header image
 

Cuando lo privado es público

ANNIE LEIBOVITZ. VIDA DE UNA FOTÓGRAFA, 1990 – 2005

Sala Alcalá 31
Del 19 de Junio al 6 de Septiembre de 2009

PHOTOESPAÑA 2009

Annie Leibovitz (Waterbury, Connecticut, 1949) es una de las retratistas más importantes e influyentes del mundo. El alcance de su trabajo es de gran amplitud cubriendo fotografía por encargo y artística. Además sus retratos, sus reportajes fotográficos y campañas publicitarias han sido objeto de elogio.

En el trabajo de Annie Leibovitz, los ámbitos de lo privado y lo público se fusionan a la perfección. En su obra se rinde homenaje a su familia y amigos a través de fotografías de sus viajes a Sarajevo, Venecia, Berlín, Kyoto y el Cairo. Muchas de sus fotografías muestran cómo su familia crece de un año a otro y las fotografías conmovedoras de la muerte de su padre se mezclan con las de los nacimientos de sus hijas. Fuera de su ámbito privado, Annie Leibovitz ha retratado a celebridades como Bill Clinton en el Despacho Oval, George W. Bush y su equipo o Demi Moore embarazada, con una proximidad asombrosa.

 Annie Leibovitz

Las imágenes, personales y espontáneas, reflejan una intimidad, calidez y franqueza excepcionales. No son voyeuristas ni muestran amarillismo o ansias de fama sino que suponen una manifestación de honestidad. Estas imágenes privadas se intercalan con obras de gran formato, paisajes monócromos, y pequeños retratos en blanco y negro.

Leibovitz es la tercera hija del matrimonio judío compuesto por Samuel Leibovitz, un Teniente Coronel de las Fuerzas Armadas, y Marilyn Heit Leibovitz, una instructora de danza contemporánea. Las labores militares de su padre obligaban a Annie y a sus cinco hermanos a mudarse frecuentemente.

En la secundaria, Leibovitz se interesó en diversas ramas artísticas. Comenzó a escribir y a tocar música, e ingresó al Instituto de Arte de San Francisco en 1967 porque deseaba ser profesora de arte. Su interés por la fotografía surgió en un cuarto oscuro de una base aérea en Filipinas, donde su padre fue destinado durante la Guerra de Vietnam. Durante varios años continuó desarrollando sus habilidades fotográficas mientras trabajaba en diferentes lugares, incluyendo una temporada en un kibutz israelí en 1969, lugar en el que participó en una excavación arqueológica en el templo del rey Salomón.

De vuelta a Estados Unidos en 1971, Leibovitz obtuvo una licenciatura en Bellas Artes en el Instituto de Arte de San Francisco. Posteriormente, trabajó junto al fotógrafo Ralph Gibson y comenzó un periodo de trabajo para la revista “Rolling Stone”. Dos años más tarde, las oficinas centrales de Rolling Stone se mudaron a Nueva York, por lo que Leibovitz abandonó la ciudad de San Francisco tras vivir diez años allí. La llegada a Nueva York estuvo acompañada de diversos problemas, entre ellos, su adicción a las drogas, especialmente a la cocaína.

Desde 1983, Leibovitz ha trabajado como retratista de la revista estadounidense Vanity Fair, llegando a recibir hasta 2 millones de dólares anuales por ello. Desde el año 1995, Leibovitz tiene la misión de retratar a los actores y actrices que aparecen en The Hollywood issue, una edición que Vanity Fair publica en marzo de cada año con retratos de los actores más destacados de Hollywood. En mayo de 2006, Vanity Fair editó por primera vez un número especial dedicado al cuidado del medio ambiente: The green issue. La fotografía que adornó la portada de este número estuvo a cargo de Leibovitz, quien retrató a los actores Julia Roberts y George Clooney junto a los activistas ecológicos Robert F. Kennedy Jr. y Al Gore.

Leibovitz tuvo una relación romántica con la prestigiosa escritora y ensayista Susan Sontag, a quien conoció en 1988 cuando la fotografió para la sobrecubierta de su libro El sida y sus metáforas. Ellas nunca vivieron juntas, pero tenían apartamentos en los que podían verse la una a la otra.Sontag solía criticar y presionar a Annie para que trabajase más duro, y para que fuera más profunda y personal. La relación de ambas duró 16 años. Culminó en diciembre de 2004, cuando Susan falleció debido a las complicaciones de un síndrome mielodisplásico que desembocó en una leucemia mielógena aguda. Annie cerró un ciclo junto a ella al fotografiarla en su lecho de muerte, y aún estaba de luto cuando su padre también murió, a comienzos de 2005. Ni Leibovitz ni Sontag habían aclarado públicamente si su relación era familiar, amistosa o de naturaleza romántica. Sin embargo, cuando Annie fue entrevistada para su libro del año 2006, A photographer’s life: 1990-2005, declaró: «Con Susan, era una historia de amor»

 

~ by lostonsite on 25 julio, 2009.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: