header image
 

Cuando la vida diaria va más allá

TUMBA DE MERERUKA. SAQQARA.

Mereruka (2343 a. C. – 2323 a. C.), perteneció a la Dinastía VI del Imperio Antiguo. Visir y gobernador de Menfis, se casó con la hija mayor del faraón Teti, la princesa Seshseshet.

La mastaba de Mereruka representa la más grande tumba del Imperio Antiguo, ocupando una superficie de 1000 metros cuadrados, dividida en 32 habitaciones, de las cuales 17 están reservadas a Mereruka, y las otras a su esposa y su hijo Meriteti. La entrada al complejo se sitúa en la cara sur, una posición inusual para una entrada a una tumba en ese tiempo, pero así se sitúa frente a la entrada de la pirámide de Teti. En las jambas de la entrada aparecen dos grabados con los retratos de Mereruka y su esposa.

Las primeras salas a las que se accede están dedicadas a Mereruka. No todas aparecen decoradas pues algunas estaban destinadas a almacén. En la primera cámara hay escenas de la caza del hipopótamo, y de aves en los pantanos. En la parte baja del muro de enfrente hay más escenas de pesca y de horticultura.

En la siguiente sala aparecen escenas de caza en el desierto con escenas de distintos oficios en la parte más baja. Entre estos oficios aparecen grabados de carpinteros, escultores, alfareros, joyeros, herreros…
Algunos de los joyeros son enanos, quienes tradicionalmente eran orfebres, y se representan soplando un tubo hacia el horno para incrementar la temperatura del metal fundido. También aparecen adutos de tamaño normal pesando, evaluando y registrando los metales preciosos.

En la siguiente estancia, Mereruka y sus parientes presiden la pesca y la preparación de la comida. Los escribas están realizando cuentas y un esclavo desleal está siendo azotado en el poste de castigo, aunque desafortunadamente los grabados en esta sala están muy dañados.

A la izquierda queda una habitación estrecha en la cual aparecen de nuevo grabados de escribas contando del número de reses, y hombres que llevan distintos animales, incluyendo gacelas. Mereruka está representado con su mujer recibiendo los productos de sus propiedades. Al final de la pared quedan algunos restos de cómo se alimentaban a las grullas.

Al final de la sala se sitúa una puerta que permite el acceso a una serie de habitaciones que están decoradas con escenas cotidianas similares. A la izquierda está la falsa puerta de Mereruka, con grabados de personas realizando ofrendas. Las otras cámaras de esta sección son almacenes sin decoración, o con algunos restos de grabados de ofrendas pero muy dañados.

En la parte occidental de la parte dedicada a Mereruka hay una cámara donde se abría el hueco de enterramiento y donde se encontró el sarcófago de cáliza. La momia fue destruída en la Antigüedad por los ladrones de tumbas, en busca de joyas en su cuerpo.

Se accede a la habitación principal de seis pilares. A la izquierda aparecen grabados sobre los ritos funerarios de Mereruka, cuyo ataúd es transportado por barco con su cortejo funerario, sacerdotes y bailarines hasta la tumba. En la pared norte Mereruka es llevado en una silla de manos, seguido por sus encargados, su familia, enanos y diversas mascotas, como perros y un mono. A la derecha se muestra acompañado por su mujer y su madre ante escenas de construcción de barcos y
cría de ganado, incluyendo la alimentación por la fuerza a hienas. En este interesante grabado, dos hombres forzando a una hiena a tragar trozos de carne, una práctica que evitaba que estos animales de caza comiesen lo que cazaban. Un profundo nicho contiene una estatua del dirunto, a tamaño real, ante una mesa de ofrendas. Una puerta situada hacia la derecha permite el acceso a la zona dedicada a Meriteti. Al otro lado de la puerta, Mereruka junto con su mujer y su madre observan a niños jugando a distintos juegos. Algunos niños están cazando pájaros, interviniendo en la recogida de higos o jugando a distintos juegos atléticos, mientras que las niñas están danzando.

Mereruka y su mujer también están representados el este, inmersos en diversas actividades, aunque la parte alta de los grabados se han perdido. Se muestran primero sentados con sus sirvientes detrás jugando a un juego parecido al actual ajedrez. Más allá, aparecen de nuevo sentados bajo sombrillas, observando escenas agrícolas, arando, trillando, transportando productos sobre burros, espadando el lino, amontonando gavillas… etc.

La parte de la tumba dedicada a Meriteti es menos interesante, y está principalmente decorada con escenas de ofrendas. En la habitación más larga está la falsa puerta de Meriteti, con su triple jamba y grabados del difunto ante una mesa de ofrendas.

En la zona dedicada a Seshseshet, también está decorada con típicas escenas de ofrendas, y a la princesa junto con su hijo pequeño. También tiene una falsa puerta, esta vez pintado con representaciones de fabricación de ropa o esterillas. Al final aparece un interesante grabado de la princesa con su hijo sobre un palanquin con forma de león. Es llevada por sirvientas y acompañada por otros hombres y mujeres, perrs y un mono.

~ by lostonsite on 2 noviembre, 2008.

Egipto, Viajes

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: