header image
 

Cuando se tesela un mapa

MADABA. IGLESIA DE SAN JORGE

Madaba, la ciudad de los mil mosaicos, domina una superficie muy fértil, por lo que fue disputada por muchas civilizaciones que se asentaron en esta región. Fue conocida como Medeba en el reino de Moab, antes de que llegaran los nómadas nabateos. Durante la romanización a cargo de los ejércitos de Trajano (año 106), y los de Diocleciano (siglo III), Madaba fue martirizada por ser un foco importante de cristianos, hasta que el cristianismo se convirtió en religión oficial durante el mandato de Constantino el Grande (año 313). En el siglo V ya era diócesis, y sus obispos construyeron iglesias, basílicas, monasterios, adornados con mosaicos de gran maestría. Tan bellos eran estos mosaicos que ni los persas (614) ni los omeyas (636) destruyeron las iglesias bizantinas. Todo lo contrario, la convivencia religiosa y la promoción de los talleres artesanales de mosaicos fue la tónica durante el dominio árabe, hasta que en el año 749 la ciudad quedó destruida a consecuencia de un gran terremoto. Madaba permaneció en el olvido hasta que en el siglo XIX unas cuantas familias árabes cristianas llegaron y rescataron las iglesias y templos bizantinos. Algunos edificios se reconstruyeron y otros se reutilizaron.

En 1897, durante las obras de construcción de la iglesia greco ortodoxa de San Jorge, se descubrió el mosaico más famos0 de Jordania, el Mapa de Tierra Santa, conocido como mapa de Madaba. El mosaico permite conocer el arduo trabajo de los mosaiquistas, que con dos millones de teselas de colores trazaron el mapa de Palestina tal y como se conocía en el siglo VI. Llegó a medir 15 x 6 m. Los más de 150 nombres de ciudades, pueblos, ríos y montañas se escribieron en griego, lengua utilizada en la región por esta época. Se conoce su fecha de creación (en torno al año 560), ya que aparece una alusión a la «nueva iglesia de la Virgen» de Jerusalén, que Justiniano mandó construir en el año 543. Junto a Jerusalén, que ocupa la parte central y en la que se distinguen bien el Cardo Maximus atravesando la ciudad o sus murallas, otros lugares como Jericó, Belén, Gaza, Karak, las ciudades fenicias de Tiro y Sidón, el río Nilo y partes de Egipto pueden verse en lo que se conserva del mosaico (las dos terceras partes han desaparecido). Destaca también el río Jordán, repleto de peces que dan la vuelta cuando el cauce desemboca en el Mar Muerto.

~ by lostonsite on 5 noviembre, 2008.

Jordania, Viajes

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: