre Römisch, que en 1998 fue elegido para participar en los «Conciertos de Jóvenes Artistas», disfruta del deporte. Es miembro del grupo de fútbol de la Filarmónica y juega al squash.

. Kyoko Hosono. Piano
Nacida en Toyama.

Kyoko Hosono, nacida en Toyama en la costa oeste de Japón, comenzó sus clases de piano a la edad de cinco años. Un año después ganó el primer premio en el Concurso de Piano Fukui de Toyama. En 1989, se cambió a la renombrada Escuela de Música de Toho en Tokio. Comenzó sus estudios de piano en la Universidad de Artes de Berlín, bajo la tutela de su Profesor Erich Andreas, y finalizó en la Academia de Música «Hanns Eisler» con Georg Sava, donde sacó las notas más altas en su éxamen concierto (Konzertexamen).

Kyoko Hosono interpreta regularmente como una artista solista y también con diversas orquestas, incluyendo la Sinfónica de Berlín. Además ha dado recitales de piano en el Festival de Música Skagen de Dinamarca.

Dedica mucho de su tiempo a la música de cámara. Desde hace muchos años, interpreta en un duo con el violonchelista Nikolaus Römisch, tanto en Japón como en Alemania (2001/2004). Ha aparecido en escenarios con músicos de la Orquesta Filarmónica de Berlín y la Orquesta de la Staatsoper Unter den Linden. Junto con su trabajo en el conjunto de tres pianos «Xinowa Sej», Kyoko compone y escribe canciones que interpreta ella misma.

~ by lostonsite on 6 octubre, 2009.

Alemania, Berlín, Viajes

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: