header image
 

Cuando caminas bajo los tilos

UNTER DEN LINDEN

Unter den Linden (Bajo los tilos) es el principal bulevar de la ciudad. Desde su inicio y hasta la Segunda Guerra Mundial fue el centro neurálgico de la vida cultural berlinesa. En ruinas después de 1945 quedo en el sector oriental (Berlin Este) como parte de la RDA. Con la reunificacion después de la caída del Muro de Berlín, ha retomado su lugar como la calle favorita berlinesa.

El amplio bulevar recorre un eje este-oeste con una longitud de 1,5 km., desde el antiguo Palacio de la República hasta la Plaza de París en el lado oeste de la puerta de Brandeburgo, donde se encuentran la Academia de Arte, el conocido Hotel Adlon y la embajada de Francia.

Unter den Linden es uno de los principales ejes de la ciudad, clásico punto de reunión y esparcimiento. En él se encuentran numerosas instituciones y lugares de interés turístico y cultural.

I. BEBELPLATZ

La plaza se encuentra en el lado sur de Unter den Linden. Limita al este con el edificio de la Staatsoper (este es su nombre de antes de la guerra), al oeste con los edificios de la Universidad Humboldt y al sur con la catedral de St. Hedwig, la iglesia católica romana más antigua de Berlín.

La Bebelplatz es conocida por ser el lugar en el que se llevó a cabo la quema de libros el 10 de mayo de 1933 por los miembros de la S.A. (camisas pardas) y las Juventudes Hitlerianas, en la instigación del ministro de propaganda Joseph Goebbels. Los Nazis quemaron alrededor de 20.000 libros, incluyendo obras de Thomas Mann, Erich Maria Remarque, Heinrich Heine, Karl Marx entre otros autores.

 

Actualmente, una losa de cristal situada en el suelo de la Bebelplatz, a través de la cual se puede ver una estantería vacía, conmemora la quema de libros de 1933. En el lugar existe igualmente una placa con una cita del autor Heinrich Heine con una frase de 1817 que dice:

«Das war ein Vorspiel nur, dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen.»
(Eso sólo fue un preludio, ahí en donde se queman libros, se terminan quemando también personas.)

Los estudiantes de la Universidad Humboldt celebran cada año una venta de libros en la plaza para recordar el aniversario de lo sucedido.

En 2006 se celebró en esta plaza la llamada «Mesa redonda de las voces libres», un proyecto sin antecedentes que reunió pensadores de todo el mundo con el objetivo de hallar respuesta a temas sociales de gran envergadura.

. Catedral de Santa Eduvigis (St. Hedwigs-Kathedrale): Catedral católica construida en el siglo XVIII por el rey de Prusia Federico II el Grande. La conquista de Silesia, territorio que Federico el Grande arañó al Imperio Austro-Húngaro en tres guerras, entre 1741 y 1763, llevó al monarca a querer congraciarse con sus nuevos súbditos católicos y les regaló un rincón de su Foro para que pudieran edificar una iglesia, que llevaría el nombre de Santa Eduvigis, una devota reina polaca. Una liberalidad que en realidad no afectaba al bolsillo del monarca, pues la iglesia de Santa Eduvigis tuvo que ser sufragada con colectas, lo que hizo que las obras se prolongaran de 1747 a 1773. Eso sí, el rey permitió que los planos fueran diseñados por su arquitecto oficial, Hans Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff. Ignacy Krasicki, obispo de Warmia (posteriormente arzobispo de Gniezno), ofició la apertura de la catedral en 1773.

Tras el pogromo de la Noche de los cristales rotos que tuvo lugar la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, Bernhard Lichtenberg, canónigo del cabildo catedralicio de Santa Eduvigis desde 1931, oró públicamente por los judíos al día siguiente. Lichtenberg fue posteriormente encarcelado por el gobierno nazi y murió de camino al campo de concentración de Dachau. En 1965 los restos de Lichtenberg fueron llevados a la cripta catedralicia.

La catedral fue completamente destruida en 1943, durante los bombardeos sobre Berlín y ulteriormente reconstruida entre 1952 y 1963.

. Staatsoper Unter den Linden: Federico II de Prusia encargó el edificio original, sobre los terrenos que ahora ocupa, al arquitecto Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff y su construcción se inició en julio de 1741, siendo diseñado para ser la primera parte de un «Forum Fredericianum». A pesar de que no fue acabado completamente, la Opera de la Corte (Hofoper) fue inaugurada el 7 de diciembre de 1742 con una representación de la ópera Cleopatra e Cesare de Carl Heinrich Graun. Esta ocasión marcó el inicio de una afortunada y exitosa cooperación, de más de 250 años, entre la Staatsoper y la Staatskapelle Berlin, la orquesta del Estado, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI.

El 18 de agosto de 1843, el teatro Linden Opera fue destruido por el fuego. Se construyó un nuevo teatro de ópera según planos del arquitecto Carl Ferdinand Langhans en muy poco tiempo, siendo inaugurado el siguiente invierno con una representación de la obra de Meyerbeer, Ein Feldlager in Schlesien (Un campamento en Silesia).

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, la Ópera de Berlín atrajo a muchos ilustres directores, entre ellos a Felix von Weingartner, Karl Muck, Richard Strauss y Leo Blech. Tras el colapso del Imperio alemán en 1918, la Ópera fue renombrada como Staatsoper unter den Linden y la Königliche Kapelle pasó a ser la Kapelle der Staatsoper.

 

En la década de 1920, Wilhelm Furtwängler, Erich Kleiber, Otto Klemperer, Alexander von Zemlinsky y Bruno Walter ocuparon el puesto de director. En 1925, fue estrenada la ópera Wozzeck de Alban Berg, en una producción dirigida por Erich Kleiber en presencia del compositor.

En 1934, cuando la ópera Lulú de Alban Berg fue presentada por Kleiber, el Partido Nacionalsocialista provocó un escándalo y fue forzado al exilio. Con Hitler al poder, fueron despedidos los miembros de origen judío del conjunto. Muchos músicos alemanes del mundo operístico también se exilaron, como los directores Klemperer y Fritz Busch. Durante el Tercer Reich, Roberto Heger, Herbert von Karajan (1939-45) y Johannes Schüler fueron los «Staatskapellmeister».

En 1944 la Staatsoper fue cerrada, siendo la última representación el 31 de Agosto con «Le nozze di Figaro», y el 3 de febrero de 1945 fue destruida por los bombardeos de Berlín. La segunda reconstrucción llevó mucho más tiempo. En 1955, tras una larga reconstrucción en una libre interpretación de las formas barrocas, la Staatsoper se reinauguró con la ópera de Wagner, Die Meistersinger von Nürnberg.

Tras la construcción del Muro de Berlín en 1961, el teatro quedó algo aislado, pero todavía mantuvo un amplio repertorio que incluía obras de los periodos clásico y romántico, junto con ballet y óperas contemporáneas. Con la reunificación, la Linden Opera regresó al mundo operístico. Importantes obras que habían sido ya presentadas en tiempos pasados fueron redescubiertas y discutido su nuevo papel en el marco de la «Berlin Dramaturgy». En los años 1990, la ópera fue oficialmente renombrada como «Staatsoper Unter den Linden». En 1992, el director argentino-israelí Daniel Barenboim fue designado Director Musical.

II. NEUE WACHE (EDIFICIO DE LA NUEVA GUARDIA)

La Nueva Guardia (Neue Wache) se construyó en 1816 por el arquitecto Karl Friedrich Schinkel. El edificio está considerado como el mejor ejemplo del neoclasicismo alemán. En un principio fue construido como un edificio de guardia para las tropas de la Corona del Príncipe de Prusia, pero desde 1931 ha sido usado como un monumento recordatorio de las víctimas de la guerra.

El rey Federico Guillermo III de Prusia ordenó la construcción de la Neue Wache como casa de guardia para el cercano Kronprinzenpalais. Para ello encargó la obra a Schinkel, el máximo exponente del neoclasicismo en arquitectura, para diseñar el edificio. Se trataba del primer encargo importante del arquitecto en Berlín.

El edificio presenta un pórtico de columnas dóricas. Schinkel concibió el edificio como un castrum Romano, con cuatro robustas torres en las esquinas y un patio interior. El complejo escultórico del frontón del edificio recuerda el papel de Prusia en las Guerras Napoleónicas, mostrando a Nike, la diosa de la victoria decidiendo la batalla.

El edificio sirvió como guardia real hasta el final de la Primera Guerra Mundial y la caída de la monarquía alemana en 1918. En 1931, el arquitecto Heinrich Tessenow fue encargado por el gobierno de Prusia de rediseñar el edificio como un monumento conmemorativo de las víctimas de las guerras en Alemania. Para ello, convirtió el interior en un vestíbulo con un «oculus». La Nueva Guardia fue entonces conocida como «Monumento a los caídos por la Guerra». El edificio fue muy dañado por los bombardeos y la artillería durante la Segunda Guerra Mundial.

Unter den Linden, estaba situado en la zona Soviética, y tras 1949 era parte de la comunista RDA. En 1960, la Nueva Guardia fue reconstruida y reabierta como Monumento de las Víctimas del Fascismo y del Militarismo. En 1969, un estructura de prisma de vidrio con un fuego contínuo se situó en el centro del edificio, junto con la consagración de los restos de un desconocido soldado alemán y de una víctima de un campo de concentración de la Segunda Guerra Mundial.

  

Tras la reunificación alemana, la Nueva Guardia fue de nuevo dedicada a las Víctimas de la Guerr y la Tiranía (1993). La pieza colocada en 1969 por la RDA fue reemplazada por una versión de la escultura «Madre con su hijo muerto» de Käthe Kollwitz. La escultura está bajo el óculo, expuesta por tanto a la lluvia, la nieve y el frío de Berlín, simbolizando el sufrimiento de los civiles durante la Segunda Guerra Mundial.

III. MUSEO HISTORIA ALEMANA

El Museo de Historia Alemana (Deutsches Historisches Museum) fue fundado en 1987 por el canciller alemán Helmut Kohl, y el alcalde de Berlín, Eberhard Diepgen, como ocasión del 750 aniversario de la fundación de Berlín.

El museo se encuentra en el edificio más antiguo de Unter den Linden, el llamado «Zeughaus» (antiguo arsenal). El edificio fue mandado construir por Federico III entre 1695 y 1730 en un estilo barroco, para ser usado como arsenal. Las primeras trazas del edificio fue planteado por Johann Arnold Nering, pero tras su muerte en 1695, fue sucedido por Martin Grünberg, Andreas Schlüter y finalmente Jean de Bodt. En 1875 el edificio fue transformado en un museo militar.

El 21 de marzo de 1943 se celebró en el patio de la Zeughaus el llamado Día de Recuerdo de los Héroes («Heldengedenktag»). De acuerdo con el programa, después de pronunciar un breve discurso, Hitler iba a recorrer durante media hora una exposición sobre armamento requisado a los soviéticos. El barón Rudolf Christoph von Gersdorff, coronel del Ejército, logró ser incluido en la comitiva y, dispuesto al propio sacrificio, se adosó al cuerpo una carga explosiva. Cuando Hitler terminó de hablar y comenzó a visitar la muestra, Von Gersdorff programó para diez minutos el temporizador de la dinamita. Pero como en todas las demás tentativas de atentado, la suerte estaba con el Führer, y éste abandonó de inmediato el edificio por la puerta lateral atraído por un tanque expuesto en la adyacente plazoleta Kastanienwäldchen («Bosquecillo de Castaños»). El barón tuvo tiempo de correr al lavabo y desactivar la carga. Implicado igualmente en la trama del atentado a Hitler del 20 de julio de 1944, fue uno de los pocos conspiradores principales que lograría sobrevivir.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el «Zeughaus» quedó muy dañado y se necesitó una gran obra de restauración, en la que se rediseñó todo el interior (de 1949 hasta 1965). Bajo la RDA, el edificio fue reabierto como Museo de la Historia Alemana, donde se presentaba la historia de Alemania, especialmente en la edad moderna, desde un punto de vista comunista.

En el año 2004 se realizó una ampliación del museo a cargo del arquitecto I. M. Pei. La obra trasera del arquitecto I. M. Pei,con una estructura espiral de vidrio, preserva la integridad del edificio histórico y al mismo tiempo aporta la modernidad y el contraste requeridos. El encargo a Pei, autor de la pirámide de cristal de acceso al Louvre parisino, fue empeño de Helmut Kohl, que en su interés por los grandes museos seguía los pasos de François Mitterrand.

  

IV. UNIVERSIDAD HUMBOLDT

La Universidad Humboldt es la más antigua de Berlín. Fue fundada en 1810 con el nombre de la Universidad de Berlín (Universität zu Berlin) por el liberal prusiano Wilhelm von Humboldt. En 1828 esta universidad recibió el nombre de Universidad Friedrich-Wilhelm (Friedrich-Wilhelms-Universität) y más tarde fue conocida como «Universität unter den Linden». Finalmente en 1949 se cambió su nombre a «Humboldt-Universität zu Berlin» (Universidad Humboldt de Berlín) en honor a su fundador.

El adoctrinamiento que ya habían impuesto en los primeros años hizo que un grupo de estudiantes exigiera un nuevo centro en Berlín-Oeste, que se erigió en 1947 significativamente como Freie Universität (Universidad Libre de Berlín), con campus en el barrio occidental de Dahlem.

No era la primera ruptura en la comunidad universitaria berlinesa: en 1933 fueron expulsados los profesores judíos y otros académicos contrarios al nacionalsocialismo. A los estudiantes opositores que fueron víctimas de los nazis se les recuerda en el jardín posterior de la Humboldt-Universität, un tranquilo lugar en medio de la ciudad para descansar entre clase y clase. Antes de quedar reservado a la docencia, el edificio fue el palacio del príncipe Enrique, hermano de Federico II. Éste lo hizo construir entre 1748 y 1765, según planos de Hans Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff.

Por esta universidad han pasado muchos de los grandes intelectuales y cientificos alemanes de los dos últimos siglos, siendo la universidad de 29 ganadores de un premio Nobel.

La estructura de esta universidad alemana, enfocada a la enseñanza y la investigación, sirvió de modelo durante el siglo XIX a instituciones como la Universidad Johns Hopkins (primera dedicada a la investigación en América) y otras muchas como Universidad Harvard, Duke o la Universidad Cornell.

V. ESTATUA DE FEDERICO II EL GRANDE

En el corredor central de Unter den Linden se sitúa la estatua de Federico II a caballo, ataviado con su típico sombrero de tres picos. La primera piedra del monumento fue colocada en 1840, cuando se cumplían cien años del ascenso al trono del Viejo Fritz. Hasta 1851 no quedaría terminada la obra de Christian Daniel Rauch, ya que el conjunto escultórico lo componen ciento cincuenta figuras. La base incorpora el relieve y los nombres de personalidades de la época federica: hasta el filósofo Immanuel Kant tiene su sitio, debajo de la cola del caballo. La escultura superó la Segunda Guerra Mundial, gracias a que fue tapiada con un grueso muro para que los bombardeos no la dañaran. Bajo la RDA, la estatua fue trasladada en 1951 al parque de Sanssouci, en Potsdam,aunque en 1980 regresó a Unter den Linden.  La operación coronaba un último tiempo en el que Berlín Oriental se volcó en restaurar lo que había quedado de la saga de Federicos, Guillermos y Federico-Guillermos. Así, casi enfrente de la estatua, en el número 11 de Unter den Linden, recolocó la Gouverneurshaus, emplazada originalmente en 1721 junto al Ayuntamiento, y que hoy sirve de extensión de la Humboldt-Universität.

La estatua ecuestre ocupa el exacto punto en el que fue erigida en un principio, debido al rigorismo historicista con que la reunificación ha afrontado toda restitución del pasado. La RDA la había desplazado unos metros hacia el este, para dejar despejado al tráfico el cruce con la Universitätstraße. Tras hacerla retroceder, el purismo llevó también a rodearla de una baja verja, cuyos listones verticales acabados en punta provocaron en su día un debate entre los que exigían una fiel réplica y los que advertían de que alguien podría dañarse.

VI. GENDARMENMARKT

La Gendarmenmarkt (Mercado de los Gendarmes) es considerada la plaza más bella de la ciudad. El edificio central de la plaza es el Konzerthaus, en el lado norte está la Französischer Dom (Catedral Francesa) y en el lado sur la Deutscher Dom (Catedral Alemana).

La plaza se crea a partir de 1688 según planes de Johann Arnold Nering como parte de Friedrichstadt, un barrio planeado para el futuro Federico I de Prusia. En este barrio se asentaron gran parte de los inmigrantes hugonotes franceses, a los que el «Gran Elector», Federico Guillermo I de Brandeburgo, les había concedido derechos ciudadanos y la protección de su libertad religiosa por medio del edicto de Potsdam en 1685.

Federico I de Prusia le concedió, tanto a la comunidad luterana como a la comunidad reformada francesa, un lugar para construir sus respectivas iglesias. Para el año 1701 ya existían ambos edificios, pero sin las torres, que fueron construidas posteriormente. La plaza alcanzó su verdadera forma entre los años 1780 y 1785 bajo el reinado de Federico II, cuando se construyeron las torres con cúpulas gemelas según planes de Carl von Gontard, que siguió como modelo La Piazza del Popolo en Roma.

Originalmente planeada como un mercado, la plaza llevó en el siglo XVII el nombre de Linden-Markt. En el siglo XVIII tuvo los nombres de Mittelmarkt y luego Neuer Markt, hasta que en 1799 recibe su nombre actual en memoria del regimiento de coraceros «Gens d’Armes», cuyas caballerizas estuvieron en el lugar hasta 1773. En ese año Federico II mandó desmantelar las caballerizas y reconstruir la plaza según planes de Georg Christian Unger.

El Monumento a Schiller frente al Konzerthaus fue encargado al escultor Reinhold Begas. La primera piedra se puso el 10 de noviembre de 1859 en conmemoración del centenario del nacimiento del poeta. Entre 1871 y 1936 esta parte del Gendarmenmarkt fue conocida como Schillerplatz (Plaza Schiller). En 1936 se quitaron los jardines y se puso el pavimento que existe hasta el día de hoy.

El cuarto domingo de Pascua de 1945, con Berlín prácticamente destruido y los tanques soviéticos en el mismo centro de la ciudad, la música de Aida, interpretada por la Filarmónica en la Konzerthaus, se alzaba entre la ciudad en ruinas. Fue el último concierto en la capital del Tercer Reich.

En la Segunda Guerra Mundial el Gendarmenmarkt sufrió fuertes daños, pero fue reconstruida con el paso del tiempo. Durante el régimen de la RDA el nombre oficial de la plaza era Platz der Akademie (Plaza de la Academia). El 2 de octubre de 1990 el Gendarmenmark fue escenario del último acto público de la RDA. Desde el estrado el último presidente de Gobierno de la RDA, Lothar Maizière proclamó: «En pocos momentos ingresa la República Democrática Alemana en la República Federal de Alemania. Ésta es una hora de gran alegría. Éste es el final de muchas ilusiones. Ésta es una despedida sin lágrimas». Tras estas palabras, Kurt Masur cogió la batuta y dirigió la Novena Sinfonía de Beethoven. Tras la reunificación de Alemania la plaza recobró su nombre histórico, Gendarmenmarkt.

– Französische Dom: La Catedral Francesa se erigió entre 1701 y 1705 para la comunidad de hugonotes (calvinistas). En aquella época, los hugonotes constituían el 25% de la población de Berlín. En 1785, Carl von Gontard, modificó la iglesia y construyó una torre con cúpula, al igual que en la Catedral Alemana, con el fin de proporcionar simetría a la plaza. Sin embargo, mientras que en la Catedral Alemana la torre forma parte del edificio, en la Catedral Francesa, la torre se construyó anexa a ella, pero no formando parte. Estas dos construcciones se realizaron tan sólo por valores de estética. En la actualidad, la torre alberga el museo de los Hugonotes de Berlín.

– Deutscher Dom: En el lado meridional de la plaza se construyó la Catedral Alemana, para albergar una iglesia protestante. El proyecto del edificio fue realizado por Martin Grünberg, que realizó un edificio en puro estilo barroco, y construido por Giovanni Simonetti. Finalizadas las obras en 1708, el edificio presentaba una estructura a la que se añadió en 1785 una torre con cúpula. Tras la Segunda Guerra Mundial, la catedral tuvo que ser reconstruida en su totalidad, para lo cual, se intentó construirla siguiendo fielmente el modelo original, aunque en el interior se realizó en estilo moderno. Actualmente, la Catedral Alemana alberga una exposición sobre la evolución de la democracia parlamentaria.

– Konzerthaus: Entre ambas iglesias se construyó un pequeño teatro francés bajo mandato de Federico II. Este fue sustituido en 1802 por un Teatro Nacional con 2.000 plazas por el arquitecto Carl Gotthard Langhans. Sin embargo, en 1817, el edificio se quemó completamente, por lo que el arquitecto Friedrich Schinkel fue el encargado de construir un nuevo Teatro. La obra finalizó en 1821, inaugurándose con el estreno de la ópera de Carl Maria von Weber «Der Freischütz».

Schinkel lo construyó siguiendo un estilo neoclásico, manteniéndose las columnas del pórtico y algunos muros externos del edificio de 1802. Schinkel no sólo proyectó el edificio, sino que se encargó también del aspecto interior y de todos los detalles de ornamentación. La fachada presenta un estilo jónico con una escalinata por la que accede parte del público (los aristócratas tenían un acceso separado). En la misma fachada aparece una figura que representa a Apolo sobre un carro llevado por grifos. Todo el edificio está decorado con estatuas que evocan a la música y al teatro, como representaciones de las Musas y de genios de la Música. En el pórtico del frontón se encuentran Níobe con sus hijos muertos, y debajo una escena de Eros y Psique. En la fachada sur aparecen Orfeo y Eurídice en el inframundo, mientras que en la fachada norte están Baco y Ariadna tallados en estuco.

VII. GALERÍAS LAFAYETTE

Proyecto: Galerías Lafayette
Dirección: Französische Strasse, 23
Tipología: Centro Comercial
Autor: Jean Nouvel
Año del proyecto / Construcción: 1996
Bibliografía:

Nouvel es conocido por sus sensuales superficies de cristal. Aquí combina sus ya familiares exploraciones de superficies transparentes y translúcidas con intención de interpretar los tipos históricos de los edificios de centros comerciales, de los cuales las galerías de Paris son el ejemplo más comúnmente citado. Además era necesario proveer un aspecto único a la Friedrichstrasse, históricamente la calle de compras más famosa de Berlín.

La interpretación de Nouvel del edificio sustituye el famoso atrio de las galerías de Paris con unos volúmenes de cristal en forma de cono. El cono principal se eleva varias plantas por encima del nivel de la calle hasta la cima del edificio. Un segundo, más pequeño, cono invertido cae desde el nivel de la calle a través de dos plantas de tiendas y dos pisos de aparcamientos. Los conos transparentes son interesantes como objetos esculturales, pero hacen poco por la utilidad de la galería. Arquitectónicamente, ni consiguen dar la suficiente sensación de vértigo ni proporcionan un alivio a lo que son las atestadas galerías comerciales. Aún así, los conos atraen la curiosidad de los visitantes, que parecen explorar el edificio en sí más que las propias tiendas.

  

Dentro de la mayoría de sus edificios, Nouvel introduce insistentemente las ideas de transpariencia, tecnología, claroscuro, velocidad y reflejos. Sus intereses y pasatiempos incluyen el teatro, cine (las películas de Ridley Scott y Peter Hyams), y diseño industrial. Diseña figuras abstracto-cubistas que impulsan la arquitectura moderna hacia un futurismo monumental. Se le conoce, originalmente, por su Instituto del Mundo Árabe (1988), Centro de Congresos en Tours (1989), recibiendo en 1990 el calificativo de «asombrosamente provocativo y arrogante, de la manera que solo un gran arquitecto, que también sea varón y parisino, pueda adoptar» (Revista Blitz).

 

VIII. DEUTSCHE GUGGENHEIM

Desde 1997, Berlín es sede del Museo Deutsche Guggenheim, una colaboración entre la Fundación Guggenheim y el Deutsche Bank.

. EXPOSICIÓN: ABSTRACCIÓN Y EMPATÍA:
Del 15 Agosto al 16 Octubre del 2009

El libro «Abstracción y Empatía» de Wilhelm Worringer publicado en 1907, está considerado como uno de los más innovadores ensayos sobre el arte del siglo XX. Las ideas de Worringer no sólo cambió el punto de vista académico de la historia del arte, sino que tuvo un gran impacto en jóvenes artistas como Kandinsky y Franz Marc.

Según Worringer, a lo largo de la historia han existido dos tipos de arte: arte de «abstracción» (que está asociado a una visión del mundo más primitiva), y arte de «empatía» (asociado al realismo en un sentido amplio de la palabra, y que podría englobar el arte europeo desde el Renacimiento). Worringer fue inluyente porque equiparó el arte abstracto (como el arte islámico) con el arte «realista», no siendo uno mejor que otro.

  

Para Worringer, las sociedades que experimentan gran ansiedad y una intensa espiritualidad, como en el Antiguo Egipto y en la Europa medieval, la producción artística tiende hacia una cristalina «abstracción», mientras que en culturas dirigidas hacia la ciencia y el mundo físico, como en la Antigua Grecia y el Renacimiento en Italia, están dominados por estilos más naturalistas, lo que él denomina bajo el término «empatía». Worringer en su libro sólo analiza el pasado, ignorando completamente la producción artística contemporánea. Sin embargo, su premisa de que la abstracción se produce cuando existe «un gran conflicto interior entre el hombre y su entorno», puede aplicarse al «zeitgeist» de la sociedad moderna. La publicación de «Abstracción y Empatía» está considerado como fundamental para el entendimiento del auge del Expresionismo y el papel de la abstracción en los inicios del siglo XX.

  

Estas dos polaridades del arte se van a ver reflejadas en el turbulento siglo XX. La abstracción se implanta en algunos artistas como el profesor de la Bauhaus Josef Albers, que reduce la composición a color y geometría, o el artista Blinky Palermo donde su aproximación al arte minimalista se combina con influencias del constructivismo ruso. Sin embargo, artistas como Michael Buthe y Thomas Schütte, adoptan un arte más gestual, representando y aludiendo la presencia de cosas y del cuerpo humano, acercándose más al concepto de «empatía» de Worringer.

 

IX. PARISER PLATZ

La plaza de París (Pariser Platz) se encuentra entre la Puerta de Brandeburgo y la calle Unter den Linden. Esta plaza tiene una forma rectangular y cuenta con una superficie de 1,5 ha. Está ubicada enfrente de la fachada oriental de la Puerta de Brandeburgo (en la fachada occidental se halla la plaza del 18 de Marzo), y comunica la calle del 17 de Junio, por el occidente, con la calle Unter den Linden, al oriente; aunque desde el fin de las obras de restauración de la Puerta de Brandeburgo, en 2002, la calle está cerrada al tránsito de tráfico, cortándose así la comunicación vial entre ambas calles.

La plaza de París fue construida entre 1732 y 1734 bajo los planes de expansión urbana de Federico Guillermo I y rodeada de bellos palacetes en estilo barroco. El nombre original de la plaza fue el de «Cuadrada» (Viereck o en su versión afrancesada Quarree), debido a su forma.

En 1814 adquiere su nombre actual en memoria del Tratado de París, como consecuencia de la toma de París por parte de tropas de Prusia en la guerra entre la Francia de Napoleón y la Sexta Coalición. A partir de 1850 se inicia una remodelación de la plaza y sus edificios se modifican en un estilo clasicista.

Desde 1945 hasta la Reunificación alemana en 1990, la plaza se hallaba en la zona prohibida de la RDA, ya que a pocos metros al oeste pasaba la frontera entre Berlín Occidental y Berlín Oriental y, desde 1961, el Muro.

. Puerta de Brandemburgo: La puerta de Brandemburgo, obra del arquitecto Carl Gotthard Langhans, es una construcción en piedra arenisca de 26 m de alto, 65,5 m de ancho y 11 m de largo según el estilo del Neoclasicismo temprano. Recuerda a los propileos de la Acrópolis de Atenas. Posee cinco zonas de paso, de las cuales la central es la más ancha, con dos puertas menores a los lados. Las columnas son de estilo dórico, estriadas, y en su base alcanzan un diámetro de 1,75 m. La parte superior y el interior de las zonas de paso están recubiertos con relieves que representan a Hércules, Marte y la diosa Minerva. La puerta está coronada con una escultura de cobre de unos 5 m de altura, la Cuadriga, creada por Johann Gottfried Schadow, que representa a la diosa de la Victoria montada en un carro tirado por cuatro caballos en dirección a la ciudad.

La Puerta de Brandemburgo fue construida entre 1788 y 1791 durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia por Carl Gotthard Langhans, siguiendo el modelo de la puerta de acceso a la Acrópolis de Atenas. En este lugar se encontraba en esas fechas una de las 18 puertas de la muralla de la ciudad de Berlín.

En 1806, después de la batalla de Jena, la Cuadriga fue llevada a París por Napoleón para ser exhibida como trofeo de guerra. Tras la toma de París, el general Ernst von Pfuel fue designado comandante de una parte de la ciudad, consiguiendo la recuperación de la estatua para Berlín. En 1814, tropas del general Blücher guardaron la estatua en cajas y la transportaron de regreso a Berlín, donde fue restaurada. Durante esta restauración la estatua experimentó un cambio significante, pues se le agregó la cruz de hierro diseñada por Schinkel.

Hasta 1918, solamente miembros de la familia real, sus invitados y miembros de la familia Pfuel tenían permitido usar el paso central de la puerta.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Puerta sufrió graves daños y la Cuadriga resultó casi completamente destruida. El 21 de septiembre de 1956, el concejo municipal acordó reconstruir la Puerta pese a fuertes divergencias entre las autoridades de la ciudad dividida. A pesar de las acusaciones mutuas, ambas partes aunaron sus esfuerzos y lograron concluir el trabajo el 15 de diciembre de 1957. Las autoridades de Berlín Oriental decidieron rehacer la Cuadriga con los moldes originales, pero quitando el águila y la cruz de hierro por considerarlos símbolos del militarismo alemán.

 

Con la construcción del Muro de Berlín en 1961, la Puerta de Brandeburgo quedó en tierra de nadie, sin acceso del este ni del oeste. Solamente guardias de frontera e invitados especiales de la RDA tenían acceso al monumento.

En 1991, tras la reunificación de Alemania, la Cuadriga, que no había tenido ningún mantenimiento en 30 años, fue desmontada y restaurada. Durante esta restauración se le agregaron de nuevo el águila y la cruz de hierro. Entre enero de 2001 y octubre de 2002 se emprendió una restauración completa de la Puerta, que permaneció cubierta por 22 meses. La Puerta de Brandemburgo fue desvelada entre grandes festividades el 3 de octubre de 2002 (aniversario de la Reunificación de Alemania).

El 9 de noviembre de 2009, celebrando el 20 aniversario de la caída del Muro de Berlín, se llevaron a cabo diversos actos conmemorativos de la caída del muro, siendo la Puerta de Brandemburgo el escenario central de las celebraciones.

. DZ Bank (Palacio Wrangel):

Proyecto: DZ Bank
Dirección: Pariser Platz, 3
Tipología: Oficinas y Viviendas
Autor: Frank O. Gehry
Año del proyecto / Construcción: 1995 / 2001
Bibliografía:

Este singular edificio situado en la Pariser Platz consta de unos 20.000 metros cuadrados. Se empezó a diseñar en 1995, pero su construcción empezó al año siguiente, finalizando en el 2001. Su uso se podría decir que es mixto, ya que consta de una parte comercial que es la sede del DZ Bank, y otra parte residencial compuesta por 39 apartamentos.

Posee dos fachadas con distinta orientación, una hacia la Pariser Platz (el DZ Bank) y la otra (la residencial) hacia Behrenstrasse. Ambas fachadas están revestidas de piedra caliza al igual que la puerta de Brandemburgo, y son independientes entre sí. Sus proporciones corresponden al área urbana en la que se encuentran. La fachada de la Pariser Platz es muy rigurosa, de forma rectangular lisa y simétrica. Esta rigurosidad queda fragmentada por cinco hileras formadas cada una con siete ventanas que perforan de una forma limpia y sencilla la fachada.

 

Este edificio al exterior se muestra con formas de gran simplicidad y sencillez debido a las normativas oficiales que no permitían destacar sobre el pasaje urbano. Sin embargo al interior, Gehry recupera esas formas escultóricas, en acero y cristal que tanto le representan.

Una gran cubierta de cristal protege el acceso principal desde la Pariser Platz. La parte interior se caracteriza por su gran atrio, el cual posee tanto en el suelo como en el techo una gran superficie de cristal curvada. La altura del atrio va aumentando desde las cinco plantas que tiene la parte comercial, hasta las diez plantas de la zona residencial. El espacio de oficinas y conferencias se organiza alrededor de este gran atrio, y se encuentra orientado hacia el interior, aprovechando así la luz natural que entra a través del suelo y techo de cristal. El hall del principal salón de conferencias se encuentra dentro de un escultural armazón que descansa sobre el suelo de cristal dentro del atrio. Este salón revestido de acero al exterior y madera al interior parece flotando dentro de este gran espacio.

La pretensión de cubrir esta forma y lograr la transparencia deseada, se pudo desarrollar gracias a una lámina de malla de triángulos cubierta de vidrios de cámara tipo Climalit. Las barras de acero inoxidables de sección 60 x 40 mm, unidas a rosca a los nudos del mismo material, han sido suficientes para el reparto de las cargas, provocando asi un juego desbordante de ligereza en el atrio principal del DZ Bank.

 

Existe un segundo atrio, más pequeño que el anterior y sirve a la parte residencial del proyecto. Este atrio favorece la ventilación del área de residencia y permite que la luz natural entre en cada apartamento.

En este trabajo Gehry nos demuestra que la forma exterior, en este caso tan neutra puede esconder en su interior formas complementamente diferentes y variadas.

~ by lostonsite on 5 octubre, 2009.

Alemania, Berlín, Viajes

4 Responses to “Cuando caminas bajo los tilos”

  1. Agradezco mucho la información facilitada. Estaba catalogando fotos de esa ciudad y me ha sido de muchísima ayuda.
    Muchas gracias
    BeatrizSalas10

  2. muy interesante, especialmente las fotos de la Sgm, muchas gracias

  3. mucha pena por lo que paso en la SGM.Chevere me gusto. Saludos….

  4. Que bueno esta este blog.- felicitades amigo

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: