header image
 

Cuando la luz diseña las fachadas

OFICINAS DEL PARLAMENTO EUROPEO
Paseo de la Castellana, 46

Autores: José Antonio Corrales Gutiérrez y Ramón Vázquez Molezún
Año Proyecto / Construcción: 1972 / 1973-1975

El proyecto es el resultado de un concurso privado, convocado por la entidad bancaria original para la sede de sus oficinas principales, que posteriormente se modificó de acuerdo a nuevos criterios de la propiedad. Es un edificio lleno de innovaciones y a la vez de compromisos, tanto con su ubicación como con un momento cultural en que se debaten las recuperaciones históricas que propone una incipiente posmodernidad. Se proyectó según un criterio de aprovechamiento máximo de luz del día pero con protección solar de los huecos, agrupando los servicios, instalaciones y comunicaciones en los testeros para conseguir la máxima elasticidad en planta.

El sistema estructural, con soportes en fachada y gran forjado único de 15 metros de luz, trata de conseguir una diafanidad interior que se ve potenciada por la ubicación externa del aire acondicionado, canalizado por los antepechos de las plantas, procedente desde unas columnas verticales exentas, permitiendo la máxima altura y luz de los ventanales. La gran bóveda de cañón que cubre el edificio crea un ambiguo compromiso con el conjunto de grandes cúpulas y bóvedas del eje de la Castellana y, a la vez, con la imagen de un gran contenedor tecnológico, remarcado por el color rojo metalizado de la chapa que recubre las fachadas. Lamentablemente el cuerpo posterior de oficinas que acompañaba al edificio principal en el límite de la parcela de la calle Serrano ha desaparecido.

~ by lostonsite on 10 octubre, 2008.

Arquitectura, Edificios

Leave a Reply




 
A %d blogueros les gusta esto: