header image
 

Cuando pintas retratos, alegorías y flores

FANTIN LATOUR. 1836-1904.

Museo Thyssen-Bornemisza
Del 29 de Septiembre 2009 – 10 Enero 2010.

HENRI FANTIN LATOUR

. Autorretratos.

Fantin – Latour cultivó el género en su juventud, especialmente entre 1854 y 1861, y a lo largo de su carrera llegaría a producir unos cincuenta autorretratos, entre pinturas, dibujos y grabados. Este “diario íntimo” visual, que registra tanto las variaciones del ánimo como el paso del tiempo, sigue las huellas de autorretratistas obsesivos como Rembrandt y Courbet. Igual que ellos, Fantin explota el drama del claroscuro: fondo en penumbra, el rostro mitad sombra y mitad luz y las zonas iluminadas muy empastadas.

 

. En el Louvre.

En sus años tempranos, Fantin trabajó asiduamente en el Museo del Louvre pintando copias. Aunque realizada a menudo por encargo y bien remunerada, esta actividad contribuyó además decisivamente a su formación como pintor. Entre los artistas reinterpretados por Fantin destacan Tiziano, Veronés y Rubens, exponentes de una tradición colorista que Delacroix (maestro espiritual de Fantin) había ensalzado.

. Flores y frutas.

Los cuadros de flores y frutas, que Fantin pintaba para su público británico, son sus piezas más exquisitas, verdaderas cimas de virtuosismo. En ellos, la precisión casi científica se combina con un sentido musical de la armonía cromática. Frente a la densidad sombría de sus figuras, aquí los colores poseen una sustancia transparente: la del vino, los pétalos de rosa, los gajos de naranja. La admiración por la estética japonesa se insinúa, aquí y allá, en una estampa, un abanico o un cuenco.

 

. La lectura.

Uno de los temas más característicos de Fantin son las figuras femeninas que leen y escuchan la lectura, cuyo precedente remoto se encuentra en las lectoras de los interiores de Gerard ter Borch, Pieter de Hooch o Vermeer. Las figuras ensimismadas se envuelven en una atmósfera grave y melancólica, plasmada con impecable sobriedad cromática.

. Retratos.

La obra de Fantin como retratista recorre una amplia gama de personajes: desde los familiares y amigos íntimos hasta los retratados por encargo. El retrato de Charlotte Dubourg, cuñada del pintor, el de su amigo León Maître o el del matrimonio Edwards, coleccionistas y promotores de Fantin en Inglaterra son verdaderas obras maestras del género. La influencia del retrato de grupo holandés, y especialmente de Rembrandt, se deja sentir en “Un rincón de mesa”, uno de los cuatro retratos colectivos que Fantin dedicó a los pintores, poetas y músicos de su tiempo. Aquí, entre un puñado de exponentes hoy olvidados del parnasianismo literario, destaca la pareja formada por Verlaine y Rimbaud.

 

. Rosas Tardías.

En los últimos cuadros de flores, pintados por Fantin a partir de 1876 en su casa de campo de Buré, se reduce la paleta y la variedad compositiva de sus naturalezas muertas anteriores. Se trata de obras en las antípodas del aire libre impresionista, pintadas en la penumbra de un interior. En estos últimos ramos, la mayoría dedicados a las rosas, se acentúa la quietud y el silencio.

 

. Alegorías musicales y poéticas.

Paralelamente a sus retratos y bodegones realistas, Fantin desarrolla desde el comienzo de su carrera una línea de inspiración imaginaria. Esta tendencia retorna con especial vitalidad en sus últimos años, confluyendo con la estética simbolista de final de siglo. En este ámbito ocupan un lugar singular las ensoñaciones y alegorías musicales, dedicadas a Schumann, Brahms, Berilos y sobre todo a las óperas de Wagner.

  

Más discretas que aquellas de sus eminentes y extravagantes amigos, las obras de Henri Fantin-Latour han sido tristemente menos estudiadas y celebradas; la última gran exposición monográfica que el fue dedicada en el Grand Palais de París, en la Nacional Gallery of Canada en Ottawa y en el California Palace of Legion of Honour de San Francisco tuvo lugar en 1982. Después de este memorable acontecimiento, las pinturas y la obra gráfica de Fantin, a menudo mostradas en exposiciones temáticas y siempre presentes en el museo de su ciudad natal, Grenoble, pudieron verse sólo en otra exposición monográfica en Lausana en 2007.

~ by lostonsite on 28 septiembre, 2009.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: