header image
 

Cuando descubres el papel de la fotografía

VIK MUNIZ. FOTOS DE PAPEL (PICTURES OF PAPER)

Galería Elba Benítez: Calle San Lorenzo, 11
Del 3 de Junio al 31 de Julio

PHOTOESPAÑA 2009
FESTIVAL OFF

A través de una cuidadosa selección de materiales, Vik Muniz (Brasil 1961) obliga al espectador a reexaminar aquello que piensa o ve, que suele ser una imagen conocida recreada con polvo, sirope o chocolate, entre otras sustancias. Sun imágenes exhiben imperfecciones debido a su inusual selección de componentes, con las que engaña al ojo y de esta forma muestra ideas complejas y problemas filosóficos ocn un enfoque desenfedado, inteligente e ingenioso.

Vik Muniz toma como modelo viejas fotografías americanas de los años treinta o cuarenta del siglo XX y comienza a elaborarlas a partir de cartones y papel. Se crea una nueva perspectiva que desmonta la primera impresión: aquel mensaje primigenio de imágenes en blanco y negro. Una nueva panorámica se abre ante nuestros ojos como quien, después de comprobar la exactitud de la hora, abre la tapa de un reloj para conocer su mecanismo. Los elementos que precipitan esta nueva percepción de la imagen son los inesperados materiales, a menudo efímeros, con los que trabaja. Su decantación por la fotografía viene motivada por su cualidad ambigua, a medio camino entre la realidad y la representación.

 

Vik Muniz forma parte de una generación de artistas que a finales de los ochenta abandona completamente el discurso fotográfico basado en la captación de imágenes reales, interesándose por la fotografía como objeto. Esta manera de entenderla como una construcción a priori separada de la realidad histórica y cotidiana, se remonta a las vanguardias históricas con Man Ray o El Lissitsky. La creación de un acontecimiento para ser fotografiado, ya sea una acción por parte del artista o predefinir el modo de tratar conceptualmente la imagen, concede a la fotografía un valor específico dentro de esa performance. Vik Muniz lleva esta idea al extremo pues fotografía la consecución de un trabajo de mimesis generalmente muy minucioso, a partir del cual podemos hablar de la creación de una realidad artificial. Como resultado, las fotografías de Vik Muniz son objetos por sí mismos, en los que la imagen se autoproduce dejando fuera cualquier referencia que no sea su propia definición o la fotografía misma.

A partir de su llegada a Nueva York en 1983, Muniz comienza a absorber las imágenes e iconos americanos, que utilizará constantemente en todos su trabajos. En uno de los primeros, Best of Life (1989), fotografió los dibujos que había realizado de memoria de las ilustraciones de un libro con imágenes memorables. Y homenajeó a uno de los artistas americanos con más influencia, Alfred Stieglitz, fotografiando nubes fabricadas con algodón en Equivalents (1993), demostrando su intención de establecer una referencialidad que no tuviese nada que ver con lo real.

Lo ya visto pero transformado es la razón de ser de sus posteriores trabajos. Para ello no duda en acudir a citas visuales tan reconocibles como las obras de Warhol, (After Warhol, 1999), Piranesi o Leonardo da Vinci. Sustituye la realidad, que en estos casos sería una copia, fabricando una trampa visual con materiales insólitos: hilo, chocolate, alambre, polvo, tinta, o tierra, que le permiten definir perfectamente la imagen y hacerla completamente independiente. En esta línea, Muniz ha realizado varios trabajos que ha denominado Pictures, complementando el título con el nombre del material utilizado para crear la imagen. El primero que realizó fue Pictures of Wire (1994) y el más reciente ha sido Pictures of Magazines (2003) en el que, utilizando recortes de revistas, ha realizado los retratos de personajes conocidos de su Brasil natal, al más puro estilo puntillista de Chuck Close.

Sus puestas en escena han tenido momentos verdaderamente teatrales, como vemos en las fotografías sepia de Clayton Days (2001), una casa museo en Pittsburgh que ha sido el escenario de una historia paralela a la real. Incluso ha creado realidades artificiales a pequeña escala, como en Pictures of Earthworks (2002), donde, no sin cierta ironía, recrea posibles escenarios para obras que parecen ser de Walter de María, desmentidos con la realidad de pequeñas excavadoras de juguete.

Vive y trabaja en Nueva York. Ha protagonizado numerosas muestras individuales como la del Museu de Arte Moderna, Río de Janeiro (2001), la del Spai 13 de la Fundación Joan Miró Barcelona (2002), la del Centro Galego de Arte Contemporanea, Santiago de Compostela (2003) o la del Irish Museum of Contemporary Art, Dublín (2004). Acude regularmente a encuentros de arte internacionales como la Bienal de Sao Paulo (1998), la de Venecia (2001), o la feria Arco de Madrid (2004).

~ by lostonsite on 25 julio, 2009.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: