header image
 

Cuando fotografías al Pueblo

DOROTHEA LANGE. LOS AÑOS DECISIVOS

Museo Coleccciones ICO
Del 3 de Junio al 26 de Julio de 2009

PHOTOESPAÑA 2009

DOROTHEA LANGE (1895 – 1965)
Nació en Nueva Jersey, Estados Unidos en 1895. A los 7 años padeció Poliomielitis, y como era usual en la época, recibió un tratamiento tardío que le hizo crecer con una constitución débil y deformaciones en los pies.

Estudió fotografía en Nueva York como alumna de Clarence Hudson White, de marcado carácter pictoralista e informalmente participó como aprendiz en numerosos estudios fotográficos como el del célebre Arnold Genthe. En 1918 se trasladó a San Francisco donde abrió un estudio. Vivió en la Bahia Berkeley por el resto de su vida. En 1920 se casó con el notable pintor Maynard Dixon con el cual tuvo dos hijos: Daniel, nacido en 1925 y John, nacido en 1928.

 

Con el comienzo de la Gran Depresión, Lange volvió el lente de sus cámaras de su estudio a las calles. Sus estudios de desempleados y gente sin hogar capturaron pronto la atención de fotógrafos locales, y de la administración federal, que la contrató para que retratase la problemática de la América Rural. En 1935 se divorcia de Dixon y se casa con Paul Schuster Taylor, profesor de economía de la Universidad de California. Taylor, forma a Lange en asuntos sociales y económicos y juntos hacen un documental sobre la pobreza rural y la explotación de los cultivadores y trabajadores inmigrantes por los siguientes seis años. Taylor hacía las entrevistas y recogía la información económica y Lange tomaba las fotos. Entre 1935 y 1939, Lange trabajó para departamentos oficiales siempre retratando en sus fotos al pobre y al marginal, especialmente campesinos, familias desplazadas e inmigrantes. Distribuidas sin costos a los periódicos nacionales, sus fotos se volvieron iconos de la era. El impacto de su fotografía se basó en mostrar la fuerza y necesidad de los obreros inmigrantes.

Al igual que Walker Evans, con quien comparte esa mirada concisa y digna, recorre el país trabajando para la Farm Security Administration, documentando la precaria situación en la que viven los aparceros. Se convierte así en testigo de esta época, pero a diferencia de Evans, sus personajes ganan en humanidad. Se acerca a ellos de manera casi amorosa, insuflándose un cierto halo de heroísmo. Su obra es testimonio de la imagen más trágica de América, testimonio por otro lado, lleno de compromiso, convencida de que sus imágenes podían ayudar a cambiar las cosas.

Su mirada huye de la sensiblería y de la dramatización, surge de un profundo sentimiento humano y de una conciencia social unida a una lucha incansable por la igualdad de la mujer.

La fotografía de Lange que quedó como su mayor clásico fue “Madre Migrante”. La mujer en la foto es Florence Owen Thompson, pero Lange aparentemente nunca supo su nombre. Florence Owens, una madre de 32 años con 7 hijos, vivía en una tienda de campaña y comía a base de guisantes helados y pájaros que cazaban los niños. El día que la conoció, acababan de vender las ruedas de su coche para poder comprar comida.
Lange la fotografió hasta seis veces. Siempre en la misma posición, pero en cada disparo de su cámara, Lange se acercaba un poco más a Florence y a sus hijos. Finalmente le realiza un retrato en primer plano junto con tres de sus hijos que se convertirá en la fotografía más conocida de Dorothea Lange. Dorothea describió así su encuentro: “Vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraída por un imán. No recuerdo cómo expliqué mi presencia o mi cámara, pero recuerdo que ella no me hizo preguntas. No le pedí su nombre o su historia. Ella me dijo su edad, que tenía 32 años. Me dijo que habían vivido de vegetales fríos de los alrededores y pájaros que los niños mataban. Acababa de vender las llantas de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada, reposando en la tienda con sus niños abrazados a ella y parecía saber que mi fotografía podría ayudarla, y entonces me ayudó. Había una cierta equidad en esto.

En 1941, Lange recibió el premio Guggenheim Fellowship por la excelencia en fotografía. Después del ataque de Pearl Harbor, dio su prestigio para registrar la fuerza de la evacuación de los japoneses estadounidenses (Nisei) en los campos de concentración del occidente del país. Cubrió todos los actos de reubicación de los japoneses, su evacuación temporal en centros de reunión y los primeros campos permanentes. Para muchos observadores, sus fotografías de muchachas japonesas estadounidenses presentando honor a la bandera antes de ser enviadas a campos de concentración es un recuerdo de las políticas de detención de personas sin ningún cargo criminal y sin derecho a defenderse. Sus imágenes fueron tan obviamente críticas que el Ejército las embargó. Actualmente, sin embargo, las fotografías están disponibles y son de acceso público.

En 1952, Lange fue la cofundadora de la revista Aperture. En las dos últimas décadas de su vida, su salud fue bastante pobre. Sufrió de problemas gástricos, úlceras y los síndromes post-poliomielitis, muriendo finalmente a la edad de 70 años.

~ by lostonsite on 14 julio, 2009.

Arte, Exposiciones

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: