header image
 

Cuando se recopila lo que apasionas

FUNDACIÓN BARTOLOMÉ MARCH.

1. EL EDIFICIO. PALAU MARCH.

En 1935 Juan March Ordinas encargó al arquitecto Guillem Forteza el proyecto de una nueva residencia en el casco antiguo de Palma, entre el edificio del Círculo Mallorquín –actual sede del Parlament Balear–, la calle Conquistador, las escalinatas de la Seu, y la calle Palau Reial, en el solar que antiguamente ocupaba el Convento de Santo Domingo. La guerra civil paralizó el proyecto. En 1939, Juan March confió al arquitecto Luis Gutiérrez la construcción del Palacio, en un estilo histórico, inspirado en la obra del renacentista Juan de Herrera, en la arquitectura señorial mallorquina e italiana.

Para llevar a cabo esta obra singular, fue necesaria la colaboración de artistas y anticuarios. El catalán Gerard Carbonell Piñol decoró los muros exteriores con guirnaldas, racimos, florones y puttis de resonancias barrocas y mediterráneas. Lluís Bru Salelles (que trabajó en la decoración del Palau de la Música Catalana y del Hospital de Sant Pau, junto a Doménech i Montaner) realizó los mosaicos de la logia de honor, inspirándose en modelos de la antigüedad romana. El galerista Josep Costa Ferrer jugó un papel determinante en la decoración del Palacio. Como Miquel Utrillo en el Palau Maricel de Sitges, Costa proporcionó numerosos elementos arquitectónicos que se integraron de manera armónica en el conjunto. Destacan, por su belleza y valor histórico, la ventana renacentista de la calle Palau Reial, la impresionante portalada de mármol de Carrara de la logia de honor y los artesonados mudéjares del siglo XVI del despacho y la sala de espera de Juan March.

Pero la contribución más importante fue la del pintor Josep Maria Sert (Barcelona 1874-1945), autor de las pinturas murales que decoran la bóveda de la escalera principal y la Sala de Música. Sert ocupa un lugar central en la cultura europea de las primeras décadas del siglo XX. Su nombre aparece asociado a los Marcel Proust, André Gide, Jean Cocteau, Igor Stravisnki y Manuel de Falla. Colaborador de los ballets rusos de Diaghilev, autor de pinturas murales para el Rockefeller Center y el Palacio de la Sociedad de Naciones de Ginebra, Sert recuperó para la pintura contemporánea los grandes temas de la épica.

La decoración del Palau March en Palma es uno de sus conjuntos más logrados. En la escalera del palacio Sert, construyó un conjunto alegórico entorno al hombre que lucha contra su destino, el triunfador que se impone a adversidad. La figura de Juan March, aparece en escena, junto a los sabios mallorquines Ramón Llull y Ramón de Sabunde, y al descubridor Cristóbal Colón, rodeados de figuras que representan las virtudes: audacia, razón e inspiración. En contraste con el tono solemne de estas escenas, las pinturas de la sala de música tienen un aire de insólito divertimento, con acróbatas y trapecistas, luces de candilejas y globos aerostáticos, pintados en tonos sutiles. Una serie de espejos hábilmente dispuestos por la sala, provocan un efecto de trompe–l’oeil.

El Palau March ocupa una superficie de más de 1.500 metros cuadrados en el centro de Palma de Mallorca. La biblioteca, inaugurada en 1970 era hasta ahora el único espacio abierto al público. Cuenta con un fondo de 70.000 volúmenes, 1800 manuscritos, 21 incunables y más de 3000 obras que reúnen todo lo publicado sobre estas islas del mediterráneo entre los siglos XVI y XVIII está considerada como una auténtica Biblioteca Nacional de las Baleares. Contiene además una importante colección de cartas náuticas y portulanos medievales.

2. COLECCIÓN PERMANENTE.

El museo de la Fundación Bartolomé March dispone de una colección de Escultura Contemporánea, un Belén Napolitano del siglo XVIII y la Sala del Libro.

– Colección Escultura Contemporánea:

. “Torso de l’Homme qui tombe” (1882 – 1889). Aguste Rodin.

En 1880 fueron encargadas a Rodin las puertas del Museo de Artes Decorativas de Paris. A pesar que este museo nunca fue construido, Rodin siguió trabajando en este proyecto, haciéndole añadidos hasta su muerte en 1917. El resultado es un monumental grupo escultórico de 6 metros de alto por 4 de ancho, llamado “Porte de l’enfer” (Puertas del infierno). Actualmente se encuentran en el Museo Rodin de Paris, pero no están completas. La iconografía está basada en “La Divina Comedia” de Dante y en los poemas de Baudelaire de su obra “Las flores del Mal”. Algunas de las más de doscientas figuras representadas las reprodujo el autor más tarde de modo independiente, como es el casod de “Torso de L’Homme qui tombe” (Torso de un hombre cayendo), de 1882-1889. Esta escultura es un ejemplo de la madura experimentación de Rodin con el torso fragmentado. Evoca las agonizantes figuras de la Condenación del Juico Final de Miguel Ángel, en la Capilla Sixtina. Rodin ha eliminado los brazos, piernas y cabeza de su figura, pero debido a la postura del arco de la espalda y los músculos del torso, se sugiere la caída.

. “Métamorphose” (1963). Apel.les Fenosa

Como un canto en broncce, Apel.les Fenosa propone una fusión de la naturaleza con las criaturas humanas. En Métamorphose, entre los nervios de la hojarasca elevada cual una llama, se adivina el desnudo femenino. En la escultura del maestro Apel.les Fenosa existe cierta propensión hacia temas vegetales.

. “Square Form with Cut” (1969). Henry Moore

Esta pieza se trata de una de las muchas versiones que Moore realizó, experimentando con diversos materiales y tamaños. Moore llegó a realizar esta escultura en bronce, mármol negro y en  fibra de vidrio. Incluso un ejemplo posterior fue esculpido en Rio Serra, con mármol blanco procedente de Monte Altissimo, la cantera que usó Miguel Ángel. Ésta fue situada en Florencia durante una exposición del Forte di Belvedere en 1972. En este caso, “Square Form with Cut” está trabajada por el procedimiento de la talla directa sobre mármol negro.

. “Elogio de la arquitectura II” (1972). Eduardo Chillida.

Durante la década de 1970, Eduardo Chillida realizó numerosas obras públicas, así como esculturas, para museos de todo el mundo. Sus esculturas dialogan con el entorno, convirtiéndose muchas de ellas en ser consideradas ya lugares emblemáticos. Para Chillida “lo que es de uno es casi de nadie”.  En “Elogio de la arquitectura II” se resume el deseo del artista de dar origen a construcciones dinámicas del espacio, ajenas a las tradicionales rigideces geométricas. Consigue este objetivo a través de sencillas estructuras de geometría en las que se recortan, horadan y se crean nuevos espacios.

 

. “La multiplicación del dodecaedro” (1974). Eusebio Sempere.

La producción escultórica de Eusebio Sempere, autor destacado dentro de la plástica española de la segunda mitad del siglo XX, está ligada a las corrientes óptico-cinéticas que dominaron el panorama internacional durante la década de los sesenta. Las esculturas de Sempere nacen de la experimentación con formas bidimensionales que crea en pintura. Esta obra está constituida por una serie de módulos tratados en tres dimensiones, en equilibrio sobre la base que los sustenta, y que aprovechan el reflejo del cromado.

–  Belén napolitano:

El belén napolitano de la colección Bartolomé March es el más importante de estas características que se puede contemplar en España. Nápoles, capital del reino del mismo nombre, populosa y riquísima en tradiciones, ha cultivado durante siglos la tradición de “Il presepe”. Durante el barroco se crearon belenes artificiosos, con multitud de figuras y ampulosos escenarios, que son auténticas obras de arte. Bartolomé March llegó a reunir más de dos mil piezas del siglo XVIII, que abarcan casi todos los personajes y escenas tradicionales.

 

– Sala del Libro:

La colección de la biblioteca del Palau March se ha debido a la pasión de Bartolomé March (1917 – 1988), hijo menor del financiero Juan March Ordinas, por los libros. La Biblioteca está especializada en temática balear, con fondos bibliográficos y documentales que abarcan desde el siglo XIV hasta nuestros días. Posee más de dos mil manuscritos (códices y series de documentos autógrafos) y sesenta mil volúmenes de libros, publicaciones periódicas, opúsculos y otros impresos.

~ by lostonsite on 17 julio, 2009.

España, Islas Baleares, Viajes

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: